Aglaonema nitidum f. curtisii

Familia : Araceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 152.8 KB
Originaria de Malasia peninsular y las islas Lingga, el Aglaonema nitidum f. curtisii es también una planta de interior que ha dado origen a numerosos híbridos muy apreciados © Giuseppe Mazza

El Aglaonema nitidum f. curtisii (N.E.Br.) Nicolson (1968) es originario de los bosques húmedos de Malasia peninsular y del Archipiélago Lingga.

El nombre del género es la combinación de los términos griegos “aglaos” = brillante y “néma” = hilo, con probable referencia a los estambres brillantes; el nombre específico es el término en latín “nitidum” = brillante, mientras la forma toma el nombre de su recolector Charles Curtis (1853 -1928).

Herbácea perenne siempre-verde, forma un tallo erecto hasta 1-1.2 m de altura y de diámetro 1 a 3 cm. Con internados de cerca 1-2 cm; hojas sobre pecíolos largos 10-25 cm de elípticas a oblongas, terminadas en punta hacia el ápice, de 20-45 cm de largo y 10-15 cm de ancho, de color verde intenso brillante variegadas en gris - plateado a lo largo de las nervaduras laterales o irregularmente distribuidas.

Inflorescencias sobre pedúnculos largos 10-18 cm constituidas por una espata inicialmente verde pálido, cambiando al blanco sucesivamente, de 3-8 cm de largo y un espádice largo 4-7 cm con las flores femeninas ocupando la parte inferior por cerca de 1 cm, y las flores masculinas la parte restante. Los frutos son bayas ovoides blancas en su madurez.

Se reproduce por semilla, división, esqueje de punta o porciones de tallo.

La planta se cultiva al aire libre en las zonas de clima tropical y subtropical húmedo en posición sombreada, sobre sustratos orgánicos drenados, ligeramente ácidos o neutros, en otros climas se cultiva en maceta y coma tal es apreciada para la decoración de interiores por su fronda altamente ornamental y altura contenida, no superando normalmente el metro de altura.

Si bien tolera estar en la sombra, una posición luminosa, pero alejada del sol directo, exalta sus colores variegados.

El sustrato debe ser orgánico, con agregado de arena o perlita, poroso y bien drenado para evitar podredumbre en sus raíces. La temperatura debe mantenerse superior a los 14-16ºC, óptima alrededor de los 20-22ºC, sin bruscas variaciones.

Durante el período vegetativo los riegos deben ser regulares y el sustrato se debe mantener húmedo, durante el invierno los riegos se espacian, con mayor razón si las temperaturas se encuentran en el límite inferior, pero sin dejar secar completamente el sustrato.

Esta particular forma ha dado origen a numerosos híbridos muy apreciados para la decoración de interior.

Sinónimos: Aglaonema oblongifolium var. curtisii N.E.Br. (1897); Aglaonema nitidum f. cinereum Jervis (1980).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las aráceas y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/a-97-5_aglaonema_nitidum
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants