Hoya cominsii

Familia : Apocynaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

La especie es originaria de las islas Salomón, donde crece en las florestas húmedas.

El género está dedicado a Thomas Hoy (ca. 1750-1822), botánico y conservador de los jardines del duque de Northumberland; mientras que el epíteto específico está dedicado al recolector inglés Rev. Richard Blundell Comins (1848-1919).

La Hoya cominsii Hemsl. (1891) es una especie trepadora siempreverde con largos tallos provistos de raíces adventicias con las que se ancla a los soportes. Las hojas son simples, opuestas, ovado-elípticas con ápice apiculado (que se estrecha bruscamente en una punta corta y puntiaguda) y margen entero, carnosas y brillantes, de color verde intenso, que en presencia de elevada luminosidad toman un tinte rojizo, con nervadura palmada prominente de color verde claro, de entre 12 y 15 cm de longitud y de 3 a 5 cm de anchura. Las inflorescencias son axilares y en umbela, con hasta 35 flores estrelladas, de entre 0,8 y 1 cm de diámetro, fragantes, céreas, de color amarillo pálido con centro rosa; el pedúnculo reflorece, por lo que no debe ser cortado tras la floración. Los frutos son folículos fusiformes que contienen numerosas semillas con un penacho de pelos sedosos (vilano) en uno de sus extremos, lo que favorece su dispersión mediante el viento.

JPEG - 131.4 KB
Trepadora de las Salomón con raíces adventicias, la Hoya cominsii tiene hojas que tornan a rojas cuando la luminosidad es elevada. Hasta 35 flores fragantes de 0,8-1 cm © Giuseppe Mazza

Se reproduce por semilla, colocada superficialmente en un sustrato drenante mantenido húmedo a una temperatura de entre 24 y 26 ºC. A nivel amateur se propaga generalmente mediante esqueje, con entre 2 y 4 nudos, en primavera tardía o comienzos de verano, en sustrato con adiciones de arena silícea en un 30 % o agriperlita mantenido constantemente húmedo, pero sin encharcamientos, y por acodo aéreo.

Es una especie vigorosa cultivable al aire libre en las regiones de clima tropical y subtropical húmedo en posición muy luminosa, incluso con alguna hora de sol directo en la mañana, mientras que en otras regiones ha de ser cultivada en maceta, incluso suspendida, para poder resguardarla durante los meses invernales en un ambiente protegido con la máxima luminosidad posible y con temperaturas mínimas no inferiores a 16 ºC. Necesita un sustrato muy poroso y drenante, ya que sus raíces pueden pudrirse muy fácilmente, neutro o ligeramente ácido, y riegos regulares en verano, pero dejando secar el sustrato antes de volver a regar, con frecuentes nebulizaciones con agua no calcárea a temperatura ambiente cuando haya aire seco y temperaturas elevadas. En invierno los riegos deben casi suspenderse, eventualmente con esporádicas nebulizaciones si la humedad es excesivamente baja para que las hojas no se arruguen. Fertilizaciones mensuales, en primavera-verano, con productos equilibrados hidrosolubles, con oligoelementos, a 1/3 de la dosis aconsejada en el envase. Los trasplantes han de llevarse a cabo cuando el sustrato presente señales de deterioro y drene insuficientemente, preferiblemente entre primavera tardía y comienzos de verano, manteniendo el nuevo sustrato seco durante varios días, hasta que la planta dé los primeros signos de recuperación vegetativa.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las APOCYNACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/h-214-1_hoya_cominsii
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants