Canis lupus familiaris - Lobero Irlandés

Familia : Canidae

 

 

Texto © Pietro Paolo Condò - Giudice Enci-fci

 

 

Traducción en español de Viviana Spedaletti

 

 

JPEG - 33.6 KB
El Lobero Irlandés es uno de los perros más altos, antes usado contra los lobos © G. Mazza

Es uno de los perros más altos y, desde la edad media hasta el siglo XVII, fue empleado para cazar los lobos no sólo en Irlanda sino también en todo el continente (parejas de lebreles fueron dados en regalo a muchas casas reales europeas).

La gradual desaparición del lobo y el continuo pedido por el extranjero redujo drásticamente su número hasta hacer arriesgar la extinción, luego evitada.

Es un perro de gran talla y aspecto imponente, muy musculoso, de cuerpo fuerte pero agraciado. La cabeza es larga y plana, el hocico moderadamente puntiagudo, los dientes con ideal cierre a tijera (tolerada la tenaza), los ojos oscuros y las orejas pequeñas en rosa (llevadas como en el galgo inglés).

El cuello es muy fuerte, musculoso y falto de papada, el tronco largo con costillas largas, la espalda más bien alargada que corta, la grupa muy ancha entre las ancas, el tórax es profundo y moderadamente ancho, el pecho amplio, el vientre bien retracto.

La cola es larga, ligeramente curvada, de grosor moderado y bien cubierta de pelo. Los miembros anteriores, no girados al interior o al exterior, tienen hombros musculosos y oblicuos, los posteriores presentan muslos largos y musculosos; los pies son moderadamente grandes y redondos, con dedos bien arqueados y cerrados, uñas muy fuertes y curvadas. El pelo es áspero y duro sobre tronco, miembros y cabeza, pelos particularmente híspidos sobre los ojos y bajo la mandíbula. Colores reconocidos: gris, atigrados, rojo, negro, blanco puro, gamo y todos los colores admitidos para el lebrel escocés.

Talla: altura deseada en los machos de 81 a 86 centímetros, mínima79, y peso mínimo de 54,5 kilos aunque algunos machos pueden llegar a 80; en las hembras la altura mínima es 71 centímetros y el peso mínimo 40,5 kilos.

Aunque sus antepasados fueron empleados en las arenas contra osos y leones tuvo que tener el coraje necesario para afrontar al lobo, el lebrel irlandés hoy es un perro tan grande como bueno, tranquilo, que quiere estar junto al dueño y es un poco reservado e indomable con respecto a los otros lebreles; si es bien educado toma conciencia de sus dimensiones y aprende consecuentemente a comportarse.

 

→ Para apreciar la biodiversidad en las razas de perros, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-403-1_Irish_Wolfhound
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants