Canis lupus familiaris - San Bernardo

Familia : Canidae

 

 

Texto © Pietro Paolo Condò - Giudice Enci-fci

 

 

Traducción en español de Viviana Spedaletti

 

 

JPEG - 62.1 KB
El San Bernardo desciende, como casi todos los molosos, del mastín del Tibet © Giuseppe Mazza

Es uno de los perros de mayor mole y descendería como casi todos los molosos del mastín del Tibet; su historia está relacionada al geriátrico del Gran San Bernardo fundado por Bernard de Menthon en el 1049 para dar amparo a los viandantes y a los desaparecidos y desde entonces la raza representa el perro de socorro por antonomasia.

El san bernardo es de gran talla, de figura vigorosa y musculosa en cada parte, con la cabeza poderosa y la expresión inteligente, ágil a pesar de la mole.

La cabeza es poderosa, el cráneo es macizo y ancho, el salto nariz-frontal neto, el hocico corto, la trufa ancha y negra, los ojos de tamaño mediano, marrón oscuro, con expresión inteligente y amigable, las orejas de tamaño mediano, unidas bastante altas en forma de triángulo redondeado.

El cuello es bastante robusto con papada bien pronunciada, el tórax muy redondeado, la espalda de excelente ancho.

Los miembros son potentes y musculosos.

JPEG - 32.3 KB
E Cariñoso, protector, de una proverbial generosidad © G. Mazza

La cola es larga, pesada y termina en punta.

Existen dos variedades: de pelo corto (espeso, corto, adherente y liso con muslos con bombachos leves y cola con pelo más largo) y de pelo largo (pelo de mediano largo, desde liso a ligeramente ondulado, nunca ensortijado o desgreñado y cola con pelo espeso y de largo moderado).

Colores admitidos: blanco y rojo o rojo y blanco (blanco obligatorio sobre pecho, pies, punta de la cola, caña nasal, banda frontal y mancha en la nuca, muy buscado el collar blanco).

Altura a la cruz en los machos mínimo absoluto 70 cm, en las hembras mínimo 65 cm, peso 60-80 kg (algunos sujetos pueden superar el quintal).

Es un perro muy aficionado y protector respecto al dueño y de la familia, paciente con los niños.

Bastante reservado con los extraños inofensivos, en caso de necesidad, como guardián, puede contar con su imponente mole, que es ya de por sí una disuasión.

Y si no basta, da prueba de fuerza y coraje, poniendo rápidamente en fuga al malaventurado.

En las operaciones de socorro revela una proverbial generosidad.

 

→ Para apreciar la biodiversidad en las razas de perros, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-65-2_Saint_Bernard
_C-65-3_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-4_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-5_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-6_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-7_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-8_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-9_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-10_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-11_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-12_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-13_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
_C-65-14_Canis_lupus_familiaris_Saint_Bernard
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants