Gymnothorax javanicus

Familia : Muraenidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 144.8 KB
La Gymnothorax javanicus puede superar los 3 m y los 24 kg de peso, con un récord de 70 kg © Giuseppe Mazza

La Morena gigante ( Gymnothorax javanicus - Bleeker, 1859 ) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con las aletas radiadas, al orden de los Anguilliformes y a la familia Muraenidae.

El nombre genérico Gymnothorax deriva del griego “gymnos” = desnudo y del latín “thorax” = tórax; en definitiva, un pez con el “tórax desnudo”, ya que carece de escamas.

El epíteto específico javanicus , en latín “de Java”, evoca la citada isla, donde es muy común.

Zoogeografía

Tiene una distribución muy amplia en las aguas tropicales del océano Índico y del Pacífico. Por dar una idea, la encontramos desde Sudáfrica y Madagascar hasta el mar Rojo y el mar Arábigo y, hacia el este, en las Seychelles, las Maldivas, India, Sri Lanka, islas Andamán, Tailandia, Malasia, Indonesia, islas de Cocos y de Navidad, Australia, Nueva Guinea, Filipinas, Taiwán y la parte meridional de Japón. En el Pacífico encuentra sus límites orientales en las islas Marquesas y Hswaii y en el hemisferio sur alcanza Nueva Caledonia y las islas Australes.

Ecología-Hábitat

Vive entre las formaciones coralinas, en el lado externo de los arrecifes y en las grietas de rocas en las paredes hasta los 50 m de profundidad. Los jóvenes crecen generalmente en las aguas tranquilas y someras de las algunas costeras.

JPEG - 159.3 KB
Sólidas filas de dientes rectos o ganchudos, incluso en el paladar, para agarrar y desgarrar las presas © G. Mazza

Morfofisiología

Es una murena de gran tamaño que puede superar los 3 m y los 24 kg de peso, con un increíble récord de 70 kg. Las aletas dorsal, caudal y anal están fusionadas en una sola y larga cresta cutánea en el dorso que se prolonga, pasando por la cola, hasta la región anal.

Como es costumbre entre las morenas, carece de aletas pectorales y ventrales. El cuerpo es serpentiforme, carente de escamas, protegido por una mucosidad resbaladiza que permite al animal pasar por espacios angostos.

Su vista es pobre, pero presenta cuatro narinas tubulares con cilios vibrátiles para una perfecta circulación del agua y de las señales químicas. Las dos primeras, sobre el rostro, están curvadas hacia delante, y las otras, sobre los ojos, miran hacia atrás para una completa percepción de su entorno. De aquí se deriva un olfato excepcional, mucho más útiles que los ojos durante las cacerías nocturnas.

Los orificios branquiales están reducidos a simples poros en el centro de dos manchas oscuras colocadas al final de la cabeza sobre la confluencia de las mandíbulas. La boca, con una apertura enorme, muestra incluso sobre el paladar sólidas filas de dientes afilados y curvados para agarrar y desgarrar las presas. Sobre el color de fondo, que va del marrón amarillento hasta el rojizo, destacan innumerables manchas oscuras de tamaño variable. Minúsculas en la cabeza y casi ausentes en la zona ventral, se hacen más grandes y marcadas hacia el dorso y la cola.

Etología-Biología Reproductiva

La Gymnothorax javanicus caza principalmente peces, pero también crustáceos bentónicos como langostas y cangrejos.

JPEG - 153.7 KB
La apertura branquial es un agujero rodeado por una mancha oscura. La especie está en peligro © Giuseppe Mazza

Es una especie pasiva que no ataca al hombre, pero cuando es molestada puede ser peligrosa.

Golpea con fuerza y, dado su tamaño, los pescadores a apnea pueden ser agarrados y mantenidos bajo el agua y morir ahogados. Aunque la saliva de las morenas es más o menos tóxica no hay veneno en las mordeduras, pero las heridas causadas pueden infectarse por medio de peligrosos agentes patógenos que se desarrollan en sus bocas a causa de los restos de alimento que se descomponen entre sus dientes.

La carne de los ejemplares más viejos es definitivamente tóxica ya que la morena gigante acumula día tras día en sus tejidos las toxinas de los peces herbívoros que, a su vez, se alimentan de algas venenosas. Quien la come se arriesga a sufrir una grave intoxicación alimentaria, denominada ciguatera.

La Gymnothorax javanicus vive a menudo en simbiosis con pequeñas gambas que a cambio de los restos de alimento les limpian los dientes y retiran parásitos de su piel.

Los huevos son pelágicos y las larvas, denominadas leptocéfalos, tienen forma de cintas transparentes, en forma de hoja de sauce, con una pequeñísima cabeza, carácter arcaico en el mundo de los peces. Esta fase larvaria es muy larga y puede durar incluso un año.

Su crecimiento es lento y, aún con su amplia distribución, es una especie en peligro, con un índice de vulnerabilidad elevado de 84 en una escala de 100.

Sinónimos

Muraena javanica - Bleeker, 1859; Lycodontis javanicus - Bleeker, 1859.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_G-108-1_Gymnothorax_javanicus
_G-108-2_Gymnothorax_javanicus
_G-108-3_Gymnothorax_javanicus
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants