Ficus benjamina

Familia : Moraceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 183.1 KB
Este Ficus benjamina supera largamente, en Sri Lanka, las dimensiones usuales © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Australia (Northern Territory y Queensland), Bhutan, Camboya, China (Guangdong, Guangxi, Guizhou, Hainan y Yunnan), Filipinas, India, Indonesia, Islas Salomón, Malasia, Myanmar, Nepal, Papua Nueva Guinea, Tailandia y Vietnam, donde vive en las forestas húmedas hasta cerca 800 m de altitud.

El nombre del género es, en latín, el utilizado para el ficus común ( Ficus carica ).

El nombre de la especie es de incierto origen, probablemente deriva de “benzoina”, una resina obtenida de árboles tropicales y que se consideraba producida también de este.

Nombre comunes: benjamin fig, benjamin-tree, Java fig, Java-tree, malayan banyan, oval-leaf fig tree, tropic-laurel, weeping chinese banyan, weeping fig, weeping-laurel (inglés); beniamino, benjamin, ficus beniamina (italiano); figuier pleureur (francés); waringin (hindú); wariengien (indonesio); beringan, figueira-banjamina (portugués); laurel de indias (español); árbol benjamín, benjamina, ficus benyamina, matapalo (español); benjamin-feige, benjamin-gummibaum, birkenfeige (alemán).

La Ficus benjamina L. (1767) es un árbol siempreverde, alto hasta cerca 20 m con tronco de hasta 50 cm de diámetro, con corteza lisa de color blanco grisáceo y copa amplia con eventual producción de raíces aéreas de las ramas principales; las jóvenes ramas son péndulas.

Las hojas, más bien coriáceas, sobre un corto pecíolo, son alternas, de forma de ovada a elíptica con margen entero y ápice acuminado, largas 3-10 cm y anchas 2-5 cm, de color verde oscuro brillante superiormente.

Las inflorescencias son siconos, o sea cavidad de paredes carnosas que encierran enteramente a las flores, accesibles por una apertura apical cerrada por tres minúsculas escamas (típico ejemplo los del higo común, Ficus carica ).

JPEG - 81.1 KB
Existen formas con hojas variegadas como este Ficus benjamina Starlight © Giuseppe Mazza

Los siconos, producidos sobre ramas jóvenes, son axilares, sesiles (sin pecíolo) solitarios o en par, de forma mas o menos de globosa a piriforme, de 0,8 -1,2 cm de diámetro, de color de el amarillo al rojo púrpura en su madurez, con flores femeninas y masculinas contemporáneamente presentes en el sicono.

Para la fructificación es necesaria la presencia del insecto polinizador, como es conocido cada una de las especies de Ficus está asociado un insecto específico de la familia de los Agaonidae (en nuestro caso el Eupristina cyclostigma Wiebes, 1992), que a su vez puede reproducirse sólo si está presente la especie de Ficus al que está asociado. Los frutos, (aquenios) prácticamente reniformes, cerca 2x1 mm, contienen una sola semilla.

Se propaga por semilla, colocadas superficialmente sobre un sustrato orgánico, arenoso, mantenido constantemente húmedo, en posición luminosa a una temperatura de 22-24 ºC.

En la naturaleza puede crecer inicialmente como epífito sobre otros árboles, circundando al tronco con sus raíces que alcanzan el suelo, y que eventualmente termina por “estrangular”, luego de un cierto número de años.

Se reproduce también por esqueje en primavera y acodo aéreo a inicios del verano.

Especie muy difundida y apreciada en las zonas de clima tropical y subtropical por el veloz crecimiento y la elegante copa, expandida y densa, con delgadas ramas jóvenes péndulas, ya sea como ejemplar aislado, en parques y grandes jardines, como en las arboledas callejeras.

Puede resistir de adulta descensos excepcionales de temperatura hasta cerca -3 ºC por brevísimo período, si bien se daña el follaje.

JPEG - 69.7 KB
Las inflorescencias son siconos amarillos o rojos de 0,8-1,2 cm © G. Mazza

No es particularmente exigente en cuanto a suelo, aún en un suelo pobre puede resistir de adulta a períodos de sequía, tiene también una moderada resistencia al viento y a la salobridad y soporta bastante bien las podas, ofrece desventajas la abundante producción de frutos, fastidiosos cuando caen sobre áreas peatonales, y el aparato radical superficial e invadente, por lo que se debe tener en cuenta en el momento de plantar.

Como planta en maceta es una de las más populares para la decoración de interiores, en sus innumerables variedades, también variegadas, cultivarlas en posición muy luminosa a temperaturas superiores a los 12 ºC.

Los riegos deben ser abundantes en verano, evitando los encharcamientos que pueden ser perjudiciales y dejar secar casi enteramente el sustrato antes de volver a regar, moderados en invierno.

El problema que se repite más a menudo en apartamentos es la imprevista caída de las hojas, si el fenómeno es limitado y se presenta a inicios de invierno, se trata de un normal recambio foliar, si es consistente, las causas pueden ser diversas, una bastante frecuente es la variación de la posición, es una planta que no ama los cambios de lugar, si estos son necesarios, un fertilizante hidrosoluble, dado algunos días antes, puede ayudar a superar la crisis y minimizar la pérdida del follaje. Otras causas pueden ser luz insuficiente, baja temperatura, atmósfera muy seca, corrientes de aire y bruscas variaciones de temperatura.

Las podas, moderadas, se efectúan a fines de invierno, con el fin de mantener una forma compacta.

Es fácilmente atacada por ácaros (araña roja) y cochinillas.

Hojas y cortezas son localmente utilizadas en la medicina tradicional. El follaje es tóxico por ingestión y el contacto con la linfa lechosa puede dar reacciones alérgicas en individuos particularmente sensibles.

Sinónimos: Ficus nitida Thunb. (1786); Ficus lucida Aiton (1789); Ficus pyrifolia Salisb. (1796); Ficus comosa Roxb. (1799); Ficus striata Roth (1821); Ficus pendula Link (1822); Ficus reclinata Desf. (1829); Ficus dictyophylla Wall. (1831); Ficus notobor Buch.-Ham. ex Wall. (1831); Ficus haematocarpa Blume ex Decne. (1834); Ficus neglecta Decne. (1834); Ficus parvifolia Oken (1841); Ficus nepalensis Blanco (1845); Urostigma nudum Miq. (1847); Ficus papyrifera Griff. (1848); Ficus nuda (Miq.) Miq. (1867); Ficus umbrina Elmer (1906); Ficus cuspidatocaudata Hayata (1919); Ficus xavieri Merr. (1922).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MORACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_F-34-22_Ficus_benjamina
_F-34-23_Ficus_benjamina_Starlight
_F-34-24_Ficus_benjamina_Starlight
_F-34-25_Ficus_benjamina
_F-34-26_Ficus_benjamina
_F-34-27_Ficus_benjamina
_F-34-28_Ficus_benjamina
_F-34-29_Ficus_benjamina
_F-34-6_Ficus_benjamina
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants