Coccothrinax jamaicensis

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 269.5 KB
Nativa de Jamaica, la Coccothrinax jamaicensis soporta bien los aerosoles marinos. Hasta 8 m de altura. Inflorescencias fragantes. Los frutos son un importante recurso alimenticio para la avifauna © G. Mazza

La especie es originaria de Jamaica, donde vive principalmente junto a la costa en áreas semiáridas sobre suelos rocosos calcáreos o arenosos, desde el nivel del mar hasta alrededor de los 500 m de altitud.

El nombre genérico deriva de la combinación del término griego “κόκκος” (coccos) = baya y el nombre del género Thrinax, al que estas plantas se asemejan; mientras que el epíteto específico en latín indica el lugar de origen, Jamaica.

Nombres comunes: Jamaica silverpalm, Jamaican silver thatch (inglés).

La Coccothrinax jamaicensis Read. (1966) es una especie monoica inerme de tallo simple, de entre 6 y 8 m de altura y entre 8 y 20 cm de diámetro, cubierto, excepto en las partes más viejas, de las bases foliares fibrosas dispuestas en dos estratos, con fibras de 0,5 mm de grosor. Las hojas, sobre un peciolo de entre 50 y 60 cm de largo y de 1,5 a 2 cm de ancho, son palmadas, orbiculares, de entre 80 y 140 cm de diámetro, de color verde intenso brillante en el haz y gris argénteo en el envés y densamente recubiertas de minúsculas escamas. La lámina foliar está profundamente hendida en entre 35 y 38 segmentos linear-triangulares con ápice acuminado ligeramente bífido, flexibles, de entre 30 y 65 cm de largo en el centro y unidos en la base a lo largo de entre 15 y 35 cm. Las inflorescencias nacen entre las hojas (interfoliares) y miden entre 70 y 90 cm de longitud, inicialmente erectas, se curvan al fructificar, y están ramificadas con entre 4 y 7 ramificaciones primarias bien separadas y de longitud decreciente hacia el ápice, la inferior, de entre 8 y 16 cm de largo, presenta de 14 a 40 raquillas de entre 8 y 16 cm de longitud. Las flores son hermafroditas, sobre un pedicelo de entre 0,3 y 0,6 cm de largo, de color blanquecino, fragantes y con entre 7 y 15 estambres.

Los frutos son globosos, de entre 0,7 y 1 cm de diámetro, de color púrpura negruzco en su madurez, y contienen una sola semilla cerebriforme de entre 0,5 y 0,7 cm de diámetro.

Se reproduce mediante semilla en sustrato drenante mantenido húmedo a una temperatura de entre 26 y 28 ºC, con un tiempo de germinación que va de los 2 a los 4 meses, siendo el crecimiento inicial bastante lento.

Se trata de una especie muy variable, estrechamente emparentada con la Coccothrinax argentata (Jacq.) L.H.Bailey (1939), cuyo rango de especie en el pasado fue objeto de discusión por parte de algunos botánicos. Es cultivable en las zonas de clima tropical, subtropical y, marginalmente, en las de clima templado cálido, donde puede resistir de adulta a bajadas ocasionales de temperatura en torno a los 0 ºC durante un cortísimo período. Requiere una exposición a pleno sol y no es particularmente exigente en lo que respecta al suelo, aunque sea pobre, siempre que sea perfectamente drenante, con preferencia por los que sean rocosos calcáreos y arenosos; bien enraizada puede soportar periodos de sequía, aunque como mejor crece es con riegos regulares en las zonas caracterizadas por largos veranos cálidos y secos. Soporta además los aerosoles marinos, por lo que puede ser utilizada cerca del mar.

Las hojas son empleadas para la confección de esteras, bolsas, sombreros y otros objetos artesanales artísticos y de uso común. Los frutos son un importante recurso alimentario para la avifauna.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/c-634-1_coccothrinax_jamaicensis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants