Arrojadoa rhodantha

Familia : Cactaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 90.5 KB
La Arrojadoa rhodantha tiene tallos de hasta 2 m de longitud con un diámetro de 4 cm. Flores y frutos llamativos pero teme al frío y la humedad en las raíces. Necesita semisombra y un perfecto drenaje © Giuseppe Mazza

La Arrojadoa rhodantha (Gürke) Britton & Rose (1920) es originaria de las zonas de clima tropical semiárido (caatinga) de Brasil oriental (estados de Bahía, Mina Gerais y Piauthy).

El género ha sido dedicado al Ingeniero brasileño Miguel Arrojado Lisboa (1872-1932) por sus exploraciones botánicas de las regiones semiáridas de Brasil en los inicios del siglo veinte; el nombre de la especie es la combinación de los téminos griegos “rhodon”= rosay “anthos” = flor, con obvia referencia.

Especie con tallos cilíndricos ramificados prevalentemente en la base, inicialmente erectos, luego postrados, hasta los 2 m de largo y de 2-4 cm de diámetro, con epidermis de color verde oscuro. Los tallos presentan costillas poco prominentes, en número variable de 10 a 20, con pequeñas areolas distantes entre ellas por no más de 1 cm provistas de espinas inicialmente de color amarillo a marrón, tendiendo al blanco con la edad. Las espinas centrales, en número de 5-6, son rígidas y largas hasta 3 cm, mientras las radiales, hasta 20, miden algo más de un cm.

Cada segmento al final del crecimiento produce en la cima un pseudocefalio con areolas provistas de lanosidad oscura y cerdas rojizas oscuras; de estas areolas apicales se desarrollan en grupos las flores diurnas, tubulares, largas hasta 4 cm y anchas 1,2 cm, cerosas y de color desde el rosa al rojo púrpura, con la parte inferior del tubo sin escamas. Al final de la floración el crecimiento puede recomenzar hasta la creación de un nuevo pseudocefalio, por lo tanto en la misma estación vegetativa pueden tener varias floraciones con las marcas circulares de los pseudocefalios que señalan el inicio y fin de cada segmento. Los frutos son oblongos, de cerca 2 cm de largo, de color rojo, terminando con el residuo seco de la flor, y contienen numerosas y pequeñas semillas negras. Se reproduce por semilla y esqueje.

Especie muy característica y de fácil cultivación si se tienen presentes las exigencias de las plantas que descienden de su hábitat natural, Prefiere una posición ligeramente sombreada y sustratos particularmente drenados y porosos, siendo muy susceptible a la podredumbre radical, que puede estar constituido por tierra común de jardín abonada y para la parte restante, en la misma medida, de arena de río y piedrecillas fragmentadas sin polvillo.

Es poco resistente a las bajas temperaturas, pudiendo soportar, seca y por breve período temperaturas cercanas a –1 ºC; su colocación ideal es al aire libre, donde el clima lo permite, y en jardines “desérticos” junto a otras xerófitas, de otro modo, se cultiva en macetas, preferiblemente pequeño y de terracota, con las mismas modalidades antes indicadas. En verano, durante el período vegetativo, se riega con regularidad, pero dejando secar completamente el sustrato entre riego y riego, en invierno se la debe dejar seca, y a temperaturas que no debieran descender debajo de los 10 ºC.

Para evitar el riesgo de podredumbre, es injertada sobre especies más resistentes, en particular Echinopsis spachiana u Opuntia tomentosa.

Sinónimos: Cereus rhodanthus Gürke (1908); Cephalocereus rhodanthus (Gürke) Werderm. (1932); Arrojadoa aureispina Buining & Brederoo (1972); Arrojadoa canudosensis Buining & Brederoo (1972); Arrojadoa theunisseniana Buining & Brederoo (1973); Arrojadoa horstiana P.Braun & G.Heimen (1981).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las CACTACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_A-113-2_Arrojadoa_aureispina
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants