Chelidonichthys lucerna

Familia : Triglidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 38.8 KB
El Chelidonichthys lucerna es el más grande de la familia Triglidae. Veloz como una golondrina © G. Mazza

El Bejel o Rubio ( Chelidonichthys lucerna - Linnaeus, 1758), pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con las aletas radiadas, al orden de los Scorpaeniformes y a la familia de los Triglidae.

EL nombre genérico viene del greigo “celidon” = vencejo, golondrina e “ichthys” = pez, en referencia al hecho de que nada con la velocidad de esta ave y que a menudo presenta, como ella, el dorso más oscuro que el de otros tríglidos.

El epíteto específico, del latín “lucerna” = lámpara de aceite, en referencia a la forma del pez. Según otros autores se refiere a los reflejos brillantes que presenta cuando abre las aletas.

Zoogeografía

Está presente en todo el Mediterráneo, donde es el Triglidae más común, incluido el mar Negro.

Más allá del estrecho de Gibraltar llega, extendiéndose por la costa atlántica oriental hasta Escandinavia y, hacia el sur, llega hasta Sierra Leona tras haber colonizado las islas Azores, las Canarias y Madeira.

Ecología-Hábitat

Es una especie bentónica que vive entre los 20 y los 300 m de profundidad, con preferencia por las plataformas de grava o fangosas. En el verano tiende a salir a la superficie y se lo encuentra incluso a 10 m. Los jóvenes frecuentan las aguas salobres de las lagunas litorales y los estuarios, haciendo pequeñas incursiones a través de los cursos fluviales.

Morfofisiología

Con sus 70 cm de longitud y más de 6 kg es el tríglido más grande, aunque los ejemplares pescados rondan los 30 o 35 cm. La cabeza es menos gruesa y espinosa que la de la Trigla lyra y el cuerpo es más alargado. La línea lateral no está armada como en el Trigloporus lastoviza aunque muestra protuberancias lo suficientemente grandes como para ser percibidas a primera vista.

La boca, baja y ancha, muestra mandíbulas y paladar tapizados de varias filas de dientes contiguos, como un adoquinado.

Muestra dos aletas dorsales, replegables en un surco protegido, a ambos lados, por pequeñas espinas. La primera dorsal cuenta con entre 8 y 11 radios espinosos y la segunda de 15 a 18 radios blandos. La aleta anal es un poco más corta que la segunda dorsal, con entre 14 y 16 radios inermes; la caudal es ligeramente cóncava. Las ventrales, alargadas, muestran un radio espinoso y 5 blandos, y las pectorales son las típicas de un tríglido, amplias con los últimos tres radios fuera de la membrana, gruesos y digitiformes, con su famosa función sensorial y usados para los desplazamientos sobre el fondo.

El color es bastante variable. El dorso a menudo es oscuro, con manchas verdes o marrones, sin olvidar la indudable dominancia del rojizo. Como a menudo ocurre en las especies emparentadas el vientre es rojizo-blancuzco y no faltan las manchas azules en las aletas, especialmente en el lado interno de las pectorales, bordeadas frecuentemente de celeste y con una gran mancha ovalada oscura junto al cuerpo.

Etología-Biología Reproductiva

Se alimenta principalmente de crustáceos, especialmente de bancos de camarones nadando, aunque también un 20 % de su dieta lo componen los moluscos y peces de fondo.

Cuando se encuentra en peligro se esconde agitando el fondo con la cola, caminando en círculos. Desaparece ante sus agresores en medio de una nube de arena y fango y cuando esta se deposita está perfectamente mimetizado entre los sedimentos.

Cuando es pescado y extraído del agua hace vibrar mediante unos músculos las apredes de la vejiga natatoria, provocando un fuerte gruñido, de donde le viene el nombre francés de “grondin”, de “gronder” = reprender, quejarse, con la esperanza de desorientar al adversario y ser liberado, táctica probablemente usada también en el fondo del mar con sus depredadores.

A diferencia de todos los otros Triglidae, el Chelidonichthys lucerna se reproduce en pleno invierno, con miles de huevos pelágicos.

En los estadios larvarios y post-larvales los tres radios digitiformes están aún unidos a las pectorales.

La esperanza de vida de los jóvenes es de 15 años, aunque para duplicar la población hacen falta entre 4,5 y 14 años, y aunque muestra una preciada carne, ingrediente indispensable para las sopas de pescado, no ha sido limitada su pesca.

El índice de vulnerabilidad de esta especie es de 40 sobre 100.

Sinónimos

Chelidonichthys lucernus - Linnaeus, 1758; Trigla corax - Bonaparte, 1834; Trigla corvus - Rafinesque, 1810; Trigla hirundo - Linnaeus, 1758; Trigla lucerna - Linnaeus, 1758.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_T-184-1_Trigla_lucerna
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants