Bulbophyllum speciosum

Familia : Orchidaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 69.6 KB
Epífita de Nueva Guinea, de fácil cultivo, el Bulbophyllum speciosum merecería una mayor difusión hortícola. Las hojas alcanzan los 16 cm y las flores de 7 a 8 cm de diámetro © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Nueva Guinea, donde vive sobre árboles en las pluviselvas entre los 600 y los 2000 m de altitud.

El nombre del género es la combinación de los sustantivos griegos “βολβός” (bolbos) = bulbo y “φύλλον” (phyllon) = hoja, en referencia a las hojas, que crecen en el extremo de los pseudobulbos; mientras que el epíteto específico es el adjetivo latino “speciosus, a, um” = bello, hermoso.

El Bulbophyllum speciosum Schltr. (1912) es una especie epífita de rizoma rastrero, enraizante en los nudos con raíces filiformes, y pseudobulbos, espaciados alrededor de 2 cm, cónico-cilíndricos, de entre 2 y 3 cm de altura y de 0,4 a 0,6 cm de diámetro, provistos en su ápice de una sola hoja elíptica con ápice obtuso o agudo, de entre 10 y 16 cm de longitud y de 1,2 a 1,8 cm de anchura, de color verde intenso y bastante delgada.

Las inflorescencias, que brotan de la base de los pseudobulbos sobre un pedúnculo filiforme de entre 7 y 9 cm, erectas y ascendentes, portan, sobre un pedicelo y ovario de entre 2 y 3,5 cm de longitud, una sola flore de entre 7 y 8 cm de diámetro con sépalos blancos densamente moteados de púrpura oscuro y labelo amarillo. Los sépalos son lanceolados con ápice largamente puntiagudo, el dorsal de entre 2,5 y 3,5 cm de longitud y los laterales de entre 3,5 y 4 cm, y de 0,4 cm de anchura en la base; los pétalos laterales son falcados con ápice apiculado, de 0,2 cm de longitud; el labelo es lanceolado con ápice largamente puntiagudo, convexo y rugoso, de entre 3 y 8 cm de longitud y de 0,6 cm de anchura; y la columna mide alrededor de 2 mm de longitud.

Se reproduce por semilla, in vitro, y a nivel amateur también mediante división, con cada sección provista al menos de 3 o 4 pseudobulbos.

Se trata de una especie con flores estrelladas que merecería una mayor difusión entre los orquideófilos apasionados. Su cultivo es fácil, requiriendo una posición en semisombra con buena ventilación, temperaturas medio-altas (entre 20 y 30 ºC) con valores mínimos no inferiores a 15 ºC, y elevada humedad ambiental (entre un 75 y un 90 %). Conviene que los riegos y las nebulizaciones sean regulares y abundantes durante la fase de crecimiento, ligeramente más distanciados durante el reposo vegetativo, y fertilizaciones mensuales con un producto equilibrado hidrosoluble, con oligoelementos, a 1/5 de la dosis citada en el envase. Puede ser cultivada tanto en macetas o cestos con un sustrato compuesto a base de fragmentos de corteza de mediano tamaño y esfagno como montada sobre pequeños troncos o plataformas revestidos de esfagno para mantener la humedad. Los trasplantes y eventuales divisiones han de llevarse a cabo solo cuando sea estrictamente necesario y siempre durante la recuperación vegetativa.

La especie está incluida en el apéndice II del CITES (especie cuyo comercio está reglamentado a nivel internacional).

Sinónimos: Bulbophyllum scitulum Ridl. (1916); Hapalochilus scitulus (Ridl.) Garay & W.Kittr. (1986); Hapalochilus speciosus (Schltr.) Garay & W.Kittr. (1986).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/b-230-1_bulbophyllum_speciosum
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants