Bulbophyllum grandiflorum

Familia : Orchidaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 60.8 KB
Las grandes flores solitarias del Bulbophyllum grandiflorum tienen una forma insólita, muy apreciada © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de las Islas Molucas, Islas Salomón, Malasia Peninsular, Nueva Guinea, Sulawesi y Sumatra, donde vive en las forestas pluviales hasta cerca 800 m de altitud.

El nombre del género es la combinación de los términos griegos “bulbos” = bulbo y “phyllon” = hoja, con referencia a las hojas que crecen en el ápice de los pseudobulbos; el nombre de la especie es la combinación de los términos larinos “grandis” = grande y “flos,-oris” = flor, con obvia referencia.

El Bulbophyllum grandiflorum Blume (1849) es una especie con pseudobulbos ovoides, distanciados 2-3 cm sobre un rizoma rastrero, largos 3-5 cm, que llevan en el ápice una única hoja ovada, coriácea, larga 12-15 cm y ancha 4-5 cm.

Flores solitarias de color amarillo verduzco a bronce claro, grandes 10-15 cm, desde la base del pseudobulbo sobre un pedúnculo erecto o arqueado, con 2-4 brácteas tubulares, largas hasta 25 cm. Los sépalos son la parte más llamativa de la flor, el sépalo superior es ovado-elíptico, largo 7-8 cm, recurvo hacia delante con márgenes laterales retroflexos y numerosas manchas blancuzcas semi transparentes, los laterales son oblongos, retorcidos, largos 6-10 cm. Los pétalos, triangulares, son de dimensión reducida tanto como para ser casi invisibles, el minúsculo labelo trilobado es móvil y oscila al mínimo hálito del viento

Las flores, que emiten un olor que muchos consideran desagradable, duran 2-3 semanas. Se reproduce por semilla, in vitro, y división, con cada sección provista por al menos 3-4 pseudobulbos.

Especie florífera, apreciada por los coleccionistas por las flores de forma muy particular, requiere temperaturas medio-altas con mínimas nocturnas no inferiores a 15—16 ºC, elevada luminosidad y humedad atmosférica, 60-80%, frecuentes riegos, pero dejando secar las raíces, no tiene un preciso período de reposo, pero es preferible disminuir ligeramente la frecuencia en invierno.

Para los riegos y nebulizaciones se utiliza agua de lluvia, de ósmosis inversa o desmineralizada; las fertilizaciones, oportunamente distribuidas en función del estado vegetativo de la planta y alternadas, de manera tal de evitar la acumulación de sales en las raíces, se deben efectuar preferiblemente con productos balanceados hidrosolubles, con microelementos, ¼ dosis de la aconsejada en el prospecto.

Se puede montar sobre corteza, troncos, planchas de corcho o de raíces arborescentes o bien sistemada en canastos con compuesto muy drenante y aireado, que puede estar constituido pro fragmentos de corteza (bark) de mediano tamaño.

La especie está inscripta en el apéndice II de la CITES (especie por la cual el comercio está reglamentado a nivel internacional).

Sinónimos: Ephippium grandiflorum Blume (1849); Phyllorchis grandiflora (Griff.) Kuntze (1891); Phyllorkis grandiflora (Blume) Kuntze (1891); Sarcopodium grandiflorum (Blume) Lindl. (1853); Bulbophyllum cominsii Rolfe (1898); Bulbophyllum burfordiense Hook.f. (1901); Hyalosema cominsii (Rolfe) Rolfe (1919); Hyalosema grandiflorum (Blume) Rolfe (1919).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_B-158-1_Bulbophyllum_grandiflorum
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants