Bulbophyllum nummularioides

Familia : Orchidaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

La especie es originaria de Nueva Guinea, donde crece sobre árboles de selvas húmedas hasta alrededor de los 800 m de altitud.

El nombre del género es la combinación de los sustantivos griegos “βολβός” (bolbos) = bulbo y “φύλλον” (phyllon) = hoja, en referencia a las hojas, que crecen en el ápice de los pseudobulbos; mientras que el epíteto específico es la combinación del sustantivo latino “nummularius, i” = pequeñas moneda y el sufijo griego “-οειδής” (-oeidés), de “εἶδος“ (êidos) = forma, aspecto, en referencia a la forma de los pseudobulbos.

El Bulbophyllum nummularioides Schltr. (1913) es una especie epífita con rizomas péndulos, ramificados, de hasta 40 cm de largo, raíces delgadas y pseudobulbos poco separados, dísticos, ovados, fuertemente comprimidos lateralmente y sulcados longitudinalmente, de entre 3 y 5 mm de longitud y de 2 a 5 mm de anchura, provistos en su ápice de una sola hoja, ovado-lanceolada con ápice apiculado, de entre 0,8 y 1,5 cm de longitud y de 0,4 a 0,9 cm de anchura. La inflorescencia es basal, sésil o subsésil, y porta una sola flor de entre 6 y 8 mm de diámetro, con sépalos de color rosa y pétalos laterales y labelo de color rosa oscuro. Los sépalos son ovado-lanceolados con ápice acuminado, de entre 4 y 4,5 mm de largo; los pétalos son lineares con ápice largamente puntiagudo y márgenes minúsculamente ciliados, de 3,5 mm de longitud; y el labelo es lanceolado con ápice acuminado, de 2,5 mm de largo.

JPEG - 194.7 KB
Raro en cultivo, el Bulbophyllum nummularioides es una pequeña epífita de Nueva Guinea. Característicos pseudobulbos, parecidos a pequeñas monedas como indica el epíteto específico, dispuestos a los lados de un fino rizoma péndulo. Insólitas flores de 6-8 mm de diámetro con sépalos acuminados, pétalos lineares y labelo lanceolado © Giuseppe Mazza

Se reproduce por semilla, in vitro, y a nivel amateur puede hacerse mediante división, con cada sección provista al menos de 4 o 5 pseudobulbos. Se trata de una orquídea miniatura con minúsculos pseudobulbos muy característicos dispuestos a los lados de un delgado rizoma péndulo, raramente presente en cultivo. Requiere una posición en semisombra, temperaturas medio-altas (entre 18 y 30 ºC) con valores mínimos nocturnos en invierno no inferiores a los 15 ºC, elevada humedad (entre un 70 y un 85 %) y aire siempre en ligero movimiento. Los riegos y nebulizaciones han de ser frecuentes de primavera a otoño, ligeramente más distanciados en invierno, empelando agua de lluvia, desmineralizada o de ósmosis inversa. Conviene abonarla mensualmente desde primavera hasta otoño usando un producto específico para orquídeas o bien uno equilibrado hidrosoluble, con microelementos, a ¼ de la dosis aconsejada en el envase. Por su porte colgante es generalmente montada sobre pequeños troncos, piezas de corteza o plataformas de corcho o de helechos arborescentes, con esfagno en la base para mantener la humedad. Los trasplantes y eventuales divisiones han de llevarse a cabo solo cuando sea estrictamente necesario y siempre durante la recuperación vegetativa.

La especie está incluida en el apéndice II del CITES (especie cuyo comercio está reglamentado a nivel internacional).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/b-233-2_bulbophyllum_nummularioides
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants