Colpothrinax wrightii

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

La especie es endémica de Cuba, donde está exclusivamente presente en la provincia de Pinar del Río y en la Isla de la Juventud (antes Isla de Pinos), ya sea en los bosques de pinos ( Pinus tropicalis Morelet 1851 ) inundados estacionalmente como en las sabanas semiáridas, prevalentemente sobre arenas blancas y suelos cuarcíferos, a baja altitud.

El nombre genérico deriva de la combinación del sustantivo griego “κόλπος” (cólpos) = seno, vientre, por la región característicamente hinchada en torno al centro del tallo, y el nombre del género Thrinax, al que estas plantas se parecen; mientras que el epíteto específico está dedicado al explorador y recolector botánico Charles (Carlos) Wright (1811-1885).

JPEG - 293.9 KB
Colpothrinax wrightii en su ambiente. Endémica de Cuba, esta palmera tiene la parte central del tallo característicamente hinchada, reservando así agua para la sequía © Pietro Puccio

Nombres comunes: barrel palm, belly palm, bottle palm, Cuban barrel palm, Cuban belly palm, Cuban bottle palm (inglese); barrigona, palma barrigona, palma barrigona de la Vuelta Abajo (Cuba).

La Colpothrinax wrightii Schaedtler (1875) es una especie monoica inerme solitaria, erecta, de hasta más de 10 m de altura, con un robusto tallo de entre 30 y 40 cm de diámetro que en los ejemplares adultos presenta, en torno o bajo la parte central, una zona hinchada de hasta 80 cm de diámetro, en algunos casos más, que constituye probablemente una adaptación de esta planta al clima marcadamente estacional, funcionando como reserva de agua para los periodos de sequía.

En las plantas jóvenes la superficie externa del tallo es rugosa, acanalada longitudinalmente y de color pardo, pero, al crecer, el estrato externo se separa completa o parcialmente, revelando una superficie lisa y de color grisáceo.

JPEG - 226.7 KB
En cultivo, como aquí junto al agua, puede carecer de hinchazón. Resiste a la salinidad y a breves caídas térmicas a 0 ºC, pero está en peligro por la expansión agrícola y la recolección de hojas y tallos © Giuseppe Mazza

La copa es más o menos esférica y sus hojas, sobre un peciolo de hasta 1,5 m de largo, son costapalmadas, cuneiformes, de entre 1,4 y 1,6 m de longitud, de color verde oscuro en el haz y más claras en el envés, hendidas en numerosos segmentos linear-triangulares más bien rígidos, aunque con ápice bífido péndulo, y de hasta 1,1 m de largo en el centro y en torno a 3 cm de ancho, unidos en la base en torno a un tercio de su longitud. La base foliar está provista en los márgenes de fibras aplanadas entramadas y de color marrón claro, de entre 0,6 y 0,8 cm de anchura, que envuelven al tallo en la parte más joven. Las inflorescencias nacen entre las hojas (interfoliares), midiendo menos que estas, y son tomentosas, péndulas al fructificar, con 4 órdenes de ramificación y numerosas raquillas, de entre 4 y 18 cm de largo, inicialmente de color amarillo pero que torna al naranja rojizo cuando se desarrolla el fruto.

Las flores son hermafroditas y sésiles, dispuestas en espiral, de alrededor de 8 mm de diámetro, carnosas, de color amarillo con 2 carpelos y 6 estambres. Los frutos son globosos, de entre 1,5 y 2 cm de longitud y de 1,4 a 1,8 cm de diámetro, de color inicialmente verde, pardo negruzcos al madurar, y contienen una sola semilla de entre 0,8 y 1,2 cm de diámetro.

Se propaga mediante semilla, previamente mantenida en agua durante tres días, en sustrato arenoso ácido o neutro mantenido húmedo a una temperatura de entre 26 y 28 ºC, con un tiempo de germinación de a partir de 1 mes. El crecimiento inicial es particularmente lento y la mortalidad durante los primeros meses es elevada.

La Colpothrinax wrightii es indudablemente una de las palmeras cubanas más características y singulares, pero tiene poca presencia fuera de la isla, quizás a causa de su lento crecimiento y porque la zona hinchada del tallo es menos pronunciada es las plantas cultivadas en condiciones climáticas y edáficas distintas a las de origen.

Parece que solo puede ser cultivada en zonas de clima tropical y subtropical, no soportando temperaturas cercanas a 0 ºC a menos que sean excepcionales y de corta duración. Requiere una exposición a pleno sol y sustratos drenantes, neutros o ácidos, con poca resistencia a la alcalinidad, y puede resistir de adulta a largos periodos de sequía, pero en cultivo crece mejor si es regada regularmente en verano, en ausencia de lluvias, mientras que en invierno conviene mantenerla más bien seca. Soporta moderadamente los aerosoles marinos, por lo que puede ser empleada en jardines cercanos al mar.

Las hojas son habitualmente utilizadas como cobertura de viviendas rurales y para elaborar diversos objetos de uso común. El tallo inflado fue usado en el pasado, y aún en parte sigue siéndolo, para fabricar contenedores de diverso tipo, incluso para agua, así como abrevaderos, colmenas, canoas, muebles y en la construcción, sobre todo como elementos de sustentación angulares. Los frutos son utilizados para la alimentación del ganado.

A causa de la creciente antropización, la expansión de las áreas agrícolas, la escasa regeneración y, sobre todo, el uso anteriormente mencionado de sus tallos, el número de individuos en estado salvaje de esta palmera se ha visto notablemente reducido, tanto como para poner en peligro su pervivencia, por lo que ha sido incluida en la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como “vulnerable” (especie en peligro de extinción en estado salvaje).

Sinónimos: Pritchardia wrightii (Schaedtler) Becc. (1908).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/colpothrinax_wrightii-08a66
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants