Chirita lavandulacea

Familia : Gesneriaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 62.1 KB
La Chirita lavandulácea, planta herbácea anual de clima cálido y húmedo © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Asia tropical donde vive en las forestas húmedas.

El nombre del género deriva del nombre local hindú de una de las especies; el nombre de la especie en latín hace referencia al parecido del color de las flores con el de la lavanda ( Lavandula angustifolia ).

Nombres comunes: Hindustan gentian, lavender chirita (inglés).

La Chirita lavandulacea Stapf (1925) es una herbácea anual erecta, que no supera normalmente 50 cm, con hojas opuestas elípticas de color verde claro, mas bien delicadas, tomentosas, largas 5-18 cm y anchas 3-10 cm, con márgenes dentados.

Las flores axilares, aparecen en verano-otoño, son recurvas, imbutiformes, de cerca 3 cm de diámetro, de color lavanda con garganta blanca.

Los frutos son cápsulas largas cerca el doble de las flores conteniendo numerosas semillas.

Se reproduce por semilla en el tardío invierno – inicio de primavera en sustratos constituidos preferentemente de arena silícea gruesa, agriperlita, vermiculita u otro material drenante, debajo de vidrio o algún material transparente para mantener un alto grado de humedad, a una temperatura de 20-22 ºC.

La posición debe ser muy luminosa, pero no al sol directo, Se puede reproducir también por esqueje, y también de hoja, en primavera.

Es una especie poco difundida, cultivada en general por los apasionados de las gerneriacee, necesita una posición en sombra parcial y suelos ricos en humus con agregado de arena silícea gruesa o agriperlita por cerca el 30% para mejorar el drenaje.

Necesita de una elevada humedad ambiental, y por lo tanto apta para los climas tropicales húmedos, si bien, tratándose de una planta anual, puede ser cultivada en una amplia variedad de climas, excluyendo los más rígidos, teniendo cuidado de darle el justo grado de humedad del aire y mantener constantemente húmedo, pero sin encharcamientos que pueden ser fatales, el sustrato.

Para las plantas cultivadas en macetas en ambientes mas bien secos, la humedad puede ser aumentada apoyando la maceta sobre un posa-maceta largo lleno de arcilla expandida, o pedregullo, con un estrato de agua, no en contacto directo con el fondo de la maceta, se deben evitar las nebulizaciones que dañan fácilmente las hojas.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las GESNERIACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-500-1_Chirita_lavandulacea
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants