Diplodus annularis

Familia : Sparidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 62.7 KB
El Diplodus annularis se reconoce por la mancha negra, sin borde blanco, en la cola © Giuseppe Mazza

El Raspallón o Mojarra rubia ( Diplodus annularis - Linnaeus, 1758 ), que también recibe el extendido nombre vulgar de Sargo, pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con las aletas radiadas, al orden de los Perciformes y a la familia Sparidae.

El nombre genérico deriva del griego “diplous” = dos, y “odous” = diente, por tanto “doble diente”, en referencia a los incisivos dobles, particularmente evidentes.

El epíteto específico viene del latín “anulus” = anillo, a causa de la típica mancha circular negra poco antes del pedúnculo caudal, que no está, no obstante, bordeada de blanco como en la Oblada ( Oblada melanura ).

Zoogeografía

Está presente en todo el Mediterráneo, pero escasea en el mar Negro y entre Egipto y Turquía. Pasado el estrecho de Gibraltar se extiende hacia el norte por la costa atlántica oriental hasta el golfo de Vizcaya, y alcanza, hacia el sur, Marruecos, colonizando también Madeira y las Canarias.

Ecología-Hábitat

Suele encontrarse en puertos, y vive a lo largo de la costa, explorando la zona intermareal, pero nada también feliz en pequeños bancos o con otros espáridos en las praderas de Posidonia ( Posidonia oceanica ). No baja casi nunca a aguas profundas, aunque, según algunos, los más ancianos podrían alcanzar los 90 m de profundidad. En primavera se le encuentra también en las aguas salobres de las lagunas costeras.

Morfofisiología

Es el más pequeño de todos los sargos, con un récord de 24 cm y una media, según as zonas, de entre 13 y 16 cm.

La boca, relativamente ancha y protráctil, presenta mandíbulas simétricas con 8 incisivos seguidos de varias filas de molares, para arrancar y masticar a las pequeñas criaturas que viven sobre las rocas subacuáticas.

JPEG - 58.7 KB
Muy vinculado a las zonas intermareales, bate a menudo las rocas en busca de pequeños crustáceos © G. Mazza

Presenta una sola aleta dorsal, formada por 11 radios espinosos y de 12 a 13 blandos; la anal, que es la mitad de larga, se conforma con 3 radios espinosos y entre 12 y 13 inermes; las pequeñas ventrales presentan una espina y las pectorales son largas y puntiagudas. La cola es ahorquillada.

El color, plateado brillante con una ligera tendencia al amarillo, se hace más intenso en los adultos y se enfatiza con unas bandas oscuras miméticas verticales cuando el animal se siente en peligro.

Las aletas ventrales y la anal son siempre más o menos amarillentas si no anaranjadas, pero el elemento más característico, como ya se ha mencionado previamente, es la mancha negra sin borde blanco hacia el pedúnculo caudal.

Etología-Biología Reproductiva

Tan pronto sube la marea el raspallón ya anda patrullando para comprobar las novedades que pueden encontrarse entre las rocas cubiertas de algas. Busca crustáceos, moluscos y equinodermos de minúscula talla, sin desdeñar, si le parece, algún buen gusano.

El periodo reproductivo es muy variable según las zonas, ya que depende de la temperatura del agua. En las zonas más cálidas se reproduce en enero, pero en las costas italianas no lo hace hasta primavera o verano.

Los huevos flotan y son a menudo llevados a mar abierto por las corrientes, habiéndose encontrado formas larvarias de 15 mm, ya reconocibles por la mancha negra en la cola, a más de 10 km de la costa bajo algas flotantes. Los pequeños, hacia los 4 cm, muestran claramente las bandas verticales de la librea defensiva e, impulsados por el instinto, se dirigen hacia los puertos, las lagunas costeras o las zonas intermareales.

Hacia los 9 cm de longitud, en la edad de la pubertad, aún su sexo es incierto: las gónadas de un lado son ováricas y de otro son testiculares. Después, una de las dos toma predominancia y la otra regresiona. Los sexos están separados, por tanto, pero algunos machos se repiensan el asunto y, con la edad, pueden transformarse en hembras.

Se trata, por tanto, como en el caso de la Dorada ( Sparus aurata ) de una especie hermafrodita proterándrica.

La esperanza de vida de un raspallón es de 7 años. El índice de vulnerabilidad de esta especie es de 27 sobre 100.

Sinónimos

Sparus annularis - Linnaeus, 1758

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_S-3-8_Diplodus_annularis
_S-3-1_Diplodus_annularis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants