Coris aygula

Familia : Labridae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

   

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 87.5 KB
El lábrido payaso (Coris aygula) es una especie rara, que puede alcanzar los 120 cm © Giuseppe Mazza

El Lábrido payaso ( Coris aygula - Lacepède, 1801) pertenece a la clase de los Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al inmenso orden de los Perciformes y a la familia Labridae.

El nombre del género proviene del griego “kore” que quiere decir chiquilla, muchacha. En efecto, por sus finas escamas, el aspecto delgado y elegante y las tonalidades brillantes no puede otra cosa que evocar la imagen de la belleza.

El epíteto específico “aygula”, que quiere decir en sánscrito dedo, pulgar y pene, hace referencia a los dos primeros radios de la dorsal, que se erigen más altos que los otros.

En el sinónimo Coris angulata, usado ya hace tiempo, se hacía referencia por contra al perfil anguloso de la cabeza de los machos adultos.

Zoogeografía

Presenta una distribución muy amplia por las aguas tropicales del océano Índico y del Pacífico.

JPEG - 74.7 KB
¿Quién lo hubiese dicho? Esta es la librea de los subadultos. En común solo presentan una banda vertical clara © Giuseppe Mazza

Lo encontramos, por dar una idea, desde Sudáfrica al mar Rojo, en las Seychelles, Mauricio, Reunión, Maldivas, India, Sri Lanka, Australia, Indonesia, Micronesia, Nueva Guinea, Palaos, Filipinas, Taiwán, China y las islas Ogasawara en la parte meridional del Japón. Hacia el este ha colonizado las islas Fiyi, Samoa, Tonga, Pitcairn y Ducie. Hacia el sur, en el Pacífico, llega hasta Nueva Caledonia, isla de Lord Howe y las islas Rapa.

Ecología-Hábitat

Vive en las formaciones coralinas, en aguas relativamente someras, hasta alrededor de los 30 m de profundidad.

Morfofisiologia

El lábrido payaso puede alcanzar los 120 cm. La forma, alargada y comprimida lateralmente, es la típica de muchos Coris y Thalassoma, pero el tamaño de los adultos que, como se mencionaba, pueden superar el metro de longitud, es ciertamente sorprendente.

La aleta dorsal presenta 9 radios espinosos y entre 12 y 13 radios blandos; la anal 3 radios espinosos y 12 inermes; las ventrales son modestas, con 1 espina y 5 radios blandos; la cola, más redondeada en las hembras, está formada por radios filamentosos en los grandes machos. Estos, además de tener los dos primeros radios dorsales alargados, separados de los otros por una membrana mucho más corta, se reconocen inmediatamente por el perfil que muestra una protuberancia más acentuada sobre los ojos.

JPEG - 117.7 KB
Un ejemplar más viejo. Coris aygula se alimenta principalmente de animales bentónicos © Giuseppe Mazza

La librea de los adultos es de color azul verdoso con una o dos bandas verticales más claras. Los jóvenes son blancos con manchas negras en la parte anterior del cuerpo y dos manchas anaranjadas en el dorso junto a las que se encuentran, sobre la aleta adyacente, dos grandes ocelos negros. Al crecer, las manchas negras pasan a rojizas y el color de fondo tiende al beige, salvo en el centro, donde se forma una banda vertical clara que, bien visto, es el único vínculo con la librea adulta. No debe sorprendernos que, a pesar de la bien conocida variabilidad en los lábridos, se hayan generado sinónimos.

Etología-Biología Reproductiva

El lábrido payaso se alimenta prevalentemente de animales bentónicos: equinodermos, crustáceos y moluscos que atrapa y parte fácilmente con sus vistosos y prominentes incisivos. Los descubre a menudo removiendo el fondo con potentes chorros de arena.

Se presume que es, como muchos lábridos, una especie hermafrodita proterógina con hembras que pueden transformarse en machos a partir de cierta edad. Poco se conoce sobre la modalidad reproductiva, también porque se trata de un animal raro con apenas 1 o 2 ejemplares por hectárea. Su resiliencia, siendo esta la capacidad de recuperarse de las pérdidas, es muy baja. Necesita, de hecho, al menos 14 años, en óptimas condiciones, para duplicar sus efectivos. El índice de vulnerabilidad es por tanto muy alto, 72 en una escala de 100, y da motivos para la preocupación ya que el seguimiento de sus poblaciones es escaso y no se han tomado aún medidas de protección.

JPEG - 225.8 KB
Se presume que es una especie hermafrodita proterógina, con hembras que se transforman en machos a partir de cierta edad. También la reproducción es poco conocida ya que el seguimiento es escaso, dándose solo entre 1 y 2 ejemplares por hectárea. El índice de vulnerabilidad es altísimo y no se han tomado medidas de protección © Giuseppe Mazza

Sinónimos

Coris angulata - Lacepède, 1801; Labrus cingulum - Lacepède, 1801; Hemicoris cingulum - Lacepède, 1801; Julis cingulum - Lacepède, 1801; Labrus aureomaculatus - Bennett, 1830; Julis ruppelii - Bennett, 1831; Julis gibbifrons - Quoy & Gaimard, 1834; Julis semipunctatus - Rüppell, 1835; Julis coris - Valenciennes, 1839; Coris cyanea Macleay, 1883; Coris imbris - Tanaka, 1918.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-434-1_Coris_aygula
_C-434-2_Coris_aygula
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants