Attalea insignis

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 239 KB
Poco cultivada en los trópicos, la Attalea insignis proviene de la foresta pluvial amazónica © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, donde crece en las forestas pluviales de la región amazónica en zonas periódicamente sumergidas.

El nombre del género recuerda Àttalos III (ca. 170 a.C. - 133 a.C. ) rey de Pergamo, estudioso de medicina y botánica; el nombre de la especie es el término en latín “insignis” = insigne, notable, con obvia referencia.

Nombres comunes: palha de flecha (portugués); chapajo, cocorite, contillo, yagua, palma real, tàparo (español).

La Attalea insignis (Mart.) Drude (1897) es una especie monoica, de tallo subterráneo, o poco emergente, revestido desde la base con las viejas hojas; estas son pinnadas, largas cerca 3-7 m, sobre un pecíolo largo 1,5-3 m.

Las pínnulas, de color verde claro brillante superiormente, ligeramente más pálidas en su cara inferior, tienen la nervadura central particularmente prominente y son largas hasta 1 m en la zona central y anchas 2-4 cm. Las pínnulas están dispuestas en grupos de 2-6 a lo largo del raquis y dirigidas en diversas direcciones, dando a la hoja un aspecto plumoso; las pínnulas apicales normalmente están unidas en los ápices.

Las inflorescencias nacen entre las hojas sobre un largo pedúnculo, inicialmente erectas, luego péndulas por el peso de los frutos, son largas cerca 0,8 m, y constituidas por un eje central (raquide) desde donde parten numerosas ramas floríferas laterales sosteniendo a las flores, de color amarillo claro, sólo masculinas o femeninas, en número de 1-4, en la base, y masculinas en la parte restante.

Los frutos son oblongos o elipsoidales con ápice en punta, largos cerca 7 cm con un diámetro de 4 cm, de color marrón, conteniendo 2-3 semillas. Se reproduce por semilla que germina en 2-4 meses con temperatura de 24-28 ºC.

Especie esencialmente tropical por sus exigencias, requiere pleno sol o ligera sombra y suelos constantemente húmedos, también sumergidos por largos períodos del año.

Poco cultivada fuera de las zonas de origen, está presente casi exclusivamente en jardines y jardines botánicos y colecciones de apasionados, si bien la planta, con sus largas hojas que parecen nacer desde el terreno, merecería una mayor difusión.

Bastante difundida en algunas zonas de la Amazonia, tiene una importancia relativamente menor, respecto a otras palmeras, en la vida de las poblaciones indígenas; algunas tribus consumen los frutos maduros y usan a las hojas como cobertura para las habitaciones y para fabricar esteras; el pecíolo y el raquis de las hojas se utilizaban para construir cerbatanas y flechitas.

En la Amazonia peruana algunas tribus se nutren con las larvas de un coleóptero presente en los tallos en descomposición y en los frutos, a quienes le a tribuyen, además de la importancia alimenticia, también virtudes medicinales.

Sinónimos: Maximiliana insignis Mart. (1826); Scheelea insignis (Mart.) H.Karst. (1857); Scheelea attaleoides H.Karst. (1857); Englerophoenix insignis (Mart.) Kuntze (1898); Attalea goeldiana Huber (1906); Scheelea goeldiana (Huber) Burret (1929).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_A-380-1_Attalea_insignis
_A-380-2_Attalea_insignis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants