Felis silvestris - Abisinio, Somali

Familia : Felidae

 

Testo © Dr Didier Hallépée

 

 

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 29.7 KB
Rápido, codicioso, explorador, trepa por todas partes © G. Mazza

Nel siglo XIX, un oficial británico de la armada de las Indias llega para asumir su nuevo puesto en Abisinia (hoy Etiopía) en compañía de su gata Zulma. Otro oficial se enamoró de esta gata, se la llevó a Inglaterra en 1868. La originalidad de su manto fue muy apreciada y Zulma fue así el origen de una nueva raza llamada Abisinia en homenaje a la región de donde venía antes de llegar a Inglaterra. Es junto al British y el Persa una de las más viejas razas reconocidas.

Mas tarde, una inglesa recorre Abisinia buscando auténticos gatos abisinios. No encontró ninguno, y con razón.

El manto característico del Abisinio recuerda al de la liebre, cada pelo lleva dos o tres rayas de color, a esto se le llamó el ticking (jaspeado). Según los estudios que se han hecho sobre el origen de las razas felinas, parece que el ticking proviene de los países del sudeste asiático.

Por largo tiempo gatitos de pelo semi largo han aparecido en las camadas de Abisinios y han sido sistemáticamente descartados, como no conformes. En 1965, una criadora americana decide crear una nueva raza que es reconocida con el nombre de Somalí.

Carácter

El Abisinio está dotado de patas posteriores más largas que le confieren una gracia felina inimitable. Su andar, muy felino, lo hace uno de los favoritos del público. Su nariz está circundada por un gracioso bordecito y la cara presenta un magnífico maquillaje alrededor de los ojos y sobre la frente. Musculoso, deportivo, muy dulce, no maúlla pero ronronea.

Veloz, glotón, curioso (atención a las fugas), se trepa por todas partes, es un compañero muy vivaz ( no recomendar a aquellos que confunden un gato con un objeto decorativo), de apariencia real. De talla media, los macho son en proporción más grandes que las hembras.

Musculosos, el Abisinio y el Somalí son despiertos y ágiles como una pantera y muestran un vivo interés por todo lo que lo rodea. Su manto jaspeado tiene una calidad que le hace reflejar la luz. En cuanto al largo del pelo, el Somalí puede parecer un poco más pesado pero en realidad no lo es.

Su glotonería lo podría hacer un gato obeso, pero su energía inagotable le permite conservar esta línea estilizada que es causa de su encanto.

JPEG - 31.7 KB
Abisinio © Giuseppe Mazza

Standard

Con forma de triángulo suavizado, la cabeza presenta contornos redondeados sin ninguna línea recta, ya sea de frente que de perfil. El perfil es una continuación ininterrumpida de curvas muy suaves: cráneo levemente redondeado, frente ligeramente curva ligera pendiente cóncava entre la frente y la nariz, sin interrupciones. La nariz no debe ser muy larga. Un ligero hinchazón, que no causa ni interrupción ni curvas demasiado marcadas, no es absolutamente un defecto. El largo de la cabeza debe ser proporcional al resto del cuerpo. La cabeza es llevada con orgullo sobre un cuello elegante.

Ya sea de frente como de perfil, el hocico presenta contornos ligeramente redondeados. No es ni en punta ni apretado. El mentón es pleno. Formando curvas suaves, no es ni escondido ni proyectado hacia adelante. En los machos adultos se permite papada. La nariz está rodeada por una línea en armonía con el color de la base. Los labios deben ser igualmente pigmentados del mismo color.

Los ojos son grandes, brillantes y expresivos. Con forma almendrada, su apertura no es ni oriental ni redonda. El color admitido va del amarillo al avellana pasando por el verde en todos sus matices, con la condición de que sea uniforme. Los ojos están resaltados por una línea de maquillaje a la Cleopatra, del color base del manto circundado por una zona de coloración mas clara. Encima de cada ojo, una corta línea vertical, como si fuera un trazo de lápiz, corta esta zona clara.

Grandes, atentas y moderadamente en punta, las orejas tienen forma de una taza con base bien ensanchada. Dirigidas hacia delante, están desplazadas como si el gato estuviera “escuchando”. Medianamente distanciadas, de modo que las orejas no sean ni paralelas ni verticales, su punto de unión inferior debe estar suficientemente bajo, menor sin embargo que para los gatos de tipo “oriental”.

Los pelos sobre las orejas son cortos e inclinados, si es posible con el tipping. En el Somalí, el interno de las orejas es bien denso. Es deseable una huella en el exterior de la oreja (huella de pulgar). Esta es más visible en los gatos de color oscuro que en aquellos de color claro.

JPEG - 34.9 KB
Abisinio azul © Giuseppe Mazza

Su cuello es algo largo, gracioso y ligeramente arqueado.

De formato foreign, el cuerpo es medianamente largo, flexible y gracioso, con una musculatura bien desarrollada.

Es suave al tacto y elegante, jamás regordete.

La caja toráxica es ligeramente redondeada, las costillas no deben ser planas. La espalda es ligeramente arqueada como si el gato estuviese listo para dar un salto.

Proporcionalmente menudas en relación al cuerpo, las patas son largas, musculosas y derechas.

Los pies son pequeños, ovales y compactos. En posición erecta, el Abisinio y el Somalí dan la impresión de estar sobre la punta de sus pies.

El color de las almohadillas debe ser en armonía con el color de base.

Bastante espesa en su base, la cola es relativamente larga, aunque proporcionada al cuerpo. Es relativamente cónica en el Abisinio y como penacho en el Somalí.

En el Abisinio el pelo es elástico al tacto, calidad llamada “resiliencia”, brillante y fino.

Corto, debe sin embargo tener un largo suficiente para que cada pelo pueda presentar al menos cuatro bandas alternadas, claras y oscuras, llamadas ticking.

El manto, bien extendido sobre el cuerpo, es más largo sobre la espina dorsal, acortándose gradualmente sobre la cabeza, flancos y patas.

Sin ser lanoso, el subpelo participa en la especificidad del manto del Abisinio, a veces sedoso y elástico.

En el Somalí, el manto es semi largo, bastante alargado sobre el cuerpo, más corto sobre la espalda y la espina dorsal, alargándose gradualmente sobre los flancos.

El cuello y los calzones son bien abundantes. El subpelo no debe ser lanoso.

Cruzamientos autorizados

Abisinio x Abisinio - Somalí x Somalí - Abisinio x Somalí.

Manto

El color del manto es una cualidad esencial del Abisinio y del Somalí. En cada caso no debe ser apagado, sino, al contrario, el mayor contraste posible. El manto del Abisinio y del Somalí parece dotado, en este efecto, de una cualidad chispeante que refuerza la intensidad de su color. Cada pelo debe tener al menos cuatro bandas alternadas, claras y oscuras, llamadas ticking, salvo en los pelos del vientre, del pecho, del cuello, del interior de las patas y debajo de la cola, que no son manchados. La pigmentación de esta zona debe ser en todo caso homogénea. Partiendo desde la piel hacia la extremidad, los pelos manchados deben comenzar con una banda clara y terminar (parte distal) con una banda oscura. Siendo el Abisinio y el Somalí gatos tabby, el mentón y la parte alta de la garganta son de un color más claro, más marfil que blanco.

JPEG - 43.7 KB
Abisinio Wild Usual © Giuseppe Mazza

Se notará una banda de color más oscuro sobre la espina dorsal y la cola, lo que acentúa el ”look” selvático del Abisinio y del Somalí. Son apreciadas dos “suolette”, o sea una coloración más oscura en la parte posterior de las patas.

Los cuatro colores tradicionales del Abisinio son el Liebre (Ruddy) (pelo marrón con ticking marrón-negro, subpelo color albaricoque-marrón ticket tabby), el Rojo (Sorrel) (pelo rojo-cobre con ticking rojo oscuro. subpelo albaricoque-canela ticket tabby), el Azul (Blu) (pelo azul-gris con ticking azul-gris acero, subpelo crema) y el Crema (Fawn) (pelo beige con ticking crema oscuro, subpelo crema claro).

La introducción del gen I permite crear un Abisinio con el manto plateado. El Abisinio Silver.

El motivo es el mismo que el de aquellos gatos no silver, pero el color más claro entre las bandas de color de base es reemplazado por un matiz lo más posible plateado.

Las sombras rojizas, llamadas “rufismo” si bien no son bienvenidas, no deben ser muy penalizadas, sobre todo si se encuentran localizadas a lo largo de la columna vertebral.

Al día de hoy, el Abisinio está aceptado en todos los colores, pero únicamente en motivo ticket tabby.

 

→ Para informaciones generales sobre FELINOS ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad en las razas de gatos, clicar aquí.

 

Archivo fotográfico de Giuseppe Mazza

_G-4-106_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Blue
_G-4-107_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Blue
_G-4-109_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Blue
_G-4-110_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Blue
_G-4-111_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Blue
_G-4-123_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Wild_Usual
_G-4-124_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Wild_Usual
_G-4-125_Felis_silvestris_-_Abyssinian_-_Wild_Usual
_G-4-96_Felis_silvestris_-_Gatto_Abissino
_G-4-282_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-283_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-284_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-285_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-286_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-287_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-288_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-289_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-290_Felis_silvestris_-_Abyssinian
_G-4-291_Felis_silvestris_-_Abyssinian
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants