Butastur rufipennis

Familia : Accipitridae

 

GIF - 6.1 KB

 

Texto © Dr. Gianfranco Colombo

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 118.1 KB
El Butastur rufipennis es una rapaz de las sabanas africanas de la franja que va desde la costa atlántica hasta Sudán, descendiendo por el este hasta Tanzania. Migrador parcial según el desarrollo de las lluvias que basa su dieta en las langostas. 500 g con 40 cm de longitud y 1 m de envergadura, vive en general gregario salvo en el periodo reproductivo © Giuseppe Mazza

El Busardo langostero ( Butastur rufipennis - Sundevall, 1851 ) pertenece al orden de los Accipitriformes y a la familia Accipitridae.

Cuando Sundevall, el famoso ornitólogo sueco que clasificó a esta ave, tuvo la ocasión de controlar la colección del más famoso ornitólogo africano de la época, Johan August Wahlberg, observó que esta rapaz mostraba características estructurales particulares que la reagrupaban con algunas aves paleárticas.

De hecho, aplicó el término científico Butastur justo para indicar, como nos señala la etimología griega, su semejanza con el “Buteo” = busardo y el “Astur” = azor. El epíteto específico rufipennis deriva del latín y hace referencia a la característica coloración rojiza de las coberteras alares.

Ha habido largo debate sobre su clasificación, con la insistencia de algunos que querían incluirlo en el género Buteo, otros en Kaupifalco, y otros en el género Accipiter pero al final ha quedado aceptada la clasificación histórica.

Aún hoy diversos nombre vernáculos europeos, seguramente derivados de la denominación científica ya que nunca se ha observado esta ave en nuestro continente, ponen en evidencia sus características comportamentales, trayendo de nuevo el dilema de Sundevall sobre la verdadera morfología de esta ave. En inglés, Grasshopper buzzard o buzzard-eagle o buzzard-hawk; en francés Busard o Busautour des sauterelles; en alemán Heuschreckenteesa; en italiano Poiana delle cavallette; y en Swahili Shakivale bawa-jekundu.

Zoogeografía

Este busardo-azor ocupa una ancha banda del territorio centroafricano que se extiende desde la franja subsahariana desde la costa atlántica hasta Sudán y hacia el sur llega solo hasta Tanzania, faltando en las partes más meridionales del continente. El límite sur, de hecho, lo alcanza en las sabanas de Tanzania. Resulta mucho más común en la parte occidental de su área de distribución mientras que su presencia se rarifica hacia el este.

Parcialmente migrante con movimientos ligados a la estación lluviosa, justo cuando abundan las langostas, uno de sus alimentos principales, momento en el que se mueve generalmente hacia el sur, manteniéndose siempre dentro de la banda anteriormente descrita. Anda bastante atento, no obstante para evitar los periodos de lluvia más intensa, que parece no soportar, aunque extremadamente presto a aprovechar el momento en el que la naturaleza inicia el reverdecimiento.

Aunque no está presente en gran número si está muy ampliamente distribuido por lo que no es considerado como una especie en peligro a pesar de que en los últimos años se ha asistido a una ligera reducción de la población global, que se ha estimado alrededor de los 10.000 ejemplares (Thiollay-2000). Muy gregario fuera de la época de nidificación, puede encontrarse en grupos de varios ejemplares para aprovechar las ventajas de la caza conjunta. Por el contrario, se aísla y defiende férreamente el territorio mientras nidifica. Se trata de una especie monotípica, sin subespecies, y es el único representante de su género en África, que presenta otras tres en Asia.

Ecología-Hábitat

A menudo es considerado como un guardián de la sabana al permanecer impertérrito, día tras día, sobre el mismo arbusto, donde se posa esperando el momento justo para abalanzarse sobre sus presas. Efectúa largos vuelos a poca distancia del suelo escaneando con detalle el terreno que atraviesa y efectuando violentos giros que recuerdan al vuelo de los aguiluchos, para después volver a uno de los arbustos elegidos para controlar su territorio. Este comportamiento, típico de un animal que ha tomado posesión de un territorio, no lo presentan fuera de la época de nidificación.

JPEG - 86.7 KB
Generalmente el nido es colocado en acacias espinosas y hospeda a 3 pollos durante 6 u 8 semanas. La población no es muy densa pero sí estable, con alrededor de 10.000 ejemplares © Giuseppe Mazza

Habita sabanas herbosas donde pastan grandes manadas de bóvidos que a menudo sigue en sus movimientos para aprovechar los insectos que estos mueven en su incesante caminar. Se ven a menudo también durante los incendios, frecuentes hacia el fin de la estación seca, mientras sobrevuelan en gran número la línea de fuego en busca de insectos a la fuga. Naturalmente, como nos señala su nombre común se alimenta de grandes insectos, en especial modo de langostas y saltamontes.

No tolera zonas densamente arboladas o densos bosques a menos que estén intercalados con pequeños áreas de sabana. En ocasiones se eleva en el cielo hasta los 1000 m de altitud efectuando largos planeos, como si quisiese respirar aire fresco tras haber soportado largamente la calidez de la sabana, para después volver como si nada hubiese ocurrido a la misma rama de la que se había elevado.

Morfofisiología

Los Batastur son aves de pequeñas dimensiones si se comparan con las rapaces que más habitualmente frecuentan las sabanas. El busardo langostero muestra alas puntiagudas, una cola poco prominente y un vuelo bastante ligero y distinto al típico de los verdaderos busardos. Las patas son relativamente cortas para la función que desempeñan, aunque están provistas de potentes garras. Visto esto último no precisan que el pico, amarillo con la punta negruzca, sea demasiado robusto.

La librea en la parte superior del cuerpo es de color gris amarronado con la cabeza más oscura y las coberteras alares de color rojizo ladrillo, ampliamente mostradas en vuelo. La parte inferior es de un color avellana ligeramente más claro que la parte superior, barrado en marrón rojizo y en claro contraste con el resto de la librea, al igual que la parte inferior de las alas, totalmente blanquecina. Sus ojos son de un color amarillo brillante muy llamativo, con iris negro. Los jóvenes presentan un color similar al de los adultos pero con una coloración más homogénea y rojiza, especialmente en la cabeza.

Tiene una longitud total de alrededor de 40 cm y una envergadura de 100 cm con un peso de alrededor de 500 g. La hembra es ligeramente más grande que el macho y no muestra dimorfismo sexual en cuanto se refiere a la librea.

Biología reproductiva

El busardo langostero anida solo en la parte norte de su área de distribución, junto al Sahel subsahariano. Construye el nido con pequeñas ramas secas y lo forra en el interior con hojas frescas. El nido es un tanto pequeño dada su estructura, tanto que parece el de un paseriforme. Su copa central no supera los 20 cm de diámetro y cuando se encuentra incubando el ave se tumba aplastándose exageradamente.

El nido está colocado a pocos metros del suelo generalmente sobre acacias espinosas e inaccesibles o a veces sobre el único gran árbol disponible en su territorio. Pone generalmente tres huevos blanquecinos punteados en color rojizo que son incubados durante alrededor de 30 días. Los polluelos permanecen en el nido durante unas 6 u 8 semanas.

Sinónimos

Buteo rufipennis - Wolf, 1850.

 

→ Para apreciar la biodiversidad de las aves de presa y encontrar otras especies clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_B-92-10_Butastur_rufipennis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants