Filicium decipiens

Familia : Sapindaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 429.1 KB
Nativo de las selvas húmedas de África oriental y de India, el Filicium decipiens es un árbol siempreverde de copa densa y redondeada © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de África (Etiopía, Kenia, Malaui, Mozambique, Tanzania y Zimbabue) y Asia (India y Sri Lanka), regiones en las que crece en los bosques y selvas húmedos hasta alrededor de los 1300 m de altitud.

El nombre del género deriva del latín “filix, icis” = helecho, y el epíteto específico viene del verbo latín “decipio” = engañar, crear un efecto ilusorio, por su apariencia similar a un helecho.

Nombres comunes: fern tree, fern-leaved tree, Japanese fern tree, soap berry (inglés); katu (hindi); kiara payung, ki sabun (indonesio); kaadu hoovarasi, neeroli (canarés); kattunelli, murriccha, niroli, valmurichcha (malabar); árvore-samambaia, felício, filício (portugués-Brasil); pihimbiya (cingalés); mkong’o (suajili); athadali, iruvillipalai, ningal, nirkongu (tamil); patta kunkudu (telugu).

JPEG - 291 KB
Generalmente de 5 a 10 m de alto en los jardines tropicales, puede superar los 25 en la naturaleza © Giuseppe Mazza

El Filicium decipiens (Wight & Arn.) Thaites (1864) es un árbol siempreverde de copa densa y redondeada, por lo general de entre 5 y 10 m de altura, aunque algunos ejemplares viejos en la naturaleza pueden superar los 25 m, con tronco erecto y corteza de gris a marrón rojiza, lisa en los ejemplares jóvenes, rugosa y a escamas en los adultos.

Las hojas, sobre un peciolo alado de entre 3 y 10 cm de largo, son alternas, imparipinnadas, de 15 a 30 cm de longitud y entre 12 y 15 cm de anchura, con raquis alado y entre 6 y 12 parejas de foliolos opuestos o subopuestos, sésiles, oblongo-lanceolados con margen entero y levemente undulado, de entre 6 y 12 cm de longitud y de 1 a 3 cm de ancho, coriáceos, de color verde intenso y brillantes en el haz.

Las inflorescencias, sobre un pedúnculo de alrededor de 7 cm de largo, son panículas de entre 15 y 30 cm de longitud que portan numerosas y minúsculas flores unisexuales y hermafroditas (polígamas), de entre 0,4 y 0,6 cm de diámetro. Cáliz pentámero con lóbulos imbricados ovados, caedizos; 5 pétalos orbiculares blanco-verdosos con tintes rosados; 5 estambres y ovario bilocular. El fruto es una drupa carnosa ovoidea, apiculada, de alrededor de 1 cm de diámetro, de color rojo tendiendo al azul oscuro cuando madura, que contiene 1 o 2 semillas.

Se propaga generalmente por semilla, que debe ser puesta a germinar poco tiempo después de extraerla del fruto dado que mantiene su viabilidad durante poco tiempo, sobre sustrato que drene bien y cuente con abundante humus, manteniéndolo húmedo, aunque sin encharcamientos, a una temperatura de entre 24 y 28 ºC; para acelerar la germinación, las semillas pueden ser sumergidas previamente en agua durante un día.

Esta especie, cuyo follaje exuberante está absolutamente considerado como uno de los más decorativos, es cultivable en regiones de clima tropical y subtropical húmedo, siendo incapaz de soportar temperaturas cercanas a 0 ºC a menos que estas sean excepcionales y de poca duración. Suele utilizarse en parques y jardines, incluso los de pequeño tamaño, como ejemplar aislado, en grupo como árbol de sombra, para setos, incluso como cortavientos, y en las alamedas viarias; y, dado que los frutos caídos pueden resultar fastidiosos, es preferible colocar el árbol suficientemente lejos de las calzadas y aceras.

Requiere una exposición a pleno sol o parcialmente sombreada y no es particularmente exigente en cuanto al suelo, siempre que drene bien y sea entre neutro y ligeramente alcalino. Presenta una buena resistencia a la salinidad, pudiendo, por tanto, ser empleado en las cercanías del mar y, bien enraizado, soporta breves periodos de sequía. Las plantas jóvenes, por la belleza y elegancia de su follaje, son a menudo cultivadas en maceta, donde pueden ser mantenidas durante un largo tiempo, dada la lentitud de su crecimiento, para la decoración de espacios externos e incluso de interiores luminosos donde el clima no consiente su permanencia continuada al aire libre, con temperaturas invernales mínimas no inferiores a los 16 ºC.

JPEG - 330.7 KB
El exuberante follaje, absolutamente considerado uno de los más decorativos, recuerda a los helechos, como bien destaca el nombre científico © Giuseppe Mazza

El sustrato debe tener un buen drenaje y contar con abundante materia orgánica, riegos regulares aunque distanciados de manera que se deje secar parcialmente la tierra antes de volver a proporcionar agua. Fertilizaciones de la primavera al otoño con productos de liberación lenta ricos en nitrógeno. La madera, de color rojizo, presenta buenas características en cuanto a dureza, densidad, de alrededor de 900 kg/m3, y resistencia a los ataques de insectos xilófagos, siendo empleado en construcción, fabricación de utensilios, objetos artesanales, como leña de quemar y en la producción de carbón vegetal.

La especie tiene un modesto uso en la medicina tradicional, en particular, en la medicina india la corteza es usada en el tratamiento de las fracturas. Además, las hojas cortadas son a menudo utilizadas en las composiciones florales.

Sinónimos: Rhus decipiens Wight & Arn. (1834); Pteridophyllum decipiens (Wight & Arn.) Thwaites (1854); Jurighas decipiens (Wight & Arn.) Kuntze (1891); Filicium elongatum Radlk. ex Taub. (1895); Filicium decipiens f. apterum Capuron (1969).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las SAPINDACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/f-147-3_filicium_decipiens
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants