Attalea butyracea

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 205.5 KB
La Attalea butyracea es una palma útil con gran valor paisajístico © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Bolivia, Brasil (Acre, Amazonas, Amapá, Distrito Federal de Brasilia, Goiás, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Pará, Roraima, Rondônia y Tocantins), Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México (Campeche, Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Veracruz), Panama, Perú, Trinidad-Tobago y Venezuela, donde vive ya sea en las forestas húmedas, a menudo a lo largo de la costa de los ríos, que en las sabanas y áreas degradadas semi áridas, donde casi siempre es la especie dominante, especialmente en bajas altitudes.

El nombre del género recuerda a Àttalos III (ca. 170 a.C.–133 a.C.) rey de Pérgamo; el nombre de la especie es el adjetivo latino “butyraceus, a, um” = burroso, oleoso, da “butyrum” = manteca, con referencia a las semillas aceitosas.

Nombres comunes: American oil palm, rooster-tail palm, yagua palm (inglés); aricuri, jaci (portugués-Brasil); canambo, coquito, corozo, corozo de puerco, coyol real, palla, palma de agua, palma de vino, palma real, yagua (español).

La Attalea butyracea (Mutis ex L.f.) Wess.Boer (1988) es una especie monoica de tronco único, alto hasta cerca 20 m con un diámetro de 20-40 cm, de color gris oscuro recubierto en la parte más joven por las viejas hojas. Hojas pinadas largas hasta 9 m con base foliar provista en los márgenes de robustas fibras rígidas, pecíolo corto o ausente, pínulas lineares, largas hasta 1,5 m en la parte central y anchas cerca 6 cm, de color verde vivo superiormente, verde pálido inferiormente, regularmente distribuidas a lo largo del raquis sobre un mismo plano y dispuestas verticalmente en la segunda mitad de la hoja.

Inflorescencias entre las hojas encerrada inicialmente en una espata persistente leñosa larga hasta cerca 2 m, erectas, péndulas en fruto, ramificadas, largas hasta cerca 1,3 m, llevando o sólo flores masculinas o con flores femeninas en la base y flores masculinas en el ápice. Flores masculinas color verde claro con tres sépalos, tres pétalos, largos cerca 1,5 cm y 6 estambres, flores femeninas color crema oscuro largas cerca 2 cm. Las flores emanan un penetrante olor.

Los frutos son ovoides y elipsoidales con ápice en punta, de 5-10 cm de largo y 3-4,5 cm de diámetro, de color amarillo, naranja o marrón en su madurez, conteniendo 1-3 semillas blancuzcas, de 3-5 cm de largo y 0,6-1,4 cm de diámetro, conteniendo 50-60% de aceite. Se reproduce por semilla, quitándole los residuos del fruto, sembradas a una profundidad de cerca 5 cm, a 26-28 ºC de temperatura; la germinación se produce en 4-5 meses.

Especie imponente y entre las más difundidas en América tropical, cultivable en las zonas de clima tropical y subtropical, puede resistir de adulta esporádicos, y por brevísimo período, descensos de temperatura alrededor de 0 ºC. Requiere pleno sol, disponibilidad de agua y no es particularmente exigente en cuanto al suelo. De gran valor paisajístico, pero raramente empleado, utilizado aislado, en grupo o en hilera en grandes parques o jardines.

JPEG - 139.2 KB
La pulpa amarilla de los frutos, largos 5-10 cm es una importante fuente de sustento para los abirígenes. Del endosperma se obtiene un aceite comestible © Charles Brewer Carias

Las hojas son utilizadas por las poblaciones locales como cobertura de las habitaciones rurales y para fabricar sombreros, bolsas, escobas y otros objetos artesanales, del endosperma se obtiene un aceite comestible, pero la particular dureza del endocarpio es un obstáculo para su extracción a nivel comercial, los frutos son utilizados en la alimentación animal y la yema apical (corazón de palma) es muy apreciada y ocasionalmente consumida, pero esto ocasiona la muerte de la planta.

Sinónimos: Cocos butyracea Mutis ex L.f. (1782); Attalea gomphococca Mart. (1845); Scheelea macrocarpa H.Karst. (1857); Scheelea regia H.Karst. (1857); Attalea humboldtiana Spruce (1869); Scheelea butyracea (Mutis ex L.f.) H.Karst. ex H.Wendl. (1878); Attalea wallisii Huber (1906); Scheelea gomphococca (Mart.) Burret (1929); Scheelea humboldtiana (Spruce) Burret (1929); Scheelea passargei Burret (1929); Scheelea wallisii (Huber) Burre (1929); Scheelea dryanderae Burret (1934); Scheelea excelsa H.Karst. (1857); Attalea macrocarpa (H.Karst.) Wess.Boer (1988); Attalea pycnocarpa Wess.Boer (1988).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_A-385-1_Attalea_butyracea
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants