Caryota ophiopellis

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 245.2 KB
Nativa de Vanuatu, la Caryota ophiopellis alcanza los 6-9 m de altura con 30-40 cm de diámetro © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Vanuatu (islas de Tanna y Anatom), donde crece en el sotobosque de las selvas húmedas, prevalentemente junto a la costa, subiendo en el interior hasta alrededor de los 400 m de altitud.

El nombre del género es el sustantivo latino de derivación griega “caryota, ae” = dátil, fruto de la palmera; mientras que el epíteto específico es la combinación del sustantivo griego “ὄφις” = serpiente y el sustantivo latino “pellis, is” = piel, en referencia a las bandas oscuras presentes en las bases foliares, los peciolos y raquis, que recuerdan a la piel de una serpiente.

Nombres comunes: snakeskin fishtail palm, snake-skin palm (inglés); palmier serpent, sagoutier (francés); nip, nipitari, inrejei (Vanuatu).

La Caryota ophiopellis Dowe (1996) es una especie monoica, monocárpica (fructifica una sola vez y después muere), de tallo solitario, de entre 6 y 9 m de altura y de 30 a 40 cm de diámetro, de color grisáceo sobre el que son evidentes as cicatrices foliares oscuras dejadas por las hojas caídas, separadas entre 20 y 30 cm entre sí.

Las hojas, sobre un peciolo de alrededor de 60 cm de largo, son bipinnadas, de hasta alrededor de 3 m de longitud, con pínnulas coriáceas, de color verde intenso brillante en el haz, oblicuamente cuneiformes con ápice dentado-crenado y dispuestas regularmente sobre los raquis de las pinnas primarias.

El peciolo, la parte inferior del raquis y la parte superior de la base foliar están recubiertos de un tomento blanquecino con bandas transversales irregulares oscuras, que recuerdan, como remarca el autor, a la piel de Candoia bibroni Duméril & Bibron, 1844, una serpiente local.

Las inflorescencias salen entre las hojas y miden en torno a 1 m de largo, con ramificaciones de segundo orden, una excepción en el género (solo llegan a tener ramificaciones de primer orden las otras especies), que portan flores unisexuales dispuestas en tríadas (dos flores masculinas flanqueando una femenina); las flores masculinas maduran antes que las femeninas (proterandria), lo que favorece la fecundación cruzada. La floración avanza de arriba hacia abajo (basipétala), y una vez completada la maduración de los frutos de la inflorescencia más baja la planta muere.

Los frutos son globosos, de color negruzco en su madurez, con un diámetro de alrededor de 2 cm, y contienen una semilla globosa negra, de entre 1 y 1,5 cm de diámetro, raramente dos.

JPEG - 188 KB
Los peciolos, con bandas oscuras, evocan una piel de serpiente. El tallo es rico en almidón comestible. Rara en cultivo, podría tener un futuro hortícola hasta en interiores © Giuseppe Mazza

Se propaga mediante semilla, previamente mantenida en agua durante dos días, sembrada en sustrato orgánico y drenante mantenido constantemente húmedo a una temperatura de entre 26 y 28 ºC, con un tiempo de germinación que ronda los 3 meses.

Bastante rara en cultivo, suscita cada vez más interés por la insólita y vistosa coloración de los peciolos, en particular en las plantas jóvenes. Requiere un clima tropical o subtropical húmedo, no soportando temperaturas en torno a 0 ºC, ni aún de corta duración, así como una posición sombreada en la fase juvenil y ligeramente sombreada de adulta, y suelos drenantes, de ligeramente ácidos a neutros, mantenidos húmedos. Las plantas jóvenes son potencialmente interesantes como planta de maceta para la decoración de interiores. El almidón contenido en el tallo, extraído con un particular procedimiento y cocido para preparar una especie de pan es aún utilizado por las poblaciones indígenas en periodos de carestía.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/c-630-1_caryota_ophiopellis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants