Amphiprion ocellaris

Familia : Pomacentridae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 42.1 KB
El Amphiprion ocellaris es muy similar al Amphiprion percula, pero con una distribución más amplia © G. Mazza

Universalmente conocido, el célebre Pez Payaso Falso Pércula o Pez Payaso Ocelado ( Amphiprion ocellaris - Cuvier, 1830 ) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con las aletas radiadas, al orden Perciformes, a la familia Pomacentridae y a la sub- familia de los peces payaso, los Amphiprioninae.

El nombre del género Amphiprion deriva del griego “amphi” = ”en ambos lados” y “priön” = sierra, dado que a ambos lados de la cabeza el preopérculo y el subopérculo muestran un margen dentado como una sierra.

El nombre específico ocellaris viene del latín “ocellus”=pequeño ojo, en referencia al dibujo de la caudal.

Zoogeografía

Habita en las aguas tropicales del Indopacífico, con una distribución más amplia que el Amphiprion percula pero con áreas a menudo superpuestas. Para dar una idea, lo encontramos en India, las islas Andamán, Tailandia, Malasia, Singapur, Indonesia, Palau, Filipinas, Taiwan, Nueva Guinea y Australia, hasta las Islas Salomón y Vanuatu.

Ecología-Hábitat

Vive en los primeros 15 m desde la superficie, donde se fijan las tres anémonas con las que establece simbiosis: Heteractis magnifica, Stichodactyla gigantea y Stichodactyla mertensii.

Morfofisiología

Por tamaño y aspecto es muy similar al Amphiprion percula. Se distingue de este por la aleta dorsal, que tiene de media un radio espinoso más, por los dibujos negros menos marcados o casi ausentes y por el cuerpo que es, en proporción, más alto.

La aleta dorsal presenta 10-11 radios espinosos más 13-17 blandos y la anal muestra 2 radios espinosos y 11-13 blandos, mientras que las pectorales, anchas y redondeadas, cuentan con 16-18 radios inermes. Las ventrales son más o menos redondeadas, como la caudal, que se convierte casi en truncada en los ejemplares más grandes y longevos. También aquí, sobre el color amarillo-anaranjado, resaltan tres largas bandas verticales blancas destinadas a romper el contorno del pez.

Etología-Biología Reproductiva

El Amphiprion ocellaris se alimenta de algas, copépodos, anfípodos y de todos los pequeños invertebrados y trozos de origen animal que quedan a su alcance. Como todos los peces payaso vive en simbiosis con anémonas de urticantes tentáculos y gracias a la mucosa que recubre sus escamas los jóvenes se convierten poco a poco en insensibles al veneno del huésped. Los tentáculos, mortales para otros peces, ofrecen de esta forma un lugar seguro para esconderse y se muestran como un buen repelente de depredadores.

JPEG - 77.7 KB
Se reproduce fácilmente en el acuario y los ejemplares en el mercado provienen de cría en cautividad © Giuseppe Mazza

A cambio, los peces payaso hacen la limpieza doméstica, eliminando los restos de alimento y los parásitos de la anémona, y ahuyentan a los peces que mordisquean los tentáculos.

Los peces payaso son territoriales y no dejan entrar en sus tierras ni a los congéneres. Los que pertenecen a su misma especie son solo aceptados de jóvenes, cuando son machos, dado que se trata de un pez hermafrodita prote- rándrico, que nace como macho y se transforma en hembra solo cuando envejece.

La jerarquía social es simple y rigurosa: el pez más grande del grupo es una hembra dominante. Le sigue por tamaño el cónyuge y los otros machos, más o menos tolerados, que esperan la muerte de la casera para subir en el escalafón.

Cuando esto ocurre, transcurrido el luto, el cónyuge que sobrevive se transforma en hembra y se emparejará con el macho más grande del grupo.

En su medio los huevos son pegados al pie de la anémona, en la roca bajo la casa.

El macho los fecunda y monta guardia, ventilándolos con las aletas hasta la eclosión, cuando las larvas son llevadas por las corrientes.

Si el acuario tiene los parámetros justos la reproducción en cautividad es bastante simple. Basta comprar dos peces jóvenes, que se convertirán automáticamente en macho y hembra, y una anémona a una de las tres especies citadas anteriormente.

Más difícil es alimentar a las larvas, que requieren atención continua. Deben ser aislados (lo mejor es recoger los huevos poco antes de la eclosión y ponerlos en un tanque aparte) y alimentarlos, a partir del segundo día de vida, tres veces al día con nauplius de Artemia salina. Pero antes de eso deben ser provistos, cada hora, de los organismos más pequeños disponibles en el mercado, que sirven para alimentar a las artemias, parando el filtro para no aspirarlos entre una suministración y otra.

Los supervivientes, a partir del quinto día están, por lo general, fuera de peligro. Con dos semanas de vida, terminada la metamorfosis, muestran dos bandas caras sobre el fondo naranja. A las tres semanas llegan casi el centímetro y tras 12 semanas muestran el mismo aspecto que los adultos. Un trabajo de especialista o, mejor dicho, de criador, dado que es una de las especies más requeridas en el mercado acuariológico.

En estado salvaje las poblaciones pueden duplicarse en 15 meses y tienen un índice de vulnerabilidad bajísimo: apenas 23 sobre una escala de 100.

Este pez encarna al personaje de Nemo en la película de animación "Buscando a Nemo" que ganó un Oscar en 2004 al mejor largometraje de animación y que reportó un beneficio de más de 900 millones de dólares a la Disney-Pixar.

Sinónimos

Amphiprion bicolor - Castelnau, 1873; Amphiprion melanurus - Cuvier, 1830.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_A-11-1_Amphiprion_ocellaris
_A-11-12_Amphiprion_ocellaris
_A-11-15_Amphiprion_ocellaris
_A-11-16_Amphiprion_ocellaris
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants