Bactris major

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Laura María Barroso Rodríguez

 

 

JPEG - 283.3 KB
Nativa de América tropical, Bactris major forma densas matas que alcanzan los 10 m de altura © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Belice, Bolivia, Brasil septentrional y centro-occidental, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Guayana Francesa, Honduras, Méjico meridional, Nicaragua, Panamá, Perú, Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela, países donde vive sobre todo a lo largo del área costera del Atlántico y el Pacífico, tanto en bosques como en espacios abiertos, húmedos o estacionalmente secos, a menudo en los márgenes de cursos de agua, en altitudes bajas.

El nombre genérico procede del nombre griego “βάκτρον” (bactron) = palo, soporte, haciendo referencia al uso de los tallos de algunas especies pertenecientes a este género como bastones; el nombre específico es el comparativo del adjetivo latino “magnus” = grande.

Nombres comunes: beach palm, lata palm, prickly palm (en inglés); beach spiny clubpalm, biscoyol, black roseau, cocano boy, hones, palma de espina (Belice); marayáu (Bolivia); marajá-açù, mumbaca, tucum-mirim (Brasil); corozo de gallina, lata (Colombia); huiscoyol, viscoyol (Costa Rica); guyscoyol (El Salvador); zagrinette (Guayana Francesa); bordón, jahuacté (Méjico); coyolito (Nicaragua); caña brava, palma negra, uvito, uvito de parra (Panamá); yarina (Perú); kaw-maka, samoera (Surinam); corozo de marea, cubarro, cucurito (Venezuela).

La Bactris major Jacq. (1781) es una especie monoica que forma densas matas con tallos erectos o ligeramente doblados, de entre 2 y 10 m de altura y de 2 a 6 cm de diámetro, recubiertos por las bases de las hojas, dotadas de espinas negruzcas de más de 10 cm de largo, excepto en las partes más viejas, que son lisas y de color verde oscuro, con prominentes y blanquecinos anillos de cicatrices foliares separados entre 12 y 25 cm.

Las hojas, con un peciolo de entre 0,3 y 1 m, son pinnadas, de 0,8 a 2,2 m de largo, y tienen de 24 a 46 pares de pínnulas oblongo-lineares dispuestas regularmente a lo largo del raquis y en un mismo plano, con entre 25 y 60 cm de largo y de 1 a 3 cm de ancho, con el margen provisto de pequeñas espinas o púas. El peciolo y el raquis están cubiertos por espinas cortas intercaladas con algunas espinas marrones o negras, de 1 a 6 cm de largo, excepto en la base del peciolo donde sobrepasan los 10 cm.

Inflorescencias ramificadas entre las hojas (interfoliares) inicialmente encerradas en una espata espinosa, semilignificada y persistente en el fruto, de 35 a 60 cm de largo, con flores unisexuales amarillo-verdosas usualmente estructuradas en tríadas (una flor femenina en medio de dos masculinas); la flor femenina madura antes que las masculinas, por lo que se favorece la polinización cruzada.

JPEG - 296.1 KB
De espinas abundantes pero fruto comestible. Usada como ornamental y cercados impenetrables © Giuseppe Mazza

Los frutos son entre ovoides y elípticos, de 2,5 a 4,5 cm de largo y de 1,5 a 3 cm de diámetro, comestibles, de color púrpura oscuro en la maduración y contienen generalmente una sola semilla.

Se reproduce por semillas, en suelos con buen drenaje ricos en materia orgánica, manteniendo la humedad constante a temperaturas de entre 26 y 28 ºC, con tiempo de germinación bastante largo, incluso de más de un año, y por división.

Ampliamente difundida en la naturaleza, pero poco cultivada, presenta, además de robustas espinas, un potencial ornamental considerable como grupo aislado o formando impenetrables barreras en parques y jardines, exclusivamente en zonas tropicales y subtropicales, sin soportar temperaturas cercanas a los 0ºC, teniendo cuidado de mantenerlos lejos de zonas de paso y áreas de descanso.

Requiere mucha luz o sombra ligera, y suelos que drenen bien, preferiblemente arenosos, con amplia disponibilidad de agua. El fruto, de pulpa amarillenta, jugoso y de sabor ligeramente ácido, es ampliamente consumido por las poblaciones locales y son tomados como fruta fresca o como bebidas fermentadas. Los tallos son usados como palos para cercados, en coberturas, junto con las hojas, de refugios permanentes o provisionales y para la fabricación de cestas; debido a su resistencia mecánica, flexibilidad y apariencia, podrían incluso emplearse con buenos resultados, privados de sus espinas y pulidos, para la elaboración de muebles y artesanías.

Sinónimos: Palma zagueneti Aubl. (1775); Bactris ovata Stokes (1812); Bactris chaetorhachis Mart. (1844); Bactris demerarana L.H.Bailey (1949); Bactris minax Miq. (1851); Augustinea major (Jacq.) H.Karst. (1857); Augustinea balanoidea Oerst. (1859); Augustinea ovata Oerst. (1859); Bactris cruegeriana Griseb. (1864); Pyrenoglyphis balanoidea (Oerst.) H.Karst. (1869); Pyrenoglyphis major (Jacq.) H.Karst. (1869); Pyrenoglyphis ovata (Oerst.) H.Karst. (1869); Bactris balanoidea (Oerst.) H.Wendl. (1878); Bactris ovata (Oerst.) H.Wendl. (1878); Bactris megalocarpa Trail ex Thurn (1882); Bactris ottostaffeana Barb. Rodr. (1907); Bactris ottostapfiana Barb.Rodr. (1907); Bactris augustinea L.H.Bailey (1933); Bactris superior L.H.Bailey (1933); Pyrenoglyphis chaetorhachis (Mart.) Burret (1934); Pyrenoglyphis ottostapfiana (Barb.Rodr.) Burret (1934); Pyrenoglyphis superior (L.H.Bailey) Burret (1934); Bactris albonotata L.H.Bailey (1947); Bactris beata L.H.Bailey (1947); Bactris broadwayi L.H.Bailey (1947); Bactris cateri L.H.Bailey (1947); Bactris ellipsoidalis L.H.Bailey (1947); Bactris obovoidea L.H.Bailey (1947); Bactris planifolia L.H.Bailey (1947); Bactris swabeyi L.H.Bailey (1947); Pyrenoglyphis cruegeriana (Griseb.) H.Karst. (1969); Bactris major var. megalocarpa (Trail ex Thurn) A.J.Hend. (1995).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/b-200-2_bactris_maior
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants