Bactris plumeriana

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 349.7 KB
Originaria de La Española, Bactris plumeriana es una especie monoica con tallos de 4-10 m de altura y 8-12 cm de diámetro. Los frutos, ricos en aceite, son localmente usados en alimentación animal, sobre todo de los cerdos, y el tallo de la planta juega un papel predominante en los ritos de vudú © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de La Española, donde vive en las selvas y áreas abiertas desde el nivel del mar hasta altitudes bajas o bajas-medias.

El nombre genérico deriva del sustantivo griego “βάκτρον” (bactron) = bastón, sostén, en referencia al uso de los tallos de algunas especies pertenecientes a este género como bastones; mientras que el epíteto específico está dedicado al botánico y naturalista francés Charles Plumier (1646-1704), que contribuyó de manera considerable al conocimiento de la flora americana.

Nombres comunes: prickly pole (inglés); coco macao, coco macaque, ti-croco (Haití); catey, cocomacao, palma de catey (República Dominicana).

La Bactris plumeriana Mart. (1844) es una especie monoica generalmente cespitosa con tallos de entre 4 y 10 m de altura y de 8 a 12 cm de diámetro densamente recubiertos, excepto en las partes más viejos, por anillos de espinas negruzcas de diversa longitud y orientadas en distintas direcciones, intercaladas con las marcas anulares dejadas por la unión de las hojas ya caídas. Las hojas, sobre un peciolo de entre 30 y 80 cm de largo surcado por tres filas de espinas negras, son pinnadas, ligeramente curvadas, de entre 1 y 2,5 m de longitud con entre 50 y 70 parejas de foliolos lineares con ápice irregularmente bífido y márgenes espinosos, de entre 40 y 70 cm de longitud en la parte media y de 2 a 4 cm de anchura, de color verde intenso brillante, dispuestas irregularmente y en planos distintos a lo largo del raquis, que también es espinoso.

Las inflorescencias, espinosas, brotan entre las hojas (interfoliares), inicialmente encerradas en una espata negruzca y densamente espinosa, semileñosa y persistente aun fructificada, con ramificaciones de primer orden que portan flores unisexuales blanquecinas dispuestas a lo largo de las raquillas en tríadas (una flor femenina entre dos masculinas) irregularmente intercaladas por flores masculinas solitarias o en pareja. Las inflorescencias presentan el fenómeno de la proteroginia (los órganos femeninos maduran antes que los masculinos), lo que favorece la fecundación cruzada. Los frutos son globosos, de entre 1 y 1,5 cm de diámetro, de color rojo anaranjado en su madurez, que contienen una sola semilla.

Se reproduce por semilla, previamente limpiada y sumergida en agua durante dos días, en sustrato drenante mantenido húmedo a una temperatura de entre 26 y 28 ºC, con un tiempo de germinación que va de los 3 a los 4 meses; y también puede hacerse por división.

Se trata de una especie con una copa especialmente elegante, pero poco usada como ornamental por la presencia de las largas espinas a lo largo del tallo y las hojas, lo que impone una colocación lejana de zonas de paso y descanso. Requiere un clima tropical o subtropical, ya que no soporta temperaturas próximas a 0 ºC a menos que sean excepcionales y de muy corta duración, una posición en pleno sol, excepto durante la fase inicial de crecimiento, cuando requiere de una sombra parcial, y no es especialmente exigente en lo que respecta al suelo. Los frutos, ricos en aceite, son localmente empleados para la alimentación animal, sobre todo de los cerdos, y, por último, esta planta, especialmente su tallo, juega un papel predominante en los ritos del vudú.

Sinónimos: Palma gracilis Mill. (1768); Bactris chaetophylla Mart. (1844).

 

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/b-234-1_bactris_plumeriana
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants