Dypsis madagascariensis

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 253 KB
Solitaria o en cespos de 2-4 troncos, la Dypsis madagascariensis alcanza los 18 m © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Madagascar nord-occidental donde está bastante difundida, ya sea en los bosques pluviales que en las forestas semi-deciduas, a veces próximas a las playas, desde el nivel del mar hasta cerca 600 m de altitud.

El origen del nombre del género es desconocido, el nombre de la especie, en latín “madagascariensis” = de Madagascar, hace referencia al lugar de origen.

Nombres comunes: farihazo, hirihiry, kindro, kizohazo, madiovozona (Madagascar); Lucuba palm (inglés); palmier plume, palmier de Madagascar, royal de Madagascar (francés); palma-de-madagascar, palmeira-de-lucuba, areca-de-lucuba (portugués - Brasil); palma anillo, palma de Madagascar (español).

La Dypsis madagascariensis (Becc.) Beentje & J.Dransf. (1995) ) es una especie inerme, solitaria o en cespos de 2-4, con troncos de hasta 18 m de altura y 10-22 cm de diámetro de color verde en la parte más joven, grisáceo en la parte más vieja, sobre el cual son visibles los anillos restos de las hojas caídas, con internudos largos 5-12 cm.

Las hojas pinadas, sobre un pecíolo largo 12-40 cm, están dispuestas sobre tres hileras (tristicas) largas hasta 3 m con pinulas irregularmente dispuestas sobre el raquis en grupos de 2-6, insertadas en ángulos diferentes, lanceoladas con ápice puntiagudo y péndulas, largas en la base 60-120 cm y anchas hasta 1,5 cm, en la parte media largas 50-95 cm y anchas hasta cerca 2 cm, de color verde en el haz, gris verdoso en el envez.

La base foliar, larga 40-60 cm, de color verde está recubierta por una pátina cerosa blancuzca, envuelve sólo parcialmente el tronco en las hojas más internas y está completamente abierta en aquellas más externas. Las inflorescencias, largas 1-1,5 m, nacen entre las hojas (interfoliares) encerradas en la fase inicial de crecimiento en una bráctea decidua, con pedúnculo inicialmente recubierto por un tomento rojizo y 3 (raramente 4) órdenes de ramificaciones llevando flores unisexuales de color amarillo verduzco reunidas en grupos de tres (una flor femenina en medio de dos flores masculinas)

Los frutos, de obovoides a elipsoides, son largos cerca 1,5 cm y anchos cerca 0,8 cm, de color verde tendiendo al púrpura en su maduración y recubiertos por una pátina cerosa, conteniendo una sola semilla prácticamente elipsoidal de cerca 1 cm de largo. Se reproduce por semilla, previamente sumergida en agua por tres días, en sustrato aireado y drenante mantenido constantemente húmedo a 22-24 ºC de temperatura, que germina en 1-2 meses; la primera hojita es bífida. Especie de veloz crecimiento se ha difundido por sus características ornamentales fuera de la zona de origen, cultivable en las zonas de clima tropical y subtropical, se puede intentar la cultivación en clima templado cálido más suave, donde valores de temperatura próximos a 0 ºC son eventos excepcionales y de brevísima duración.

Requiere una exposición en pleno sol y no es particularmente exigente en cuanto al suelo, siempre que sea bien drenado, y logra soportar de adulta, períodos de sequía si bien crece mejor en suelos mantenidos húmedos; palma de gran efecto ya sea como ejemplar aislado que en grupo o en hilera a los lados de las calles y avenidas, es además resistente al aerosol salino, puede por lo tanto ser empleada en proximidades del mar.

El tronco es usado en las construcción y el “corazón de palma” (el ápice vegetativo y la parte más tierna e interna de las bases foliares envainadas), de óptimo sabor, son consumidos localmente, hecho que ha contribuido a reducir la población.

Sinónimos: Dypsis madagascariensis W.Watson (1885); Chrysalidocarpus lucubensis Becc. (1906); Chrysalidocarpus madagascariensis Becc. (1906); Chrysalidocarpus oleraceus Jum. & H.Perrier (1913); Chrysalidocarpus madagascariensis var. lucubensis (Becc.) Jum. (1933); Chrysalidocarpus madagascariensis f. oleraceus (Jum. & H.Perrier) Jum. (1933); Chrysalidocarpus madagascariensis var. oleraceus (1933).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_D-160-1_Dypsis_madagascariensis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants