Corypha lecomtei

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 149.2 KB
A los 40-60 años de edad la Corypha lecontei florece y muere © Mazza

La especie es originaria de Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam donde vive en los bosques secos o en espacios abiertos a lo largo de los cursos de agua, hasta cerca 600 m de altitud, en zonas caracterizadas de marcada estacionalidad.

El nombre del género deriva del griego “coryphe” =cima, punta, con probable referencia a la gran inflorescencia terminal; la especie está dedicada al botánico francés Paul Henry Lecomte (1856 – 1934).

Nombres comunes: lan palm, thai talipot palm (inglés); dramn, satnlan, khjêh (khmer); bai lan, laan, lan (thai); là-buôn, là-buông (vietnamita).

La Corypha lecomtei Becc. ex Lecomte (1917) es una especie monoica, monocárpica (florece una sola vez y luego muere), con un tronco alto hasta cerca 6 m y 70 cm de diámetro, generalmente cubierto por los residuos persistentes de los pecíolos de las hojas caídas.

Las hojas son costapalmadas, ascendentes, de color gris verde, anchas cerca 3 m, divididas en numerosos segmentos largos en el centro 2 m unidas en la base por cerca la mitad de su largo, los ápices son pendentes.

Los pecíolos son robustos, largos hasta 6 m, verdes con bordes negros y provistos de espinas cercanas entre si largas hasta 1 cm.

La inflorescencia es terminal, erecta, piramidal, ramificada, larga hasta cerca 10 m sobre un pedúnculo alto 2 m, con flores hermafroditas de color blancuzco.

La floración sucede cuando la planta ha alcanzado una edad entre 40 y 60 años, durante los cuales la palmera ha acumulado en el tronco una gran cantidad de almidón que se transforma en azúcares que sirven para producir la enorme inflorescencia.

Los frutos son globosos, largos 7-8 cm, de color oscuro y conteniendo una sola semilla. Terminada la maduración de los frutos, la planta, como ya se ha dicho, muere.

Se reproduce por semilla, utilizando contenedores bastante profundos, que germina 3-6 meses.

Palmera en el pasado muy difundida, en algunas zonas especie dominante, ahora su área se ha drásticamente reducido por la expansión de la agricultura.

JPEG - 111.3 KB
Hojas típicamente ascendentes con pecíolos de 6 m © Mazza

En algunas zonas se encuentra en riesgo de extinción.

Esta vistosa palmera ha tenido en el pasado una notable importancia en la vida de las pobla- ciones locales.

Las fibras obtenidas de los largos pecíolos se utilizaban para fabricar velas, cuerdas y aún hoy, sombreros, estos y muchos otros objetos de uso común.

Las grandes hojas servían como cubierta de las cabañas y refugios y también los frutos, aún no teniendo un sabor particularmente agradable, se consumían en caso de necesidad.

Pero el uso más característico de las hojas era como material para escritura, en particular para textos sagrados, por su duración y resistencia al clima tropical, como demuestran los numerosos manuscritos llegados hasta nuestros días.

Las hojas se cortaban cuando aún estaban cerradas y preparadas con un preciso procedimiento antes de ser utilizadas para la escritura.

La especie es poco cultivada fuera de las zonas de origen, no existen por ejemplo muchas noticias sobre su resistencia a las bajas temperaturas.

Pareciera que las hojas se dañan a -2 ºC y que toda la planta muere a temperaturas de dos o tres grados inferiores, aún por brevísimo período.

No es particularmente exigente en cuanto al suelo y puede resistir períodos de sequía, como sucede en su hábitat natural.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-533-1_Corypha_lecomtei
_C-533-2_Corypha_lecomtei
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants