Ginkgo biloba

Familia : Ginkgoaceae

 

GIF - 6.2 KB

 

Texto © Eugenio Zanotti

 

 

Traducción en español de Carolina Picotto

 

 

JPEG - 341.5 KB
El ginkgo es un fósil viviente robusto y longevo. Los sexos están separados en distintos pies de planta mostrado, un raro caso en el mundo verde, un leve dimorfismo sexual © Giuseppe Mazza

El Ginkgo ( Ginkgo biloba - L. 1771 ) es la única especie sobreviviente de la clase Ginkgoinae, que se remonta a la Edad del Pérmico, durante el Mesozoico (Jurásico y Cretácico), entre 50 y 270 millones de años atrás, muy extendida en todo el hemisferio norte, como Ginkgo digitata, Ginkgo huttonii y Ginkgo primordialis, tras ser extinguida y reducida esta única especie, es considerada un fósil viviente.

Hasta hace pocas décadas no se sabía de su presencia en la naturaleza, pero recientemente se han establecido poblaciones naturales en algunas regiones lejanas de China: Nanjing (capital de la provincia de Jiangsu), Zheijang y Anhui, en Guizhou. Actualmente su distribución, debido a la cultura, y a veces para enselvamiento (Francia, Alemania, etc.), incluye principalmente gran parte de Asia, Europa y América del Norte.

El árbol de ginkgo es ampliamente utilizado como planta ornamental en parques, jardines y avenidas. En Japón las semillas tostadas, conocidas como nueces blancas o pa-kwo se consumen como fruta seca y las recomiendan como antihelmínticos, o como guarnición de platos típicos; contienen un aceite dulce de sabor agradable, pectina, ácido cítrico, glucosa.

El nombre japonés de esta especie, traducible en Icho (pie de pato, por la forma de las hojas) o Yin-kuo (fruta de plata, albaricoque de plata) de donde Gingkyo, era conocido en Linneo que pero en la Mantisa Plantarum (1767) informa Ginkgo debido a un error de impresión originario a partir de una transcripción errónea del nombre por el botánico alemán Engelbert Kaempfer quien primero observó la especie en Japón en 1712; lo que entonces se mantuvo mediante las rígidas reglas de la nomenclatura botánica.

Muchos textos del pasado reportan para Ginkgo biloba el nombre de Salisburia adiantifolia Smith (1797) ya que la forma de sus hojas se asemeja a las del culantrillo ( Adiantum capillus-veneris ).

Es comúnmente conocido también con el nombre de Salisbùria, Ginko o árbol de los 40 escudos (cuarenta coronas era el precio de venta de los primeros ejemplares traídos desde Inglaterra a Francia).

El nombre específico deriva del latín “bis” y "lobus", en referencia a las hojas a menudo divididas en dos lóbulos.

En Corea, Manchuria, China y Japón en los templos, pagodas y cerca del palacio imperial, existen ejemplares milenarios plantados por los antiguos monjes que la consideraban consagrada a Buda y, en el templo de Zempokuji (Tokio) a estos dedicados, existe un ejemplar de Gingko con un tronco de 9 metros de circunferencia y 20 metros de altura que data del 1231 más o menos. Después de la explosión de la bomba atómica sobre Hiroshima, a 800 metros del epicentro se encontró un Ginkgo: el tronco fue destruido pero la cepa produjo nuevos brotes y estos han originado un nuevo árbol que ahora se considera una de las maravillas de la ciudad. En la región de Kyongky-do existe un Ginkgo patriarcal que llegó a ¡1000 años de edad, con una circunferencia de 14 metros y una altura de 60 metros! Algunos informes de textos con autoridad, también informan de especímenes que habrían llegado ¡a los 4.000 años!

El Ginkgo es un árbol de segunda magnitud, alto hasta 30 (40) m, con tronco erecto, delgado, con la yema apical siempre en funcionamiento que sigue creciendo con una velocidad superior respecto a las ramas laterales secundarias (porte monopodal, característica de muchas especies de coníferas). Ramificaciones escasas, patentes con los extremos de las ramas curvadas hacia arriba para crear una corona cónica piramidal en especímenes machos o más expandido en la de la hembra, elegante.

La corteza es clara, gris parda y casi lisa en ejemplares jóvenes, luego, con la edad, se convierte más gris, áspera y surcada longitudinalmente.

JPEG - 88.8 KB
Los órganos sexuales masculinos producen abundante polen confiado al viento © Giuseppe Mazza

La madera es de buena calidad, peso ligero y de grano fino, de color amarillenta, y comparable a la de los arces, pero es más frágil. Es apta para decoración de interiores y construcciones livianas, trabajos de tornería y tallado, así como para extraer celulosa.

Las hojas se reunen en la punta de braquiblastos reducidos o, a veces solitarios, de hoja caduca en invierno, con un largo tallo de (2,5) 3-5 (7) cm y una lámina de un buen color verde brillante, consistentes y coriáceas, de (3) 5-7 (9) cm, en forma de abanico (flabelada), entera o más o menos lobulada, cuneadas en la base, con las venas paralelas, dicotómica, y margen superior a menudo crenado.

El árbol de ginkgo es dioico con órganos masculinos y femeninos en ejemplares distintos portados en el ápice de un pedículo alargado. Los masculinos están dispuestos a lo largo de un raquis espiciforme, esbelto y reclinados, los femeninos en pedúnculos simples o reunidos en manojos. La boda se lleva a cabo entre junio y agosto. La fertilización es anemófila, y se produce a través de espermatozoides (gametos masculinos desplazados y flagelados).

El pseudofruto es pedunculado, ovoide de 2,5-3 cm, de color amarillento, a menudo cubierto por una pruina plateada, luego amarillo-rosado o más o menos oscuro, después de la madurez con la putrefacción el olor es fétido y nauseabundo. La pulpa es rica en ácidos carboxílicos, en particular el ácido butírico y otras sustancias que pueden causar irritación en la piel como ácido ginkgolico y por el principio cristalino bilobol.

La semilla de color marfil a blanco amarillento, redondo, biconvexo, con un diámetro variable entre 1,5 y 2,5 cm, rodeado por una cubierta carnosa de origen tegumental. Es comestible y tiene un sabor que recuerda a las almendras o los piñones. La propagación, si bien es fácil mediante la plantación de las semillas se lleva a cabo por una vía agámica a través de amorgonamiento de los especímenes masculinos para obtener plantas del mismo sexo, o por injerto.

El ginkgo es una especie heliófila que prefiere suelos profundos y frescos de cualquiera matriz litológica (preferiblemente sílice, ligeramente ácido y con un buen componente de arena), pero también se adapta a las situaciones menos favorables. También es resistente a fuertes vientos, frío intenso (hasta -35 °C), las atmósferas contaminadas, el polvo, y es casi inmune a la adversidad de origen biológico pero tolera mal la poda. Se propaga principalmente del suelo hasta 600 m de altitud. Es muy apreciada por su rusticidad, la forma elegante y el hermoso color amarillo dorado que las hojas adquieren en otoño antes de caer. En Europa, el primer cultivo fue en el año 1727 en el jardín botánico de Utrecht en los Países Bajos, mientras que en Inglaterra se plantó en 1754 en los famosos Jardines Botánicos Reales de Kew, un ejemplar todavía se encuentra vivo.

Es considerada una planta ornamental de primer grado para parques, jardines y árboles en las calles; con el tiempo fueron seleccionas diversas variedades ornamentales como laciniata, variegata, pendula, fastigiata, etc., y son claramente los especímenes masculinos los favoritos para evitar la producción de pseudofrutos, repitiendo, por la pulpa madura nauseabunda.

JPEG - 92.2 KB
Las hembras, aún sin fecundar (he aquí la gran diferencia con las plantas con flores) produce pseudofrutos, similares a cerezas amarillas, con un olor nauseabundo © Giuseppe Mazza

En la medicina china, el uso de las hojas para el tratamiento de diversos trastornos del sistema circulatorio se conoce desde hace siglos (en los países de origen de los famosos "médicos descalzos" las utilizaban para preparar "Tanakan", elixir medicinal adecuado para el tratamiento de trastornos vasculares) y en los últimos años se ha visto también en los países occidentales (Ginkgo folium Ph Eur); estos contienen flavonoides (flavonoglicósido de canferol y de quercetina), bioflavonoides (bilobetina, ginkgetina, amentoflavona), terpenos (ginkgólido A, B, C, M, J), la lactona sesquiterpénica bilobalida, proantocianidinas, ácidos ginkgólicos (irritante para la piel y alérgenos casi ausentes en el extracto).

Los brotes son muy ricos en flavonoides. Las propiedades del fitocomplejo de las hojas son múltiples: antiespasmódicas, antiinflamatorias, antialérgicas, para reducir el colesterol, antivirales, diuréticas, antitromboflebíticos, vasorreguladoras (vasodilatador de arterias y vasoconstrictor de venas), fortalecimiento de los capilares sanguíneos, activadoras del metabolismo celular, contrastando hipertrofia prostática, activos contra enfermedades bronquiales con broncoespasmo, etc.

Investigaciones recientes han encontrado que el extracto de hoja (GBE o Egb 761) promueve la formación de nuevas neuronas y nuevas conexiones con el hipocampo, lo que conduce a disminuir la pérdida de memoria y otros problemas similares relacionados con la demencia senil (enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular), con fortalecimiento simultáneo de los vasos sanguíneos y la microcirculación, de la producción de plaquetas, y la reducción de los radicales libres. Se utilizan principalmente en las personas mayores en el tratamiento de los casos de insuficiencia circulatoria cerebral, síntomas de demencia y problemas de memoria y concentración, depresión, mareos y acúfenos, tratamientos de recuperación después de los casos de accidente cerebrovascular. También actúan sobre el sistema venoso para la disminución de viscosidad de la sangre con el aumento de la velocidad del flujo, mejorando incluso el tono vascular. Para detectar posibles interacciones con otros fármacos (anticoagulantes, aspirina, ticlopidina, diuréticos tiazídicos, pentoxifilina, cafeína, trombolíticos, etc.) terapias basadas en preparados de las hojas de Gingko biloba deben ser seguidas por un médico.

Sinónimos: Salisburia adiantifolia Smith. (1797); Salisburia biloba (L.) Hoffmanns. (1824); Salisburia adiantifolia var. variegata Carrière (1854); Salisburia adiantifolia var. laciniata Carrière (1854); Salisburia macrophylla Reyn. (1854); Salisburia adiantifolia var. pendula Van Geert (1862); Ginkgo biloba var. variegata (Carrière) Carrière (1867); Ginkgo biloba var. pendula (Van Geert) Carrière (1867); Ginkgo biloba var. laciniata (Carrière) Carrière (1867); Ginkgo macrophylla K. Koch (1873); Ginkgo biloba fo. laciniata (Carrière) Beissn. (1887); Ginkgo biloba fo. variegata (Carrière) Beissn . (1887); Ginkgo biloba fo. aurea (J. Nelson) Beissn (1887); Ginkgo biloba fo. pendula (Van Geert) Beissn. (1887); Ginkgo biloba var. fastigiata A. Henry (1906); Ginkgo biloba var. aurea (J. Nelson) A. Henry (1906); Ginkgo biloba var. epiphylla Makino (1929); Ginkgo biloba fo. fastigiata (A.Henry) Rehder (1949); Ginkgo biloba fo. microsperma Sugim. (1977); Ginkgo biloba fo. parvifolia Sugim. (1977).

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_G-16-3_Ginkgo_biloba
_G-16-7_Ginkgo_biloba
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants