Dypsis nodifera

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

   

JPEG - 297.6 KB
Originaria de Madagascar, la Dypsis nodifera alcanza los 10 m. Decorativa en los trópicos, tiene frutos comestibles. Ensaladitas de “corazón de palma”, el artesanado y la deforestación amenazan la especie © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Madagascar oriental donde está difundida en las forestas húmedas desde el nivel del mar hasta cerca 1500 m de altitud.

El origen del nombre del género es desconocida; el nombre de la especie es el adjetivo latino “nodifer, era, erum” = provista de nudos, con probable referencia a las cicatrices foliares sobre el tallo.

Nombres comunes: bedoda, ovana, sira (malgache).

La Dypsis nodifera Mart. (1849) es una especie monoica inerme de tallo único, alto 2-10 m con un diámetro de hasta 6 cm en la base, adelgazado hacia el ápice, de color verde en la parte más joven, grisáceo en la más vieja, sobre los cuales son visibles los anillos formados por el resto de las hojas caídas. Hojas paripinnadas, sobre un corto pecíolo, ligeramente arqueadas, largas hasta 90 cm, con pinnulas oblongo-ovadas con ápice largamente acuminado, irregularmente dispuestas sobre el raquis en grupos de 2-6 e insertadas hacia ángulos diferente, largas en la parte media 12-35 cm y anchas 1,4-4,5 cm, de color verde intenso. La base foliar envuelve enteramente al tallo hasta una altura de 15-30 cm formando una especie de capitel tubular de color gris verde con microscópicas escamas rojo púrpura, más densas en la parte terminal.

Las inflorescencias, sobre un pedúnculo largo 10-30 cm, nacen entre las hojas (interfoliares) encerradas en la fase inicial de crecimiento en una bráctea decidua de color marrón rojizo, largas 20-90 cm con (2)-3(-4) órdenes de ramificaciones. Las flores son unisexuales y dispuestas en grupos de tres (una flor femenina en medio de dos masculinas), de color rojo en capullo, y presenten el fenómeno de la proterandria, las flores masculinas maduran antes que las femeninas, o sea evita la autofecundación favoreciéndo la fecundación cruzada.

Frutos elipsoidales. de cerca 1 cm de largo y 0,7 cm de diámetro, conteniendo una sola semilla elipsoidal, de 0,7 cm de largo y 0,5 cm de diámetro, ruminado (el perisperma se inserta en el endosperma) en profundidad. Especie muy similar de adulta al Dypsis pinnatifrons, distinguible con certeza solo por las flores masculinas, que presentan 6 estambres, en vez de 3, y de los frutos por el endosperma ruminado en vez de homogéneo.

Se reproduce por semilla, previamente colocadas en agua por tres días, en sustrato aireado y drenante mantenido húmedo a 22-24 ºC de temperatura, con tiempos de germinación de 1-4 meses.

Especie de indudables características ornamentales cultivable en las zonas de clima tropical y subtropical húmedo, no soportando temperaturas próximas a 0 ºC sólo excepcionales y por brevísimo tiempo. Prefiere un posición sombreada o semi sombreada, en particular en la fase juvenil, y no es particularmente exigente en cuanto al suelo, siempre que sea bien drenado y mantenido constantemente húmedo, pero sin encharcamientos.

Por las dimensiones contenidas y la elegancia del follaje los ejemplares jóvenes son un óptimo sujeto para cultivar en maceta, en sustrato rico en sustancia orgánica con agregado de perlita al 25%, para la decoración de espacios abiertos donde el clima lo consienta, o de invernaderos, galerías, y jardines de invierno, en situaciones aun escasamente iluminadas, con temperaturas mínimas no inferiores a 14 ºC y humedad ambiental alrededor de 60%.

La especie reviste una cierta importancia para las poblaciones indígenas, los frutos son a veces consumidos localmente, como también son muy apreciados los ápices vegetativos, los “palmitos”, y de las plantas decapitadas se recoge un líquido dulce para una bebida fermentada. Los tallos jóvenes, reducidos a tiras longitudinales, son utilizados para cuerdas y redes de pesca, las hojas como forraje para los animales, las pinnulas para confeccionar sombreros. Los tallos derechos de las plantas adultas divididos longitudinalmente por la mitad, son aún empleados en las construcciones locales para paredes y pisos, siendo de larga duración. Aun siendo muy difundida en la naturaleza, los numerosos usos llevan a la muerte a la planta, junto a la reducción de la foresta en favor de la agricultura, podrían disminuir drásticamente su presencia en un futuro próximo.

Sinónimos: Dypsis polystachya Baker (1887); Phloga nodifera (Mart.) Salomon (1887); Dypsis vilersiana Baill. (1894); Phloga polystachya (Baker) Noronha ex Baill. (1894); Phloga polystachya var. stenophylla Becc. (1906); Phloga nodifera (Mart.) Pic.Serm. (1995).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/d-202-1_dypsis_nodifera
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants