Crithmum maritimum

Familia : Apiaceae

 

GIF - 5.2 KB

 

Texto © Prof. Giorgio Venturini

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 249 KB
Única especie perteneciente al género Crithmum, el Crithmum maritimum crece entre las rocas a orillas del mar donde forma cojines arbustivos de hasta 50 cm. Las hojas son carnosas y comestibles, ricas en vitamina C y virtudes medicinales © Giuseppe Mazza

La única especie perteneciente al género Crithmum, el Hinojo marino, o también Perejil marino ( Crithmum maritimum, Linneo 1753 ) es una planta herbácea perenne de la familia Apiaceae.

El nombre genérico Crithmum deriva del griego “κριθη” (krithe) = cebada, por la forma de las semillas, que recuerdan a las de la cebada; mientras que el epíteto específico, maritimum = marino o marítimo en latín, hace referencia a su hábitat. κρηθμος e κρηθμον (krethmos e krethmon) son los nombres con los que en griego se indicaba la planta.

En español se le llama hinojo marino por su hábitat, forma y sabor, y en otros idiomas se le denomina también “hierba de San Pedro” (por ejemplo, uno de los nombres comunes italianos) dado que San Pedro es el patrón de los pescadores y la planta es de ambientes marítimos.

El nombre inglés para el hinojo marino, “samphire” o “rock samphire”, atribuido además también a otras plantas costeras, deriva del término del siglo XVI “sampere”, esto es, “St. Pierre”. A esta planta está dedicado el Samphire Hoe Country Park, un parque inglés cerca de Dover creado con la tierra extraída durante las excavaciones del Eurotúnel. Los diversos nombres dialectales italianos son por lo general derivados de los términos “finocchio marino”, “San Pietro”, “spaccasassi” (algo así como romperrocas), “critamo” (derivado del nombre científico) y, en Toscana y Liguria, “bacicci”, probablemente en recuerdo del término latino “Batide”. De hecho, Plinio usaba el término “batis” para el Crithmum; “baticula”, “bacicchia” y nombres similares son de uso tardorromano y medieval, sobre todo en la Provenza, de donde viene probablemente la difusión en Liguria.

El Crithmum maritimum es originario de las regiones mediterráneas. Está distribuido a lo largo de las costas del Mediterráneo y parte del mar Negro, encontrándose también en las costas atlánticas de Francia, España, islas Británicas y las Canarias. La presencia en Norteamérica es de origen antrópico.

Crece preferentemente en acantilados, espigones, escolleras y playas rocosas o de grava. Es una planta halófila, especie capaz de sobrevivir en ambientes regularmente expuestos a los aerosoles marinos o en terrenos impregnados en sal del mar. Esta planta caracteriza una importante asociación vegetal costera denominada Critmeto. Raramente lo encontramos lejos del mar, pero esporádicamente está presente en viejas murallas y en graveras del interior. La recogida indiscriminada ha provocado su rarificación en muchas regiones costeras altamente antropizadas.

JPEG - 225.8 KB
Resistente a la sequía y la salinidad, florece en pleno verano entre julio y septiembre © Giuseppe Mazza

Además de a la salinidad, el hinojo marino es muy resistente a la sequía y, al contrario que la mayoría de especies mediterráneas, es capaz de florecer en pleno verano.

Esta resistencia que presenta es debida tanto al hecho de que su raíz penetra a gran profundidad en el suelo hasta alcanzar terrenos húmedos como a las peculiares características de sus hojas. Estas son muy carnosas, manteniendo así una elevada cantidad de agua, y están revestidas de una cutícula cerosa que previene la excesiva evaporación como la salida de agua por ósmosis debida a las características higroscópicas de la sal marina. La cutícula previene además la penetración de dicha sal. La presencia de hojas carnosas y revestidas de una cutícula cerosa gruesa es típica también de las plantas de climas desérticos.

El helecho marino es una planta rizomatosa, con tallos robustos y ramificados zigzagueantes, acanalados, frecuentemente leñosos en la base, y forma, en ambientes idóneos, cojines arbustivos de más de 50 cm de diámetro.

Las hojas son basales, cerosas, compuestas, bi o tripinnatisectas, constituidas por foliolos lanceolados y puntiagudos de entre 1 y 2 cm de longitud, carnosos, parecidos a los de una planta suculenta, de color verde glauco, con un largo peciolo que en la base presenta una vaina que envuelve el tallo. La forma general de la hoja recuerda al asta de un ciervo.

Las flores, presentes de julio a septiembre, son pequeñas, de entre 2 y 4 mm, con pétalos redondeados blancos o amarillentos o más raramente rosados, y se presentan en umbelas dobles con entre 10 y 30 radios, a su vez divididas en umbelas rodeadas por brácteas. La raíz rizomatosa es carnosa y robusta, de tipo rastrero hipogeo, y puede alargarse hasta 5 m.

Cuando la planta, tras 2 o 3 años de vida, florece, la raíz principal se reduce hasta desaparecer y de una roseta basal emergen nuevos tallos floríferos que a su vez producen raíces. Se desarrolla así un caso de multiplicación vegetativa. Esta propiedad es además aprovechada en el cultivo del hinojo marino, donde la multiplicación se lleva a cabo mediante división de las matas.

Los frutos, ovales, están constituidos por dos aquenios y están surcados por 10 costillas longitudinales. Cuando están maduros, a finales de verano, toman un color púrpura. La planta es hermafrodita y la polinización es esencialmente entomógama.

Toda la planta es intensamente aromática con un olor mixto entre el hinojo y la menta, de sabor algo amargo y ligeramente picante.

JPEG - 235.8 KB
Las flores de 2-4 mm, con pétalos blancos o amarillentos o más raramente rosados, se reúnen en umbelas dobles con 10-30 radios, a su vez divididas en umbelas rodeadas por brácteas © Mazza

El hinojo marino es usado desde la antigüedad con fines medicinales y como apreciada planta en la cocina.

La recogida del Crithmum estaba muy difundida en siglos pasados y Shakespeare en “El rey Lear” (acto IV, escena VI) habla de los peligros a los que los recolectores se exponían al trepar por los empinados acantilados: “En mitad de la pendiente hay un hombre suspendido, cogiendo hinojo marino. ¡Peligroso oficio!”

El botánico inglés de principios del XIX, W. A. Bromfield, cuenta que los propietarios exigían un alto tributo para permitir la recolección del hinojo marino en sus tierras y el aprovechamiento comercial en el pasado tenía tales dimensiones que provocó un grave declive de las poblaciones de esta planta en algunas regiones. En el siglo XIX las plantas recogidas eran llevadas a los mercados de Londres en barriles de agua de mar.

Actualmente la planta está protegida en algunas regiones, por ejemplo en Inglaterra, donde la recolección está prohibida y para el uso alimentario y herborístico se recurre a cultivarla en el huerto.

El sabor picante, ligeramente salado y un aroma muy parecido al del hinojo hacen que aún hoy se aprecien sus hojas carnosas, tanto en ensaladas como en salsas aromáticas, cocinadas en mantequilla como guarnición para carnes, fritas o conservadas en vinagre. Entre las numerosas recetas que pueden encontrarse, algunas se remontan a finales del siglo XVI, citamos, por ejemplo: ensaladas mixtas, cremas, risotto, sopas, pasteles rústicos de verduras, encurtidos o salsas de acompañamiento.

La planta es rica en vitamina C y esto la hace un excelente remedio para el escorbuto. Es conocido que en el pasado los marineros llevaban a bordo provisiones de hinojo marino fresco o conservado en vinagre como un alimento agradable y a la vez capaz de prevenir el escorbuto.

Plinio cita también en esta planta acciones contra la gota y laxantes, Dioscórides recuerda que “las raíces, las semillas y las hojas, cocidas con vino y después bebidas, son utilizadas para tratar la retención urinaria, la ictericia y para inducir el flujo menstrual”. Era también empleado contra mordeduras de serpientes.

También la medicina popular moderna y la herboristería atribuyen al hinojo marino diversas propiedades terapéuticas; siendo utilizado como vermífugo y para mejorar la actividad hepática o para la insuficiencia urinaria, además de como eupéptico (función digestiva), colerético (estimulación de producción de bilis) y galactogogo (estimulación de producción de leche), como depurativo y contra el meteorismo.

Para el uso medicinal se recurre tanto a las hojas frescas como al jugo o a tinturas preparadas en alcohol o en vino o a decocciones y aceites esenciales.

Al igual que la mayor parte de las Apiáceas, el Crithmum maritimum contiene diversos aceites esenciales en los que encontramos eugenol, timol, carvacrol y critmeno, aislado de hecho por primera vez de esta especie.

Sinónimos : Crithmum canariense Cav.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las APIACEAE clicar aquí.  

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-235-2_Crithmum_maritimum
_C-235-5_Crithmum_maritimum
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants