Cocos nucifera

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Ana Patricia

 

 

JPEG - 126 KB
La semilla del coco flota conservando su germinabilidad y crece a menudo en las costas arenosas © G. Mazza

La exacta derivación del término genérico no es conocida, algunos la hacen derivar del español "coco", (espectro, fantasma) otros de la corrupción portuguesa del nombre indígena de un mono.

En ambos casos, por la presencia sobre la nuez de los tres poros de germinación que recuerdan la imagen de una cabeza.

El nombre de la especie en latin "nucifera" significa portador de nueces.

Su lugar de origen es desconocido.

La hipótesis más acreditada es que el Cocos nucifera L. (1753) sea originaria del subcontinente asiático, aunque no faltan los que creen que es originaria de las costas del Brasil, dónde pudo ser introducida por los portugueses, los mismos que, como históricamente se ha comprobado , la introdujeron alrededor del año 1500 en el África occidental.

En la actualidad es probablemente la palma más extendida en todas las zonas tropicales.

JPEG - 71.9 KB
El coco es la palma mas difundida en los trópicos © Mazza

Propagación ocurrida ya sea por medio del hombre, dada su gran importancia económica, o naturalmente, por la capacidad de la semilla de flotar, conservar por mucho tiempo su capacidad germinativa y de crecimiento en las costas arenosas.

Es imposible hacer referencia a todos los nombres con que es comúnmente conocida en la actualidad en todas las partes del mundo.

Los más utilizados en Europa y América son los siguientes: "cocco", "palma da cocco" (italiano); “coconut”, “coconut palm” (inglese) ; “cocotier” (francese) ; “Kokos”, “Kokospalme”(alemán); “coco”, “coco-da-bahia”, “coco da India”, “coqueiro”, “coqueiro-da-bahia”, “coco-da-praia” (portugués) ; “coco”, “cocotero”, “palma de coco”, “palmera de coco” (español).

El tronco de la palma es individual, erguido o curvado, de 30-40 cm de diámetro en la parte media, más o menos ensanchado en la base; de hasta a más de 20 m de alto, de color gris - marrón, irregularmente marcado con las cicatrices de los peciolos foliares.

Las hojas de más de 5 m de largo son pinnadas con folíolos de un brillante color verde claro regularmente dispuestos en una capa larga de hasta más de 1 m. en la parte central.

El pecíolo es inerme, de 0,8-1 m. de largo, de color verde claro tendiente al amarillo.

Planta monoica, que produce entre las hojas una inflorescencia larga de más de 1 m, muy ramificada, nace de una espata leñosa, las pequeñas flores son de color amarillo pálido.

Los frutos son más o menos ovoides, hasta 25 cm. de longitud, de color verde, amarillo o marrón cuando maduran, según la variedad.

Son conocidas numerosas variedades dentro de dos tipologías que se refieren a la altura: ‘Talls ’, (altas) y ‘Dwarfs (enanas).

Las primeras, es decir, las altas, son las más difundidas en la naturaleza y de más tiempo de cultivarse. Las segundas, seleccionadas en los años más recientes, están teniendo un notable éxito especialmente como ornamental.

JPEG - 161 KB
Según la variedad, los frutos del Cocos nucifera son amarillos, verdes o marrones © G. Mazza

Es una palma de precoz florecimiento ya que la floración puede empezar a la edad de 5-6 años, hasta 3 en los enanos. Se multiplica por semillas, que germinan de 1 a 5 meses, según la variedad y la temperatura.

Palma de notable valor comercial por la gran cantidad de productos que pueden obtenerse de casi todas sus partes. Ha sido hasta por siglos de vital importancia para muchas poblaciones indígenas, especialmente las de las islas del Pacífico, cuya supervivencia dependió principalmente de ella.

Crece preferiblemente en las áreas costeras de las zonas tropicales y subtropicales calientes-húmedas, en suelos profundos y arenosos.

Su importancia desde el punto de vista ornamental, como bien es conocido, no es inferior a la comercial, es la planta que más que cualquier otra, evoca los paisajes tropicales en la imaginación colectiva.

Sinónimos: Palma cocos Miller (1768) ; Calappa nucifera (L.) Kuntze, (1891) ; Cocos indica Royle (1840) ; Cocos nana Griff. (1851) ; Cocos nucifera var. synphyllica Becc. (1916).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-27-11_Cocos_nucifera
_C-27-13_Cocos_nucifera
_C-27-15_Cocos_nucifera
_C-27-16_Cocos_nucifera
_C-27-24_Cocos_nucifera
_C-27-7_Cocos_nucifera
_C-27-25_Cocos_nucifera
_C-27-26_Cocos_nucifera
_C-27-27_Cocos_nucifera
_C-27-28_Cocos_nucifera
_C-27-29_Cocos_nucifera
_C-27-30_Cocos_nucifera
_C-27-31_Cocos_nucifera
_C-27-32_Cocos_nucifera
_C-27-33_Cocos_nucifera
_C-27-34_Cocos_nucifera
_C-27-35_Cocos_nucifera
_C-27-36_Cocos_nucifera
_C-27-37_Cocos_nucifera
_C-27-38_Cocos_nucifera
_C-27-39_Cocos_nucifera
_C-27-40_Cocos_nucifera
_C-27-41_Cocos_nucifera
_C-27-42_Cocos_nucifera
_C-27-43_Cocos_nucifera
_C-27-44_Cocos_nucifera
_C-27-45_Cocos_nucifera
_C-27-46_Cocos_nucifera
_C-27-47_Cocos_nucifera
_C-27-48_Cocos_nucifera
_C-27-49_Cocos_nucifera
_C-27-50_Cocos_nucifera
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants