Byrsonima crassifolia

Familia : Malpighiaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 106.4 KB
La Byrsonima crassifolia es un arbolito arbustivo que no supera los 10 m de alltura © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de América septentrional (México), central (Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá), meridional (Bolivia, Brasil, Guyana, Guyana Francesa, Paraguay, Perú, Surinam y Venezuela) y Caribe (Barbados, Cuba y Puerto Rico), donde crece ya sea en la forestas tropicales deciduas como en las sabanas, desde el nivel del mar hasta cerca 1800 m de altitud.

La derivación del nombre genérico no es bien clara, pareciera derivar del griego “byrsa” = piel porque especies pertenecientes al género vienen utilizadas en los países de origen para el curtido de las pieles.

El nombre de la especie deriva de la combinación de los términos latinos “crassus” = grueso, espeso, y “folium” = hoja con obvia referencia.

Nombres comunes: craboo, golden-spoon, shoe- maker’s tree, wild cherry (inglés); coumaté, maurissi, morossif, oreilles d’âne, prunier savane (francés); murici, murici-do-campo, murici-da-praia (portugués); chaparro, cha- parro de sabana, chaparro manteco, indano, maricao cimarron, muricí, murucí, nancé, nanche, nanche amarillo, nanche dulce, nancite, paraleja, yoco (español).

JPEG - 102 KB
La inflorescencia es un racimo terminal, compacto, de 10-15 cm © G. Mazza

La Byrsonima crassifolia (L.) Kunth (1822) es un arbusto o árbol semideciduo alto hasta cerca 10 m con diámetro del tronco de 25 cm, corteza grisácea fisurada y ramas más bien delgadas sobre las cuales son evidentes las cicatrices de las hojas caídas; las ramas jóvenes son densamente tomentosas.

Las hojas son opuestas, enteras, oblongas o elípticas, de color verde oscuro, coriáceas y brillantes superiormente, recubiertas por un sutil tomento color herrumbre inferiormente, largas 4-14 cm y anchas 3-6 cm.

Inflorescencias en racimos terminales compactos, erectos, largos 10-15 cm llevando numerosas flores con corola de cinco pétales redondeados, afinándose en la base, largas 6 mm, de color inicialmente amarillo, luego naranja, con márgenes crespos y 10 estambres de color amarillo pálido.

El período de floración es largo, 4-8 meses según el clima, si bien el árbol florece por una duración notablemente inferior.

El fruto es una drupa globosa, amarilla en su madurez, de cerca 2 cm de diámetro, en algunas variedades seleccionadas miden 5-7 cm con pulpa amarilla que circunda el endocarpio leñoso amarillo conteniendo 1-3 semillas.

Se reproduce por semilla, que germina en 3-6 semanas, en sustrato arenoso mantenido húmedo a temperatura de 20-22 ºC.

La primer fructificación sucede al 3º, 4º año de edad.

Para reproducir una particular variedad se usa el acodo aéreo o el injerto.

Especie ampliamente difundida en la naturaleza, pero poco cultivada fuera de las zonas de origen, siendo los frutos utilizados casi exclusivamente por las poblaciones locales.

No es particularmente exigente en cuanto al suelo, pudiendo crecer ya sea sobre suelos arenosos que rocosos, aunque crece mejor en los sustratos bien drenados y con agregado de sustancia orgánica. Cultivable en pleno sol sólo en las zonas tropicales y subtropicales, siendo sensible a temperaturas de alrededor de 0 ºC, si bien logra soportar excepcionales y aislados descensos inferiores en algunos grados por brevísimo período.

JPEG - 61.2 KB
Las flores, con 5 pétalos de 6 mm, primero amarillos y luego naranjas llevan 10 estambres © G. Mazza

Plantas bien enraizadas pueden soportar largos períodos de sequía.

El fruto de sabor acídulo, pero generalmente agradable, es consumido fresco, cocido o utilizado para confeccionar helados u obtener bebidas refrescantes y licores.

El fruto maduro desmejora velozmente, pero se mantiene por meses conservado en agua y de este modo es a menudo vendido en los mercados locales.

La corteza contiene taninos hasta cerca el 28% y ácido oxálico y por este motivo la planta era utilizada en el pasado para el curtido de las pieles.

La madera, dura y flexible, es utilizada en las construcciones rurales, para realizar utensilios, como leña para arder y para producir carbón.

De la cáscara del fruto se obtiene un colorante.

Partes de la planta, en particular la corteza, se utilizan en la medicina tradicional por las propiedades antimicrobianas y antimicóticos.

Las poblaciones indígenas de Venezuela acostumbran colocar en agua las ramas jóvenes desmenuzadas para aturdir y capturar peces.

Finalmente, el árbol tiene un limitado uso como ornamental, por el follaje exuberante y la rica floración, pero merecería una mayor difusión.

Sinónimos: Malpighia crassifolia L. (1753); Malpighia moureila Aubl. (1775); Malpighia coriacea Sw. (1788); Byrsonima cotinifolia Kunth (1822); Byrsonima ferruginea Kunth (1822); Byrsonima laurifolia Kunth(1822); Byrsonima montana Kunth (1822); Byrsonima rhopalifolia Kunth (1822); Byrsonima coriacea (Sw.) DC. (1824); Byrsonima lanceolata DC. (1824); Byrsonima pulchra DC. (1824); Byrsonima moureila (Aubl.) Loudon (1830); Byrsonima cubensis A.Juss. (1840); Byrsonima cumingiana A.Juss. (1840); Byrsonima karwinskiana A.Juss. (1840); Byrsonima panamensis Beurl. (1854); Byrsonima moritziana Turcz. (1858); Byrsonima fendleri Turcz. (1863); Malpighia pulchra Sessé & Moc. (1894); Byrsonima spruceane Nied. (1897); Byrsonima jamaicensis Urb. & Nied. (1898); Byrsonima fagifolia Nied. (1901).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MALPIGHIACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_B-146-1_Byrsonima_crassifolia
_B-146-2_Byrsonima_crassifolia
_B-146-3_Byrsonima_crassifolia
_B-146-4_Byrsonima_crassifolia
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants