Bothus podas

Familia : Bothidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 182.1 KB
Una hembra de Podas (Bothus podas). Los ojos están cercanos entre sí y la forma es redondeada © G. Mazza

El Podas o Tapaculo ( Bothus podas - Delaroche, 1809 ), pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden Pleuronectiformes y a la familia de los Bothidae.

El nombre del género “bothus”, según el contemporáneo Rafinesque (1810) que lo creó, es aquel que a su parecer Aristóteles daba a este grupo de peces. Pero “bothus” no parece un nombre griego, y no existe una clara relación con Aristóteles. Por el contrario, en otras lenguas europeas, a partir del S. XIII, se encuentran las raíces “bot, both, bott” para hacer referencia a los peces planos y probablemente por ello, sin mala intención, Rafinesque lo atribuyó a Aristóteles.

El nombre específico viene del griego “podas”=pie, en referencia quizás a la forma del animal.

Zoogeografía

El podas está presente en todo el Mediterráneo a excepción del mar Negro. Sus efectivos son escasos, no obstante, en las costas orientales desde Libia hasta Grecia. Pasado el estrecho de Gibraltar lo encontramos solo hacia el sur. Bordea África hasta Angola, tras haber colonizado las islas Azores, Madeira, las Canarias y Cabo Verde.

Ecología-Hábitat

Es un pez que vive generalmente a pocos metros de profundidad en las inmediaciones de la costa, pero que, especialmente en el invierno, cuando el frío arrecia, puede descender hasta los 400 m. Le gustan los fondos arenosos o de grava, sobre los que se posa, imitándolos a la perfección. Un clásico ejemplo de homocromía.

Morfofisiología

El podas puede alcanzar los 45 cm de longitud, pero en el Mediterráneo rara vez supera los 20 cm.

El cuerpo es oval, con ambos ojos sobre el costado izquierdo. Los de la hembra están uno al lado del otro, mientras que en los machos están separadas por entre 2 y 2,5 veces el diámetro ocular máximo, con el izquierdo en posición delantera, precedido por una pequeña espina. Visto desde arriba el perfil de la hembra es más redondeado, también por los enormes ovarios.

JPEG - 133.5 KB
Un joven visto de lado. Mira a su alrededor y después reconstruye los colores y motivos circundantes © G. Mazza

La aleta pectoral, colocada sobre el lado ciego, que toca el suelo, es más pequeña que la del costado superior. Es en cualquier caso evidente que el movimiento ondeante de los adultos es debido sobre todo a la cola y las aletas dorsales y ventrales. Los podas se cansan pronto al nadar pero, paso a paso, con adecuadas pausas para el reposo, llegan a efectuar pequeñas migraciones, por ejemplo hacia los lugares más idóneos para la puesta de huevos.

La boca es pequeña, con minúsculos dientes, finos pero puntiagudos, dispuestos en 2-3 filas en las mandíbulas, pero no sobre el vómer.

El color del lado visible, que no mira hacia el suelo, cambia increíblemente según la naturaleza del fondo mediante el trabajo de los cromatóforos que, además de dilatar o contraer los pigmentos, contienen cristales de guanina, que descomponen la luz con distintos efectos según la inclinación. Los ojos, elevados como periscopios, miran bien en derredor, y el cerebro da las órdenes necesarias para reconstruir el paisaje. De esta forma, aunque en conjunto es generalmente de color gris-sepia con manchas claras y oscuras estas pueden cambiar de forma y color, a veces azuladas, a veces verdosas e, incluso, rojizas.

Etología-Biología Reproductiva

El podas se alimenta principalmente de invertebrados, por lo general pequeños moluscos y crustáceos, pero también de pececillos que caza por emboscada. Se reproduce entre mayo y agosto. Los huevos, liberados a millares en las zonas más propicias para la nutrición de las larvas, son plantónicos. Van a la deriva y eclosionan tras un par de semanas. Cuando los pequeños miden alrededor de los 5 cm inician la metamorfosis. La cabeza se tuerce mientras el ojo derecho migra hacia el flanco izquierdo (en otras especies como los lenguados y las platijas ocurre al revés) y desaparece la vejiga natatoria, presente en las larvas, incómoda e inútil para la vida en los fondos.

Aunque por su modesta talla el podas no es frecuentemente pescado, la especie es relativamente vulnerable porque para duplicar su población necesitan entre 4,5 y 14 años. Su índice de vulnerabilidad es de 55 sobre 100.

Sinónimos

Bothus africanus - Nielsen, 1961; Bothus diaphanus - Rafinesque, 1814; Bothus podas africanus - Nielsen, 1961; Bothus podas maderiensis - Lowe, 1834; Bothus podas podas - Delaroche, 1809; Peloria heckelii - Cocco, 1844; Platophrys podas - Delaroche, 1809; Pleuronectes podas - Delaroche, 1809; Rhomboidichthys podas - Delaroche, 1809; Rhombus gesneri - Risso, 1827; Rhombus heterophthalmus - Bennett, 1831; Rhombus maderensis - Lowe, 1834; Rhombus serratus - Valenciennes, 1839; Solea rhomboide - Rafinesque, 1810.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_R-16-4_Bothus_podas
_R-16-5_Bothus_podas
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants