Elaeocarpus grandiflorus

Familia : Elaeocarpaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

La especie es originaria de Camboya, Indonesia, Laos, Malasia Peninsular, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam donde crece en las forestas siempreverdes a los largo de los cursos de agua en bajas altitudes.

El nombre del género es la combinación de los sustantivos griegos “ἐλαία” (élaia) = oliva y “καρπός” (carpόs) = fruto; el nombre de la especie es la combinación del adjetivo latino “grandis” = grande y del sustantivo “flor, oris” = flor, con obvia referencia.

Nombres comunes: Ceylon olive, fairy petticoats, fringe bells, lily of the valley tree (inglés); anjang-anjang, anyang-anyang, ki ambito, maitan (Indonesia); pherng’, kok mark, som pheung’ (Laos); ando, andor (Malasia); ye-saga (Myanmar); khrai yoi, mun nam, phi nai (Tailandia); côm lá thon (Vietnam).

La Elaeocarpus grandiflorus Sm. (1809) es un árbol pequeño siempreverde alto hasta cerca 25 m con corteza gris-marrón y hojas, sobre un pecíolo largo 0,5-4 cm, agrupadas en el ápice de las ramas, alternas, simples, de elípticas a lanceoladas con margen sinuoso o aserrado, de 5-20 cm de largo y 2-5 cm de ancho, de color rojizo cuando jóvenes, luego verde intenso. Las inflorescencias son racimos axilares péndulas, largas hasta 10 cm, llevando flores hermafroditas péndulas con 5 sépalos lanceolados de color rosa o rojo brillante, largos 1,5 cm y anchos 0,4 cm, corola campanulada con 5 pétalos obovados blancos con margen superior con franjas, de 2-2,5 cm de largo y 1 cm de ancho, y 30-40 estambres. Los frutos son drupas elipsoides con ápice en punta, de 2-4 cm de largo y cerca 2 cm de diámetro, de color verde pálido; endocarpio cubierto por delgadas espinas recurvas.

JPEG - 154 KB
La Elaeocarpus grandiflorus es un siempreverde del sudeste asiático que alcanza los 25 cm de altura. Refinadas inflorescencias péndulas con sépalos rosa y corola con franjas blancas largas 1 cm. Hojas, frutos, corteza y semillas tienen propiedades medicinales con prometedores efectos hipoglucémicos, antibactericida y antiviral © Giuseppe Mazza

Se propaga por semilla en sustrato orgánico con agregado de arena por un 30% mantenido húmedo a 22-24 ºC de temperatura; se reproduce también por esqueje y acodo aéreo.

Especie de larga y ornamental floración, cultivable en pleno sol o parcial sombra en las regiones de clima tropical y subtropical; ejemplares adultos pueden soportar temperaturas alrededor de 0 ºC sólo si excepcionales y por breve período. De fácil cultivación, requiere frecuentes riegos en el estado juvenil, pero una vez bien enraizada puede soportar breves períodos de sequía, y no es particularmente exigente en cuanto al suelo, siempre que sea drenante. Ejemplares jóvenes se prestan para la cultivación en contenedores para poder ser reparados en los meses más fríos, donde el clima no consiente la permanencia con continuidad al aire libre, en ambientes luminosos, con temperaturas diurnas de 20-24 ºC y mínimas nocturnas no inferiores a 14 ºC. Los riegos deben ser regulares en verano, mas espaciados en invierno, dejando secar parcialmente el sustrato antes de volver a regar, y las fertilizaciones, desde primavera al otoño, efectuadas preferiblemente con productos balanceados con microelementos.

La madera, clara y con vetas, se trabaja fácilmente y es utilizada en las construcciones, para embarcaciones, muebles y objetos artesanales.

Hojas, frutos, corteza y semillas son utilizados en la medicina tradicional para varias patologías; algunos estudios de laboratorio han evidenciado la presencia de sustancias con prometedores hipoglucémicos, anti bactericidas y antivirales.

Sinónimos: Cerea radicans Thouars (1805); Elaeocarpus lanceolatus Blume (1825); Elaeocarpus radicans (Thouars) Hiern (1900).

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/e-242-1_elaeocarpus_grandiflorus-2
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants