Clerodendrum splendens

Familia : Lamiaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

La especie es originaria de África tropical (Angola, Benín, Burundi, Cabinda, Costa de Marfil, Gabón, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Liberia, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Senegal y Sierra Leona), donde vive en los bosques y selvas montanos en áreas abiertas.

El nombre del género es la combinación de los términos griegos “κλῆρος” (cleros) = suerte y “δένδρον” (dendron) = árbol, nombre dado por Johannes Burman (1707-1780), y as u vez tomado por Linneo, a una planta que en cingalés era denominada “pinnacola” = desafortunada; mientras que el epíteto específico es el participio presente latino “splendens, entis” = esplendoroso, del verbo “splendeo” = esplender, resplandecer.

Nombres comunes: flaming glorybower, glorybower vine, scarlet glorybower (inglés); clerodendron rouge (francés); clerodendro-vermelho, lágrima-de-cristo vermelha (portugués-Brasil); makinda ngolo (Congo); bharangi (India); anboka yuki (República Centroafricana); phuang kaeo daeng, phuang naak (Tailandia).

El Clerodendrum splendens G.Don (1824) es un arbusto sarmentoso o trepador, leñoso, siempreverde, con tallos de sección cuadrangular que pueden superar los 4 m. Las hojas, sobre un peciolo de entre 0,5 y 2 cm de largo, son simples, opuestas, ovado-elípticas con ápice agudo y margen entero ligeramente ondulado, de color verde oscuro y brillante en el haz, más claro en el envés, coriáceas y con haces vasculares profundamente marcados, de entre 5 y 18 cm de longitud y de 4 a 10 cm de anchura.

JPEG - 168.1 KB
Originario de África tropical, el Clerodendrum splendens es un arbusto sarmentoso o trepador, leñoso y siempreverde, con tallos cuadrangulares de hasta 4 m de largo. Nacido para los climas tropicales y subtropicales, se adapta marginalmente a los templado-cálidos, y destaca varias veces al año por sus espectaculares inflorescencias © Giuseppe Mazza

Las inflorescencias son cimas corimbosas terminales o axilares, compactas, de hasta alrededor de 20 cm de ancho, con numerosas flores, de 3 cm de diámetro, bisexuales, con cáliz persistente campanulado de entre 0,6 y 1 cm de largo con 5 lóbulos profundamente incisos de ápice agudo, de color rojo púrpura. La corola es hipocrateriforme (con lóbulos extendidos perpendicularmente a un largo y delgado tubo) con 5 lóbulos oblanceolados de color rojo brillante o rojo anaranjado, tubo corolino delgado, de entre 2 y 4 cm de largo; y 4 estambres prominentes que van de didínamos (dos más largos y dos más cortos) a casi iguales. Las flores son proterándricas (los órganos masculinos maduran antes que los femeninos), lo que favorece la fecundación cruzada. Los frutos son drupas carnosas, de alrededor de 1,5 cm de longitud y color púrpura negruzco, raramente producidos fuera de su área de distribución nativa.

Se propaga por semilla, previamente escarificada y mantenida en agua durante un día, en sustrato drenante mantenido constantemente húmedo, aunque sin encharcamientos, a una temperatura de entre 24 y 28 ºC, con un tiempo de germinación que ronda la semana; pero por lo general es multiplicado fácilmente mediante estaca semileñosa en primavera-verano y mediante vástagos radicales, que produce frecuentemente.

Se trata de una espléndida trepadora que florece varias veces durante el año, aunque con un pico en diciembre-enero, cuando las floraciones en el jardín son más bien escasas. Es cultivable en las regiones de clima tropical, subtropical y marginalmente en las de clima templado cálido, donde puede soportar breves bajadas de temperatura poco inferiores a los 0 ºC, con la eventual pérdida de la parte aérea, aunque reverdece en primavera a partir de las raíces.

JPEG - 284.9 KB
Pétalos de color rojo brillante o anaranjado. Cáliz purpúreo persistente en las drupas carnosas. Partes de la planta, sobre todo las hojas, muestran virtudes medicinales © Giuseppe Mazza

Necesita oportunos soportes sobre los que trepar, a menos que se quiera emplearlo como cubresuelo. Requiere pleno sol o una ligera sombra durante las horas más cálidas del día, y suelos fértiles y bien drenantes, de ácidos a ligeramente alcalinos, mantenidos casi constantemente húmedos; oportunas podas apicales tras la floración estimulan la formación de nuevas inflorescencias. Allí donde el clima no consiente su cultivo al aire libre puede ser cultivado en tiesto, para ser resguardado durante los meses más fríos en invernaderos o porches luminosos, con riegos regulares y abundantes de primavera a otoño, más distanciados en invierno de modo que el sustrato se seque parcialmente, usando preferiblemente productos de liberación lenta para abonarlo.

Algunas partes de la planta, sobre todo las hojas, son empleadas en la medicina tradicional de las poblaciones africanas, en particular para heridas e infecciones, y su decocción es también usada como antiparasitario intestinal. Diversos estudios de laboratorio han demostrado la notable actividad antiinflamatoria y antimicrobiana de los extractos de hojas, así como una beneficiosa actividad inmunomoduladora en la encefalomielitis autoinmune por parte de los polisacáridos que contienen.

Sinónimos: Clerodendrum aurantium G.Don (1824); Clerodendrum rollissonii Rollisson (1870); Clerodendrum giletii De Wild. & T.Durand (1899); Siphonanthus splendens (G.Don) Hiern (1900); Clerodendrum splendens var. giletii (De Wild. & T.Durand) B.Thomas (1963).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las LAMIACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/c-53-5_clerodendrum_splendens
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants