Ficus dammaropsis

Familia : Moraceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

La especie es originaria de Nueva Guinea, donde crece en las selvas lluviosas, prevalentemente junto a la orilla de los cursos de agua, entre los 800 y los 2700 m de altitud.

El nombre del género es el nombre que se utilizaba en latín para la higuera común ( Ficus carica ); mientras que el epíteto específico es la combinación del nombre del género Dammara y del sustantivo griego “ὄψις” (opsis) = aspecto, por el parecido de los frutos jóvenes con los de la Dammara alba Rumph. Ex Hassk., 1842 (sinónimo de Agathis dammara (Lamb.) Rich. & A. Rich., 1826).

Nombres comunes: dinner plate fig, highland breadfruit (ingles); embehe, kaje, kapiak, shuwat, yakati (Nueva Guinea).

JPEG - 188.5 KB
Ficus dammaropsis es un siempreverde muy ramificado de entre 5 y 10 m de altura, proveniente de las selvas lluviosas de Nueva Guinea © Giuseppe Mazza

El Ficus dammaropsis Diels (1935) es un arbusto o pequeño árbol siempreverde y muy ramificado, dioico, de entre 5 y 10 m de altura, con corteza lisa grisácea; de sus heridas exuda una abundante savia lechosa. Las hojas, sobre un robusto peciolo, son alternas, simples, ovadas con base cordada, margen sinuoso, lámina ondulada entre las nervaduras y ápice ligeramente puntiagudo, de hasta 90 cm de longitud y 60 cm de ancho, coriáceas, de color verde oscuro brillante en su haz, verde claro amarillento en su envés; las hojas jóvenes son de color broncíneo. Las estípulas (apéndices de la base de la hoja cuya función principal es la de protegerla durante la fase inicial de desarrollo) son dobles, deciduas, de color amarillo claro y de entre 15 y 28 cm de longitud.

Las inflorescencias son cavidades de paredes carnosas, denominadas siconos, que encierran por completo a las flores, accesibles solo a través de una apertura apical. Los siconos, sésiles, producidos casi continuamente, nacen en las axilas foliares, y son globosos, de entre 6 y 13 cm de diámetro, con flores masculinas y femeninas en individuos distintos, recubiertos además de brácteas imbricadas de tamaño decreciente hacia el ápice, donde cubren la apertura, inicialmente de color verde para después tomar una tonalidad marrón-rojiza en su madurez; los minúsculos frutos (aquenios) contienen una sola semilla. La polinización es efectuada por un insecto perteneciente a la familia Agaonidae, en este caso es Ceratosolen abnormis Wiebes, 1963; como es conocido, a cada especie de Ficus está asociado un insecto específico que, a su vez, solo puede reproducirse en presencia de la especie con la que está asociado.

JPEG - 159.2 KB
Cultivado en los jardines tropicales por sus grandes hojas ornamentales que llegan a los 90 cm, muestra insólitos siconos sésiles globosos, de 6-13 cm, con brácteas imbricadas, decrecientes hacia el ápice, que al madurar pasan del verde al marrón rojizo. Los frutos jóvenes cocidos son consumidos como verdura por los indígenas y las grandes hojas sirven para envolver la comida. Las fibras extraídas de la corteza son usadas para hacer cuerdas, tejidos, sacos, sombreros y diversos objetos artesanales © Giuseppe Mazza

Se reproduce por semillas, colocadas superficialmente en sustrato con buen drenaje y abundante en materia orgánica que debe mantenerse húmedo a una temperatura de entre 24 y 28 ºC, también puede hacerse por esqueje y por acodo aéreo. Es una especie considerada por muchos la más ornamental del género por sus espectaculares hojas, cultivable en las regiones de clima tropical y subtropical húmedo, pudiéndose intentar incluso su cultivo en posición resguardada en climas templado-cálidos suaves en los que las temperaturas en torno a los 0 ºC son excepcionales y de brevísima duración. Requiere una posición a pleno sol o ligeramente sombreada y suelos fértiles que drenen bien, de ligeramente ácidos a ligeramente alcalinos, mantenidos casi constantemente húmedos pero sin encharcamiento.

En los altiplanos de Nueva Guinea las hojas jóvenes, que se encuentran frecuentemente a la venta en los mercados locales, así como los frutos jóvenes cocidos son consumidos como verdura por los indígenas, las grandes hojas son, además, usadas para envolver los alimentos durante la cocción; el estrato externo de los frutos es comestible y es a veces consumido en periodos de carestía. Las fibras extraídas de la corteza son usadas para hacer cuerdas, tejidos, prendas de ropa, sacos, sombreros y diversos objetos artesanales más.

Sinónimos: Dammaropsis kingiana Warb. (1891); Ficus dammaropsis var. obtusa Corner (1960).

 

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MORACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/f-96-1_ficus_dammaropsis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants