Ficus pumila

Familia : Moraceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 114.7 KB
Joven planta de Ficus pumila cultivada como trepadora péndula © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de China (Anhui, Fujian, Guangdong, Guangxi, Guizhou, Henan, Hubei, Hunan, Jiangsu, Jiangxi, Shaanxi, Sichuan, Yunnan y Zhejiang), Japón (Honshu, Kyushu, Ryukyu Islands y Shikoku), Taiwan y Vietnam, donde vive en las forestas húmedas.

El nombre del género es, en latín, el utilizado para el higo común ( Ficus carica ); el nombre de la especie deriva del latín “pumilus” = enano, con referencia al porte de la planta. Nombres comunes: climbing fig, creeping fig, creeping rubberplant, figvine (inglés); fico rampicante (italiano); ai yu zi, bi li, man tu luo (chino transcripto); figuier rampant (francés); falsa-hera, hera de china, hera-miùda, mama de pared (portugués); higuera trepadora (español); kletterfeige (alemán).

El Ficus pumila L. (1753) es una trepadora o también un arbusto que presenta el fenómeno de la heterofilia (presencia en una misma planta de hojas de forma diversa) en correspondencia a los dos estados de crecimiento, el juvenil estéril, que puede durar diversos años, rastrera o trepadora, y el adulto fértil, con tallos ascendentes.

En la fase juvenil las ramas, enraizantes en los nudos, son delgadas con hojas alternas dísticas (son aquellas que salen a ambos lados del tallo formando dos hileras de hojas en lados opuestos) cordiformes u ovadas, largas 2,5 cm y anchas 2 cm, aplanadas al suelo o al soporte, de color verde oscuro.

En la fase adulta las ramas son robustas y ascendentes, con hojas de forma de oblonga a obovada y margen entero, largas 4-12 cm y anchas 3-5 cm, coriáceas, lisas superiormente, pubescentes inferiormente.

Las inflorescencias son siconos, o sea cavidades de las paredes carnosas que encierran enteramente a las flores, accesibles desde una apertura apical cerrada por tres minúsculas escamas (típico ejemplo el del higo común, Ficus carica ).

Los siconos, producidos obviamente sobre ramas fértiles, nacen en la axila de las hojas sobre un robusto pedúnculo largo 1-1,5 cm, son solitarios de globosos a obovoides a piriformes, 4-8 cm de largo y 3-5 cm de diámetro, verdes o con ligero matizado rojizo en su madurez, inicialmente pubescentes.

Para la fructificación es necesaria la presencia del insecto polinizador, como es conocido cada una de las especies de Ficus está asociado un insecto específico de la familia de los Agaonidae (en nuestro caso Blastophaga pumilae Hill, 1967), que a su vez puede reproducirse sólo si está presente la especie de Ficus al que está asociado; los frutos (aquenios) son mas bien globosos. Se reproduce por semilla, pero normalmente por porciones de tallos enraizados o esqueje.

JPEG - 286.2 KB
Presenta vistosamente el fenómeno de la heterofilia. De joven las hojas miden 2,5 cm, de adultas 12 cm. También el porte es diverso © Giuseppe Mazza

Especie de particular modalidad de crecimiento, se comporta inicialmente como trepadora, fase que podemos definir juvenil, cubriendo densamente el suelo, rocas, paredes o troncos de árbol con una densa red de ramas delgadas y pequeñas hoja vecinas y aplanadas sobre el soporte, al cual adhiere con las raíces adventicias, alcanzado el límite de esto, inicia la fase adulta, fértil, con ramas ascendentes y horizontales, robustas, con hojas de forma y dimensiones diferentes de las de la fase juvenil y a las cuales en sus axilas se producen los siconos.

JPEG - 97.9 KB
Los siconos, de globosos a piriformes, miden 4-8 cm © Giuseppe Mazza

De veloz crecimiento, es utilizada principalmente para cubrir el suelo, rocas y paredes, ya sea en pleno sol como en la sombra.

Pero se debe tener presente que como todas las trepadoras que se adhieren a las superficies dejan marcas que pueden ser difíciles de remover, y también de dañar estructuras leñosas, como marcos.

Han sido seleccionadas muchas variedades, entre las cuales algunas variegadas. No es particularmente exigente en cuanto al suelo y logra soportar temperaturas cercanas a los –9 ºC, las hojas se dañan irremediablemente, entre -10 y -12 ºC, pero los tallos generalmente sobreviven y rebrotan en primavera; en estas situaciones normalmente no se verifica la fase adulta.

Inicialmente se debe regar con regularidad, creciendo se muestra bastante resistente a la sequía.

Plantas bien estabilizadas necesitan podas anuales, en primavera, para tener bajo control la exuberante vegetación, que de otra manera puede transformarse agresiva.

A menudo se cultiva en tiestos, gracias también a su adaptabilidad a situaciones escasamente iluminadas, para la decoración de interiores, en posición colgante, en la base de otras plantas, o haciéndola trepar sobre soportes recubiertos de musgo o sobre paredes de invernaderos y jardines de invierno.

Los riegos deben ser regulares en verano, espaciadas en invierno, útiles las nebulizaciones con agua no calcárea a temperatura ambiente en presencia de atmósfera muy seca.

El follaje es tóxico por ingestión y el contacto con la linfa lechosa puede producir reacciones alérgicas en individuos particularmente sensibles.

Varias partes de la planta son utilizadas en la medicina tradicional, en particular china, para diversas patologías.

Sinónimos: Ficus stipulata Thunb. (1786); Ficus scandens Lam. (1788); Ficus vestita Desf. (1829); Ficus stipulata Lem. (1843); Urostigma scandens (Lam.) Liebm. (1851); Ficus repens auct. (1880); Ficus hanceana Maxim. (1881); Ficus longipedicellata H.Perrier (1928).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MORACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_F-35-12_Ficus_pumila
_F-35-13_Ficus_pumila
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants