Khaya senegalensis

Familia : Meliaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 358 KB
Originaria de África central, la Khaya senegalensis es un árbol majestuoso que alcanza los 30 m de altura con raíces tabulares y un tronco macizo, de 1 m de ancho. Tiene virtudes medicinales que merecen más estudio © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Benín, Chad, Costa de Marfil, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, Senegal, Sierra Leona, Sudán, Togo y Uganda, lugares en los que vive en las florestas y sabanas boscosas, a menudo en las proximidades de cursos de agua, sobre suelos arenosos o rocosos hasta alrededor de los 1500 m de altitud.

El nombre del género deriva del local “khaye”, dado a esta especie; mientras que el epíteto específico es el adjetivo latino “senegalensis” = del Senegal, en referencia a uno de los lugares de origen.

Nombres comunes: african mahogany, dry-zone mahogany, Gambia mahogany, Senegal mahogany (inglés); acajou du Senegal (francés); acaju do Senegal, mogno de Africa (portugués).

La Khaya senegalensis (Desv.) A.Juss. (1830) es un árbol monoico de hoja perenne o semicaduca, de entre 20 y 30 m de altura, con tronco de hasta 1 m de diámetro y dotado de cortas raíces tabulares (raíces aplanadas parecidas a contrafuertes) en la base de los ejemplares más viejos, con corteza gris oscura inicialmente lisa pero que tiende a desconcharse con la edad.

Las hojas, dispuestas en espiral en la parte terminal de las ramas sobre un peciolo de entre 10 y 20 cm de largo, son paripinnadas, de entre 15 y 60 cm de longitud, constituidas por entre 3 y 10 parejas foliolos alternos o subopuestos, oblongo-ovados con margen entero y ápice levemente agudo, coriáceos, de color verde intenso en el haz, verde grisáceo en el envés, de entre 5 y 15 cm de longitud y de 3 a 6 cm de anchura.

Las inflorescencias paniculadas se encuentran en las axilas de las hojas superiores, de hasta alrededor de 20 cm de longitud, con una multitud de flores unisexuales, presentes al mismo tiempo las de ambos sexos, que son de aspecto similar, cada uno con órganos rudimentarios del sexo opuesto, de color blanquecino y perfumadas. Cáliz con 4 sépalos oblongos con ápice obtuso, de alrededor de 1 mm de longitud; corola compuesta de 4 pétalos oblongo-obovados con ápice obtuso, de entre 3 y 4 mm de longitud; tubo estaminal ensanchado en la mitad (urceolado), de entre 5 y 6 mm de longitud, con 8 dientes cortos de ápice obtuso y 8 anteras unidas al tubo en la parte interna. El fruto es una cápsula globosa erecta de color grisáceo, leñosa, de entre 5 y 10 cm de diámetro, dehiscente desde el ápice hacia la base, con cuatro cavidades que contienen numerosas semillas más o menos elipsoidales, de alrededor de 2,5 cm de longitud y 2 cm de anchura, aplanadas, rojizas, rodeadas de una estrecha ala membranosa que facilita su dispersión mediante el viento.

Se reproduce por semilla, que tiene un corto periodo de viabilidad si no es conservado correctamente, que debe mantenerse en agua durante un día antes de colocarlo a poca distancia bajo la superficie de un sustrato orgánico con buen drenaje y mantenido húmedo a una temperatura de entre 24 y 26 ºC, germinando a las 2 o 3 semanas.

JPEG - 228.4 KB
Por la madera de calidad esta especie está en la lista roja de las plantas en peligro © Giuseppe Mazza

Es una especie de particular importancia en los lugares de origen por su madera y propiedades medicinales, cultivada también como árbol de sombra en los jardines y en los bordes de carreteras; también existen plantaciones para el aprovechamiento de la madera, en creciente desarrollo incluso en algunos países tropicales y subtropicales fuera de África. Requiere pleno sol, excepto en la fase inicial de crecimiento, cuando necesita una sombra ligera, y no es particularmente exigente en cuanto al suelo, aunque prefiere los aluviales, profundos y con buen drenaje, de ácidos a neutros; resiste de adulta a periodos de sequía. La madera es de color marrón rojizo, relativamente dura y pesada, duradera y resistente a las termitas, fácil de trabajar, siendo usada en la construcción para suelos, puertas y ventanas, para embarcaciones, partes internas de vagones de tren y vehículos, muebles, artículos de uso común, objetos artesanales y artísticos, en la industria papelera, como combustible (con poder calorífico de 20 MJ/kg) y en la producción de carbón. Las hojas son empleadas localmente como forraje. La corteza, las flores y el aceite extraído de las semillas son ampliamente utilizados en la medicina tradicional para diversas patologías. Algunos estudios de laboratorio han demostrado la presencia en los extractos de corteza de compuestos bioactivos con propiedades antibacterianas, antipalúdicas, antiinflamatorias, antihelmínticas e insecticidas que merecerían una investigación en mayor profundidad.

Por el excesivo y desregulado aprovechamiento en muchas zonas su presencia se ha visto notablemente reducida, tanto que ha sido incluida en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como “Vulnerable” (especie en peligro de extinción en la naturaleza).

Sinónimos: Swietenia senegalensis Desv. (1792).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MELIACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/k-26-1_khaya_senegalensis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants