Euterpe oleracea

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 271.2 KB
Con varios troncos de 20 m, la Euterpe oleracea produce frutos comestibles y los corazón de palma © Mazza

La especie es originaria de Brasil (Acre, Alagoas, Amazonas, Amapá, Bahia, Ceará, Fernando de Noronha, Maranhão, Pará, Paraíba, Pernambuco, Piauí, Rio Grande do Norte, Rondônia, Roraima, Sergipe y Tocantins), Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Surinam, Trinidad y Venezuela, donde vive en los bosques pantanosos o pluviales a lo largo de los cursos de agua hasta cerca 500 m de altitud.

El nombre del género es el de la Musa de la música en la mitología griega, compuesto por el prefijo “eu” = bien y del verbo “terpo” = deleitar, alegrar, nombre que se adapta perfectamente a este género que se cuenta entre las más elegante de la familia de las palmas; el nombre de la especie es el adjetivo latino “oleraceus, a, um”= similar a verdura, con referencia a los ápices vegetativos (“corazón de palma”).

Nombres comunes: cabbage palm, açai palm, assai palm (inglés); açai, açai-do-Pará, açaizeiro, jaçara, jiçara, piriá (Brasil); manaka, pina, prasara, qapoe, qasei (Suriname); manaca (Venezuela).

La Euterpe oleracea Mart. (1824) es una especie monoica, inerme, de varios troncos cilíndricos de hasta 20 m de altura y 7-18 cm de diámetro, lisos, grisáceos, sobre el cual son visibles los anillos restos de las hojas caídas, con base ligeramente alargada y a menudo con una corona de raíces adventicias.

Las hojas, sobre un pecíolo largo cerca 30 cm, son pinadas, largas hasta 3,5m, con la base foliar que envuelve enteramente el tronco por una altura de 0,8-1,3 m formando una suerte de capitel tubular de color verde, a veces rociado de amarillo, rojo o púrpura. Las pinulas, en número de 50-70 por lado y dispuestas regularmente a lo largo del raquis, son péndulas, largas hasta cerca 1 m y anchas 3-4 cm en la parte media, de color verde brillante.

Las inflorescencias ramificadas largas cerca 70 cm, sobre un pedúnculo largo 10-15 cm, encerradas en la fase inicial de crecimiento en una espata decidua verde, larga cerca 1 m, se disponen debajo de las hojas y llevan flores de ambos sexos, dispuestas en la característica triada (una flor femenina en medio de dos flores masculinas), en pares o sólo masculinas en la parte terminal; las flores masculinas son de color púrpura, las femeninas marrón claro.

Los frutos, numerosos y producidos en gran parte del año, son drupas globosas de color púrpura negruzco en su madurez, de 1,5-2 cm de diámetro, conteniendo una sola semilla. Se reproduce por semilla que tiene una viabilidad de breve duración, previamente quitada la pulpa y colocada en agua tibia por tres días, en sustrato aireado y drenante a 24-26 ºC, con tiempos de germinación de 1-2 meses o más; la primera hojita es pinada y la primera floración, en las mejores condiciones de cultivación, a partir del 4º año de edad. Especie particularmente difundida en los lugares de origen, donde a menudo cubre vastas extensiones de territorio, cultivable en las regiones de clima tropical y subtropical con elevadas lluvias, bien distribuidas en el arco del año, y elevadas temperaturas, con mínimas raramente debajo de los 10 ºC, si bien de adulta puede soportar temperaturas próximas a 0 ºC, siempre que sean excepcionales y de brevísima duración. Requiere suelos ácidos y ricos en sustancia orgánica constantemente húmedos, no soportando períodos de sequía.

Los frutos representan desde hace tiempo un importante recurso alimentario y económico de las poblaciones indígenas, el jugo (acai), de agradable sabor, nutriente y con evidente propiedad antioxidante, es extraído manualmente o mecánicamente consumido solo o con otros frutos, diferentemente diluido en agua, o utilizado para helados y dulces o agregado al arroz y harina de mandioca; el jugo es altamente deteriorable y esto limita la comercialización.

Las semillas en cambio se utilizan como alimento para los animales, combustible y para productos artesanales. Además de los frutos se consumen los ápices vegetativos y la parte más tierna de las bases foliares envainadas (“corazón de palma”), que lleva a la muerte del tronco, pero no de la toda la planta, formada por varios troncos. Por tal motivo, el uso de esta especie, ya sea para el consumo local como para la exportación, en reemplazo de la Euterpe edulis, de tronco único, cuya población ha sido reducida notablemente por la tala indiscriminada, ha alentado a las autoridades brasileñas. Finalmente no es omitir el aspecto particularmente atrayente y elegante de esta palma que la hacen un apreciado ornamento de los jardines tropicales y subtropicales.

Sinónimos: Euterpe brasiliana Oken (1841); Catis martiana O.F.Cook (1901); Euterpe badiocarpa Barb.Rodr. (1901); Euterpe beardii L.H.Bailey (1947); Euterpe cuatrecasana Dugand (1951).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_E-241-1_Euterpe_oleracea
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants