Cyperus papyrus

Familia : Cyperaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 208.6 KB
Cyperus papyrus en Uganda, en su ambiente natural © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de África (Angola, Benin, Botswana, Burundi, Chad, Congo, Costa De Marfil, Etiopia, Gabón, Guinea, Kenia, Liberia, Malawi, Mozambique, Namibia, Nigeria, Ruanda, Senegal, Sudáfrica, Sudan, Tanzania, Uganda, Zaire y Zambia) y de las Islas del Océano Indico (Madagascar, Mauricio y Reunión) donde crece ya sea anclada al suelo, sobre las riberas de los cursos de aguas, de los lagos y de áreas pantanosas constantemente bañadas formando densas manchas de vegetación, o como planta flotante.

El único lugar de Europa donde está presente, no autóctona, según la opinión de la mayor parte de los botánicos, es en Sicilia, donde está aún presente en los alrededores de Siracusa.

El nombre del género deriva del griego “kypeiros”, usado por Teocrito y Teofrasto, el nombre de la especie es la latinización del nombre griego “pàpyros” de probable origen egipcio.

Nombres comunes: bulrushes, egyptian paper plant, egyptian paper reed, egyptian papyrus, mediterranean sedge, paper reed, papyrus sedge, papyrus (inglés); jonc du Nil, papyrus, plante à papier du Nil, papier du Nil, souchet à papier, souchet du Nil (francés); papiro (italiano); papiro (portugués); papiro (español); papyrusstaude, papyrus-zypergras (alemán).

El Cyperus papyrus L. (1753) es una herbácea acuática perenne, monocotiledónea, cespitosa, con rizomas horizontales cortos y gruesos y un extenso aparato radical; presenta tallos (cañas) en secciones mas bien triangulares, erectos, altos 2-5 m y anchos en la base hasta cerca 6 cm, lisos llenos de un tejido esponjoso (parénquima) en donde están presentes grandes espacios intercelulares que facilitan la circulación del aire, con el fin de llevar el oxígeno hacia las partes sumergidas. Presenta hojas basales sin lámina largas hasta 20-30 cm de color marrón rojizo. Inflorescencias compuestas en el ápice del tallo, hemisféricas, constituidas por 4-10 brácteas lineares, similares a hojas de color marrón rojizo largas 5-15 cm y 40-100 “rayos” arqueados o péndulos, filamentosos, largos 10-30 cm, con espiguitas color verde oscuro en la extremidad largas 1-2,5 cm. Los frutos son aquenios oblongos, 1 x 0,5 mm de color marrón claro. Se reproduce por semilla y muy fácilmente por división a finales de invierno.

De rápido crecimiento, es una de las más ornamentales entre las plantas acuáticas, se puede cultivar en pleno sol, o bajo ligera sombra, en las zonas de clima tropical, subtropical y marginalmente, templado cálido; temperaturas apenas bajo cero, destruyen la parte aérea, a nivel de rizoma puede soportar algunos grados menos, si bien protegido o en agua, y la planta vuelve a crecer en primavera. Por sus dimensiones tiene necesidad de espacio para evidenciar sus características ornamentales, ya sea cuando está en agua o en los bordes de espejos de agua, pero también en el interior de un jardín. El papiro, como planta ornamental, puede en efecto ser colocado además de en agua, o en un terreno constantemente mojado, también en plena tierra sobre sustrato arenoso y rico en humus manteniéndolo suficientemente húmedo, en tal caso la altitud de las cañas será no obstante inferior a las que se encuentran en agua. En el caso que sea utilizado en pequeños estanques es prudente tenerlos en macetas sumergidas para controlar el crecimiento, pudiendo sofocar velozmente cualquier otra vegetación. En macetas es apreciado para la decoración de interiores espaciosos, invernaderos y galerías, en posición muy luminosa, utilizando un sustrato con agregado de arena u otros inertes manteniéndolo constantemente húmedo, por ejemplo poniendo la maceta en un contenedor con agua permanentemente en el fondo, y a temperaturas que no desciendan debajo de los 12-14º C

El papiro, como es bien conocido, tiene una larga historia y una importancia fundamental en el camino de la civilización, símbolo del reino en el Bajo Egipto (cerca 5000-3000 a.C.), su nombre está ligado a la realización del homónimo material para escribir realizado por los antiguos egipcios. La primera descripción del procedimiento para su realización ha sido escrita en líneas generales, por Plinio el viejo (23-79 d.C.); la parte interna de los tallos era cortada en tiras que se posicionaban una al lado de la otra en sentido longitudinal, sobre estas se sobreponían otra serie de tiras en sentido vertical, a continuación prensadas y secadas al sol constituían el soporte sobre el cual escribir y pintar.

El uso del papiro de Egipto se difunde en Grecia y en el Imperio Romano y continúa en uso casi hasta el siglo X, sustituido progresivamente por el papel obtenido de la maceración de los harapos o de materiales vegetales. Si bien las hojas de papiro de buena calidad hoy son realizadas en Siracusa, el procedimiento antiguamente utilizado aún hoy no es completamente conocido en sus particulares.

El papiro no esta utilizado en el antiguo Egipto solamente para realizar hojas para escribir, sino también para construir embarcaciones y, con la parte externa de los tallos cortado en tiras para hacer cuerdas, conocidas por su resistencia, sandalias, cestas, esteras, y otros objetos. La planta desde hace unos años es también objeto de estudio por su elevada capacidad de remoción de las aguas de sustancias contaminantes.

Sinónimos: Chlorocyperus papyrus (L.) Rikli (1895)

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las CYPERACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_P-6-2_Cyperus_papyrus
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants