Archontophoenix alexandrae

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

   

JPEG - 156 KB
Habita en las forestas pluviales de Queensland nororiental, la Archontophoenix alexandrae supera los 25 m con un tronco ancho cerca 18 cm. Crecimiento rápido y gran valor ornamental y paisajístico © G. Mazza

La especie es originaria de Australia donde crece en Queensland nororiental en las forestas pluviales y pantanosas, desde el nivel del mar hasta cerca los1000 m de altitud.

El nombre del género es la combinación del sustantivo griego “ἄρχων, -οντος” (archon, -ontos) = alto magistrado y del nombre de la palma Phoenix; la especie está dedicada a la princesa Alessandra de Dinamarca (1844-1925), reina di Gran Bretaña e Irlanda (1901-1925).

Nombres comunes: Alexandra palm, king palm, northern Bangalow palm (inglés); palmier Alexandre (francés); palma Alejandra, palma real australiana (español); palmeira-da-rainha (portugués-Brasil).

La Archontophoenix alexandrae (F. Muell.) H.Wendl. & Drude (1875) es una especie monoica inerme con tronco solitario erecto, cilíndrico, ligeramente engrosado en la base, alto hasta más de 25 m con un diámetro de cerca 18 cm, de color verde en la parte más joven, gris en la parte más vieja, sobre el cual son visibles los marca de los anillos de las hojas caídas.

Las hojas son paripinnadas, largas 2,5-3,5 m, levemente arqueadas y con la parte terminal girando ligeramente alrededor del raquis, la base foliar envuelve enteramente el tronco en un largo de 60-90 cm formando una suerte de capitel tubular, apenas engrosado inferiormente, de color verde claro brillante. Las pínulas, en número de aproximadamente 80 por lado, son lineares con ápice acuminado, largas en la parte media hasta cerca 60 cm y anchas 3-5 cm, cercanas entre si y dispuestas regularmente sobre el raquis en un plano, de color verde intenso brillante superiormente, gris verdoso inferiormente por la presencia de microscópicas escamas gris plateado. Inflorescencias debajo de las hojas (infrafoliares), inicialmente encerrada en tres brácteas deciduas de color verde claro, en panoja, largas hasta 80 cm, de color blanco crema, proterandria (las flores masculinas maduran antes que las femeninas, lo que evita la autofecundación favoreciendo la fecundación cruzada), inicialmente erectas, luego péndulas en fruto, con cuatro órdenes de ramificación y flores unisexuales reunidas en grupo de tres (una flor femenina en medio de dos masculinas). Los frutos son ovoides, de 0,8-14 cm de largo y 0,6-1 cm de diámetro, de color rojo en su madurez, conteniendo una sola semilla; el mesocarpio presente un solo estrato de fibras planas largas 1 mm.

Se reproduce por semilla, previamente colocado en agua tibia por 3 días, en sustrato aireado y drenante mantenido húmedo a 24-26 ºC de temperatura, con tiempos de germinación de 1-3 meses; las primera hojita es bífida.

Especie de gran valor ornamental y paisajístico, como ejemplar aislado, en grupo o en hilera a los lados de calles y avenidas, de fácil cultivación y rápido crecimiento, ampliamente difundida en las regiones de clima tropical, subtropical y marginalmente y en las de templado cálido donde temperaturas apenas bajo 0 ºC son eventos raros y de breve duración.

JPEG - 227.9 KB
Particular de la inflorescencia, que alcanza los 80 cm, y de los frutos. La especie resiste el frío con descensos esporádicos y de breve duración debajo de los 0 ºC © Puccio

Requiere una exposición en pleno sol, o ligeramente sombreada en la fase juvenil, preferiblemente al reparo del viento y con elevada humedad ambiental, y no es particularmente exigente en cuanto al suelo, pero crece mejor en aquellos ricos y con amplia disponibilidad de agua en particular en los meses más cálidos. Ejemplares jóvenes pueden ser cultivados en maceta, en sustrato drenante rico en sustancia orgánica, para la decoración de interiores en posición muy luminosa.

Difiere de la Archontophoenix cunninghamiana en la parte inferior de las pínulas, que presenta un color gris verdoso y la nervadura central sin “ramenta” (minúsculas escamas marrones alargadas con los márgenes irregularmente dentados), y las inflorescencias de color blanco crema, y de la Archontophoenix tuckeri por las dimensiones inferiores de los frutos y por las presencia en el mesocarpio de un solo estrato de fibras, en vez de dos, de ancho inferior.

Sinónimos: Ptychosperma alexandrae F.Muell. (1865); Archontophoenix alexandrae var. schizanthera H.Wendl. & Drude (1875); Ptychosperma beatriceae F.Muell. (1882); Ptychosperma drudei H.Wendl. (1883); Saguaster drudei (H.Wendl.) Kuntze (1891); Jessenia glazioviana Dammer (1901); Archontophoenix beatriceae (F.Muell.) F.M.Bailey (1902); Archontophoenix alexandrae var. beatriceae (F.Muell.) C.T.White ex L.H.Bailey (1935).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/a-405-2_archontophoenix_alexandrae
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants