Bauhinia semibifida

Familia : Leguminosae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

   

La especie es originaria de Brunei, Filipinas, India, Indonesia, Kalimantan, Malaysia Peninsular, Sabah, Sarawak, Singapur, Sulawesi y Sumatra donde vive en los bosques en las márgenes de los claros o trepada sobre los árboles hasta cubrir la copa, desde el nivel del mar hasta altitudes montañosas.

El género está dedicado a los hermanos Jean (1541–1613) y Gaspard (1560–1624) Bauhin, botánicos suizo, por las hojas bilobadas; el nombre de la especie es la combinación del prefijo latino “semi”= mitad y el adjetivo “bifidus, a, um” = bífido, con referencia a la forma de la hoja.

Nombres comunes: akar tempela, andor si bola, andor sibola ringring, daun bedaub, daup-daup, kaba (Borneo).

La Bauhinia semibifida Roxb. (1832) es un arbusto sarmentoso perenne siempreverde, bastante variable, que puede superar 9 m de largo, con tallos que en la base puede alcanzar 10-15 cm de diámetro, provisto de cirrus simples, leñosos y persistentes, con los cuales se agarra a los soportes; las ramas jóvenes son recubiertos por un tomento ferrugíneo.

Las hojas, sobre un pecíolo largo 2,5 cm, son alternas, bilobadas con lóbulos oblongo-lineares con ápice obtuso, largas 5-10 cm y anchas 4-8 cm, de color naranja cuando joven, luego verde superiormente, gris verde inferiormente con un fino tomento marrón-naranja en la base y a lo largo de las nervaduras.

Las inflorescencias, sobre un pedúnculo largo cerca 4 cm, son racimos terminales erectos, largos hasta 20 cm, llevando numerosas flores hermafroditas blancas tendiendo al amarillo pálido, olorosas, que se abren en sucesión desde abajo.

JPEG - 309.7 KB
La Bauhinia semibifida es una especie sarmentosa siempreverde de Asia tropical con sólidos zarcillos y tallos leñosos que pueden alcanzar los 9 m de largo y 10-15 cm de diámetro en la base. Las flores tienen una abertura en la base del estilo, bien visible en el detalle de la derecha, que ofrece hospitalidad a numerosas hormigas, felices de encontrar al mismo tiempo alimento y resguardo. Las raíces pulverizadas se usan en la medicina tradicional de varias culturas para aliviar el cansancio © Giuseppe Mazza

Cáliz tubular dilatado en la base, largo 0,6-1 cm, con 5 lóbulos oblongo-lineares, retroflexos, caducos, de 2-2,5 cm de largo y 0,4 cm de ancho, corola formada por 5 pétalos oblongos unguicolados (pétalos con la base largamente estrecha similar a un tallo), largos cerca 2,5 cm y anchos 1-1,5 cm, 3 filamentos fértiles, blancos, largos 2,5-3 cm, con anteras oblongas de 1,2 cm de largo, y dos estériles pequeños y filiformes, estilo robusto con estigma peltado discoide de cerca 0,6 cm de diámetro; pedúnculo, raquis, pecíolos y superficie externa del cáliz están recubiertos por un tomento color herrumbre

Las flores tienen una apertura en la base del estilo que da una hospitalidad a numerosas hormigas. Los frutos, producidos raramente, son legumbres oblongos de color pardo, de 10-20 cm de largo y 3-4 cm de ancho, dehiscentes en manera explosiva, con 4-5 semillas redondeadas, planas, de cerca 1,2 cm de diámetro. Se reproduce por semilla, preventivamente sumergido en agua tibia por dos días, en sustrato orgánico aireado y drenante mantenido húmedo a 22-24 ºC de temperatura, por esqueje y acodo aéreo. Especie muy difundida en las áreas de origen, pero poco conocido fuera de ella, no obstante las indudables características ornamentales del follaje y de las inflorescencias de larga duración. Utilizable en las zonas de clima tropical y subtropical con temperaturas y humedad elevadas y constantes todo el año, en pleno sol y sobre suelos bien drenados y fértiles, para recubrir vallas, enrejados y pérgolas, con regulares podas para mantener un porte compacto. Cultivable también en grandes contenedores, en sustrato orgánico con agregado de arena silícea o perlita en una 30%, para ser reparada en climas menos favorables en invernaderos o jardines de invierno en posición muy luminosa, con valores mínimos de temperatura no inferiores a 15 ºC. Los riegos deben ser regulares, pero sin encharcamientos, y las fertilizaciones, en primavera-verano, efectuadas con productos balanceados con microelementos.

Las raíces pulverizadas son utilizadas en la medicina tradicional de alguna poblaciones para aliviar la fatiga.

Sinónimos: Bauhinia borneensis Merr. (1916); Phanera semibifida (Roxb.) Benth. (1852); Phanera sumatrana Miq.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las LEGUMINOSAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/b-182-1_bauhinia_semibifida-2
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants