Coelogyne kinabaluensis

Familia : Orchidaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 75.4 KB
Poco conocida, a pesar de su belleza y el color insólito de las flores, la Coelogyne kinabaluensis es una epífita endémica de Borneo. Rizoma leñoso con raíces carnosas © Giuseppe Mazza

La especie es endémica de Borneo, donde crece en las selvas húmedas del monte Kinabalu, entre los 900 y los 1800 m de altitud.

El nombre del género es la combinación del adjetivo griego “κοῖλος” (koilos) = hueco y del sustantivo “γυνή” (gyne) = hembra, en referencia al estigma cóncavo; mientras que el epíteto específico es el adjetivo latino “kinabaluensis” = de Kinabalu, monte de Borneo donde fue descubierta la especie.

JPEG - 77.7 KB
Inflorescencia con hasta 40 flores de entre 7 y 8 cm que se abren sucesivamente © Giuseppe Mazza

La Coelogyne kinabaluensis Ames & C.Schweinf. (1920) es una especie epífita con rizoma rastrero, leñoso, enraizante en los nudos con raíces carnosas. Los pseudobulbos son más o menos cilíndricos, de entre 20 y 28 cm de longitud y de 0,5 a 0,8 cm de diámetro, provistos en el ápice de dos hojas elípticas con ápice acuminado, plegadas y con nervadura prominente, de entre 18 y 22 cm de longitud y de 4 a 5 cm de anchura. La inflorescencia es terminal con respecto de la parte vegetativa de la que emerge, erecta, zigzagueante, de entre 25 y 40 cm de longitud y portando hasta 40 flores, que se abren sucesivamente, de entre 7 y 8 cm de diámetro, de color rosa salmón más o menos intenso, subtendidas por brácteas caducas. Se reproduce por semilla, in vitro, y por división, con cada sección provista al menos de 3 o 4 pseudobulbos.

Se trata de una especie poco conocida, a pesar de su belleza y el insólito color de sus flores. Necesita una posición en semisombra, temperaturas medio-altas (entre 20 y 30 ºC) en verano, ligeramente más frescas en invierno, con valores mínimos nocturnos no inferiores a los 16 ºC, elevada humedad (entre un 70 y un 85 %) y una constante ventilación.

Los riegos han de ser frecuentes y abundantes durante el crecimiento, aunque dejando secar parcialmente el sustrato antes de volver a proporcionar agua y evitando encharcamientos sobre la vegetación emergente, que se pudre fácilmente, mientras que en invierno conviene distanciar más los riegos, sin dejar nunca que se seque por completo el sustrato. Ha de usarse agua de lluvia, desmineralizada o de ósmosis inversa.

De primavera hasta otoño ha de ser abonada cada dos semanas, mensualmente en invierno, utilizando un producto hidrosoluble equilibrado, con oligoelementos, a ¼ de la dosis recomendada en el envase.

Puede ser montada sobre piezas de corteza, plataformas o pequeños troncos revestidos de esfagno, o bien cultivada en macetas o cestos suficientemente amplios y con un sustrato drenante y aireado que puede estar constituido por fragmentos de corteza de mediano tamaño y esfagno. Los trasplantes han de efectuarse, solo cuando sea estrictamente necesario al resentirse mucho cuando es molestada, cuando aparecen las nuevas raíces.

La especie está incluida en el apéndice II del CITES (se trata de una especie cuyo comercio está reglamentado a nivel internacional).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/c-619-2_coelogine_kinabaluensis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants