Allamanda blanchetii

Familia : Apocynaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 108.7 KB
La Allamanda blanchettii es una sarmentosa de 3 m cultivable, en hilera o como arbusto © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Brasil Nororiental (Alagoas, Bahia, Ceará, Maranhão, Paraiba, Pernambuco, Piauíe, Rio Grande do Norte y Sergipe), donde crece en la foresta seca conocida localmente como caatinga.

El género fue dedicado por Linneo al naturalista suizo Frederick-Louis Allamand (1736-1803) estudioso de la flora brasileña; la especie está dedicada a su recolector, el botánico y naturalista suizo Jacques Samuel Blanchet (1807-1875).

Nombres comunes: cherry allamanda, purple allamanda, purple trumpet flore, violet alamanda (inglés); alamanda-de-jacobina, alamanda-rosa, alamanda-roxa, quatra patacas (portugués-Brasil).

La Allamanda blanchetii A.DC. (1844) es un arbusto sarmentoso siempre verde de linfa lechosa, alto hasta cerca 3 m, con ramas jóvenes tomentosas y hojas coriáceas simples, sesiles, dispuestas en verticilo de 3-5, de oblongas a oblongo-elípticas con ápice en punta, de 5-11 cm de largo y 2,5-5,5 cm de ancho, de color verde superiormente, opaco inferiormente. Inflorescencias terminales o axilares cimosas llevando numerosas flores bisexuales, sobre un pedúnculo largo cerca 1 cm, que se abren en sucesión, con 5 sépalos pubescentes oblongos con ápice en punta, corola campanulada, de 6-9 cm de largo y 5-6,5 cm de diámetro, con 5 lóbulos redondeados parcialmente sobrepuestos, de color de rosa a púrpura rojizo, más intenso en la garganta. La especie es auto-incompatible, por lo tanto necesita polinización cruzada para fructificar.

Los frutos son folículos globosos y espinosos conteniendo numerosas semillas aplanadas dotadas de ala membranácea.

JPEG - 68.9 KB
La corola campanulada, larga 6-9 cm, es ancha 5-6,5 cm. Linfa tóxica pero virtudes medicinales © G. Mazza

Se reproduce por semilla, que germina en 3-6 semanas en sustrato orgánico, con agregado de arena o perlita para mejorar el drenaje, mantenido húmedo a 22-24 ºC de temperatura, y por esqueje y acodo.

Especie vigorosa y de veloz crecimiento, con floración prevalente en verano y otoño, de las cuales han sido seleccionadas numerosas variedades con colores de diversa tonalidad, muy apreciada y frecuentemente cultivada en los jardines tropicales y subtropicales; puede soportar descensos de temperatura hasta algún grado sobre 0 ºC sólo si es excepcional y por brevísimo período.

Requiere pleno sol, para florecer al máximo, o cuando más una ligera sombra, y suelos drenantes ácidos o neutros; los riegos deben ser regulares y abundantes, evitando los encharcamientos, a lo que es sensible, aunque si está bien enraizada soporta breves períodos de sequía, a menudo se injerta sobre Allamanda cathartica que tiene un aparato radical más resistente.

Puede ser cuidada como un cespo o adosada a una pared, útiles las podas, que se deben efectuar a fines de invierno inicio primavera, para un porte más compacto y una copiosa floración. Donde el clima no consiente la permanencia con continuidad al aire libre puede ser cultivada en maceta utilizando un sustrato aireado y drenante rico en sustancia orgánica, con regulares riegos y fertilizaciones durante los meses estivos, utilizando productos balanceados con microelementos, proteger en invierno en ambiente muy luminoso con temperaturas medianamente superiores a 16 ºC y manteniendo el sustrato apenas húmedo.

Las raíces y otras partes de la planta son utilizadas en la medicina tradicional para varias patologías. Todas las partes de la planta son tóxicas y la linfa puede provocar dermatitis y reacciones alérgicas a personas particularmente sensibles.

Sinónimos: Allamanda violacea Gardner (1844).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las APOCYNACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_A-399-2_Allamanda_blanchettii
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants