Lemur catta

Familia : Lemuridae

 

GIF - 5.4 KB

 

Texto © Dr. en Ciencias Giuliano Russini - Biólogo Zoólogo

 

 

Traducción en español de Silvia Milanese

 

 

JPEG - 117.9 KB
Ovidio designó a los “lémures nocturnos” como almas que vagan sin paz en la noche © Giuseppe Mazza

Madagascar se separó del continente africano hace aproximadamente 10 millones de años, mientras que del gran continente Gondwana, aproximadamente 130 a 140 millones de años.

Un clima particular, además del prolongado aislamiento, han hecho de esta isla un laboratorio natural de la evolución y un paraíso para un biólogo, como es el caso de las islas Galápagos, de las Azores, de la isla de Papua Nueva Guinea, del Amazonas, de Tasmania y de Australia.

Aquí encontramos formas animales y vegetales que han desaparecido en otros lugares, entre ellos los misteriosos lemures.

La isla de Madagascar, con sus 58.900 km2 de superficie, es una de las más grandes del planeta y precisamente la cuarta después de Groenlandia, Nueva Guinea y Borneo.

Se encuentra en el Océano Indico, adelante de la costa sur oriental de África, de la cual está separada por el canal de Mozambique.

Los sistemas montañosos, la constitución geológica y el clima, caracterizan y delimitan tres regiones principales: el altiplano central, la cadena montañosa sobre la costa oriental y las grandes llanuras más o menos distribuidas en colinas y montañas en el occidente y en el Sur.

JPEG - 157.7 KB
Por los ojos alucinados y los gritos nocturnos escalofriantes, nace el nombre de lemur © Giuseppe Mazza

El conjunto de estas características hacen para un biólogo que esta isla sea fundamental para sus estudios biogeográficos, evolutivos y de historia natural.

Como se dijo antes, se separó de la placa continental africana más o menos hace diez millones de años (si bien el origen geo-cronológico de este evento es todavía incierto) esto ha impedido que invasores externos pudiesen perturbar el curso de la evolución natural en el lugar.

Todavía hoy, a pesar de que el 75% de las áreas boscosas han desaparecido por culpa del trabajo de los humanos en busca de áreas para realizar y sacar provecho con el monocultivo intensivo, principalmente sembrando soja, y que éstas cosechas no son utilizadas ni siquiera por la poblaciones pobres malgaches.

Es curioso que falten en la fauna local, los típicos mamíferos africanos continentales, como monos, ungulados y felinos.

Por otra parte, digamos que existe una fauna y una flora propia y natural del lugar absolutamente particular, constituida la fauna de animales insectívoros, como los tenrek grupo de grandes ratones de Madagascar perteneciente a la sub familia de los Nesomiini ( Nesomyinae ) y de los Lemuriformes ( Lemuriformes ).

También en lo que respecta a la ornitofauna, algunas familias son exclusivas de esta isla. Entre los reptiles, algunas familias presentan los parientes más próximos solo en algunas regiones de Sudamérica.

JPEG - 154.4 KB
Son animales inofensivos que se alimentan de fruta, hojas e insectos © Giuseppe Mazza

Finalmente hay que recordar que Madagascar es la región del Planeta Tierra que cuenta con el mayor número de especies de camaleones, de la familia Camaleonidi ( Chamaeleonidae ); pero lo que hace a la fauna de Madagascar particularmente original es la presencia de prosimios o primates, cuya morfología frecuentemente es bastante distinta a aquella de la simia en el sentido común del término, estos son los lemures.

También la flora es natural del lugar, es muy original, y suficientemente diferente de la otra continental: esto debido a la naturaleza geográfica tripartita en la que está subdividida Madagascar, son muy evidentes áreas fitogeográficas de bosques pluviales (a lo largo de la costa oriental), sabanas (por lo general en las planicies occidentales), bosques caducifolios y pastizales (altiplano central) y bosques espinosos luego de los cuales sigue el desierto (área sub occidental)

Podemos diferenciar claramente ocho familias de angiospermas ( Angiospermae ) propias de la isla: se trata de las Didiereaceae, Kaliphoraceae, Sarcolaenaceae, Physe- naceae, Didymelaceae, Asteropeiaceae, Sphaerosepalaceae y de las Melanophyllaceae.

Entre las palmeras se cuentan aproximadamente 170 especies, una de las más conocidas y estudiada es la Palma Rafia ( Raphia farinifera ); las poblaciones indígenas las usan para alimentarse de sus frutos, pero también utilizan la madera y sus ramas para construir diversos objetos, cestas, envases, macetas y canastas para la pesca.

JPEG - 75.6 KB
Son todos naturales de la isla de Madagascar y son arbóreos © G. Mazza

Pero volviendo a los lemures, de los cuales el representante más famoso es el Lemur Catta o Katta ( Lemur catta - Linnaeus, 1758 ) que será descripto justamente en esta ficha, trae su nombre de la mitología de la antigua Roma con los así llamados «lemures nocturnos» y los llamaban así por los dichos de Ovidio queriendo significar que se trataba de las ánimas de los antepasados que vagaban sin paz en la noche y que era justo apaciguar con rituales y exorcismos si se quería dormir tranquilos.

La palabra lemur es entonces sinónimo de «fantasma, espectro» y se entiende bien el porqué el famoso biólogo sueco Carlo Linneo (Carl Linnaeus), padre de la nomenclatura binominal, elige este nombre para designar estos pro simios de costumbres nocturnas que con sus ojos alucinados y sus gritos o chillidos escalofriantes aterrorizaban a los primeros exploradores y biólogos llegados a Madagascar como así también asustaban a las mismas poblaciones tribales.

Que estos pro simios representen los organismos más originales de la fauna de Madagascar es deducible del hecho que con la palabra «Lemur» se indica un hipotético continente desaparecido el que en tiempos prehistóricos habrían hecho de puente físico entre el África continental y el subcontinente Hindú, comprendiendo también Madagascar.

Los lemures son animales prevalentemente arbóreos y nocturnos, tienen aproximadamente las dimensiones de un gato o casi de un ratón, que se alimentan de fruta, hojas e insectos.

Restos fosilizados nos confirman que en eras precedentes existían entre los lemuriformes algunas especies de dimensiones enormes como el Megaladapis y el Paleopithecus, que alcanzaban las dimensiones de un gorila y que se extinguieron probablemente en épocas prehistóricas.

Desde el punto de vista paleontológico, los lemures han tenido su origen hace aproximadamente 70 millones de años en el primer Terciario.

Esta especie de lemures, ahora ya extinguidos, se habían extendido hasta Norte América y en Europa occidental y los resultados demuestran que el centro de origen de estos mamíferos debemos buscarlos en una zona de Asia, desde la cual luego se habrían dispersado hacia varias direcciones.

El asentamiento en Madagascar es de muy antigua data y se remonta a la época del Eoceno, Cenozoica o Terciaria, el larguísimo aislamiento, la ausencia de competencia con otros mamíferos, sobre todo con los simios, el clima extremadamente diferente de las diversas regiones, han permitido la adaptación de estos pro simios a los distintos hábitat de la isla.

JPEG - 133.8 KB
Pero el Lemur catta desciende frecuentemente a tierra © Giuseppe Mazza

Lamentablemente como la International Union for Control of Nature (IUCN) comunica, estos animales están bajo amenaza de extinción, y el numero disminuye de año en año.

Actualmente los lemuriformes están representados por tres familias que comprenden 21 especies, entre ellas los “espectrales” Aye-Aye ( Daubentonia madagascariensis ), actualmente en vías de extinción, los biólogos nos dicen que existen solo unos treinta ejemplares.

Este fenómeno es de máxima preocupación y que en principio solo se refería a los lemuriformes, está actualmente involucrando a todas las formas animales y vegetales naturales de la isla.

Entre los extintos, los biólogos nos hablan del gigantesco pájaro Aepyornis, que alcanza la altura de 3 metros y del cual se conocen los huevos de un peso de 10 kg.

Fueron también exterminados el hipopótamo enano y la tortuga gigante.

Hoy de nada vale llorar sobre el pasado que fue obra de la estupidez humana, mejor es reaccionar rápidamente, porque la amenaza que involucra a la fauna y la flora malgache es tan alarmante que no permite a los biólogos excluir una catástrofe natural en el corto tiempo.

Si recorremos velozmente la historia de ésta isla, se puede decir que la destrucción de su flora y fauna tuvo inicio hace 1500 años con las primeras colonizaciones del hombre occidental.

Los maravillosos bosques, que hicieron comparar a esta región con el paraíso terrestre, fueron destruidas desde el inicio para hacer lugar a terrenos aptos para el cultivo.

Pero estos últimos fueron fértiles solo por poco tiempo: la naturaleza del suelo, que fácilmente se degrada en depósitos arcillosos estériles, ha hecho que estos se transformaran en desiertos que finalmente se sumaron a los desiertos naturales de la isla, presentes sobre todo en las áridas regiones meridionales.

Los incendios y el desmonte de árboles, frecuentemente pertenecientes a especies muy apreciadas como el hébano y el palo de rosa, fueron utilizados como forraje en períodos de carencia por lo que han cumplido una gran obra de destrucción.

De este modo se ha perturbado un equilibrio biológico que llevaba millones de años, en consecuencia sobre todo las especies animales habitantes de los bosques, como es el caso de los lemures, se han visto resentidas y con el tiempo han disminuido tanto en número de especies como de individuos.

El gobierno colonial francés, desde 1920 al 1940, con sus biólogos (zoólogos y botánicos) habían instituido doce Parques Nacionales y colocado bajo protección la flora y la fauna y entre estas especies se encontraban los lemuriformes.

JPEG - 139.8 KB
Si bien el pulgar y el dedo gordo son opuestos, es de todos modos un plantígrado © Giuseppe Mazza

Hoy, sin embargo, estos parques son, por la falta de fondos y de personal, de tal manera mal custodiados que en la mayor parte, se ven arreciados por el saqueo de la madera y la caza furtiva.

En consecuencia la situación de los lemures es absolutamente grave.

Frecuentemente la población de estas zonas está presionada a llevar sus animales a pastorear a las reservas, pero hasta en estas los pastos son escasos.

Oficialmente protegidos son el Sifaka espectro ( Propithecus verreauxi ), el Sifaka diadema ( Propithecus diadema ) y el Aye-Aye ( Daubentonia madagascariensis ) que habitan los bosques de la franja costera alrededor de Madagascar y algunas zonas del altiplano central.

En algunos casos, la superstición protege aún hoy a los lemures. Por ejemplo el Indri indri, llamado el «hombre de la cabeza de perro», como desde la antiguedad se lo llamó a éste pro simio o primate, es verdaderamente singular.

Este lemur descubierto en el año 1870 por el biólogo francés Sonnerat, tuvo la suerte desde tiempos históricos de gozar de la protección de las poblaciones tribales debido a que le habían asignado poderes sobre naturales.

Indri indri , en el dialecto local significa «mira mira», dice un relato que dos tribus estaban en guerra entre ellos y la más fuerte se había lanzado a la persecución de la más débil que había buscado refugio en el bosque.

JPEG - 169.1 KB
El cerebro es desarrollado de todos modos es del tipo macrosomático con lóbulos olfativos pronunciados © Mazza

Los perseguidos llegados a un punto, se encontraron con una manada de lemures y huyeron aterrorizados porque estaban convencidos que fuesen los miembros de la tribu que perseguían transformados en monstruos por castigo.

La población que se salvó, gracias a esta afortunada situación, desde aquél momento no permitió mas que se matasen estos animales.

Pasemos ahora a describir el Lemur catta o de la cola anillada.

E Lemur catta ( Lemur catta ), es un primate correspondiente a la clase de los mamíferos ( Mammalia ), del orden de los primates ( Primates ), al suborden de los Lemuroides ( Lemuroidea ), a la familia de los lemurides ( Lemuridae ), a la subfamilia de los lemurines ( Lemurinae ), y al género Lemur ( Lemur ).

La familia de los lemurides es la más rica de la especie de las tres en las que se subdividen los lemuriformes ( Lemuriformes ) y esto es: los Lemuridae, los Indiridae y los Daubentonidae .

Lemuriformes, tupaiformes, lorisiformes son los tres grandes agrupamientos con valor de infraorden, en los cuales, según algunos biólogos taxónomos, debe ser subdividido el suborden de los lemuroidei ( Lemuroidea ).

JPEG - 269 KB
A diferencia de los otros lémures, es activo preferentemente de día © G. Mazza

Este suborden reúne la casi totalidad de los primates típicos de Madagascar, donde estos pro simios arcaicos han tenido la posibilidad de difundirse y conservarse, aislados del resto de África, de la cual hemos visto, que Madagascar se ha separado durante el Eoceno.

Como hemos dicho anteriormente, restos fosilizados de lemuriformes de dimensiones de un hombre de una estatura medio – alta o mejor dicho de un gorila, han sido encontrados y el mejor conservado es el Megaladapis del Pleistoceno de la era Cuaternaria.

La familia de los Lemuridae agrupa dieciseis especies, divisibles en dos subfamilias la de los Cheirogaleini ( Cheirogaleinae ) y la otra de los lemurines ( Lemurinae ), basándonos en las diferencias de forma, dimensiones y hábitos de vida.

Los cheirogaleini son más pequeños superando los 30 cm de largo; entre estos, están los más pequeños primates existentes después de las musarañas.

El género Lemur comprende seis especies, dos de las cuales el Lemur fulvus y el Lemur mongoz , pueblan, además de Madagascar, también las vecinas islas Comore, hoy Unión de las Comore, un pequeño estado insular de África sur oriental, ubicado entre Madagascar y Mozambique en la parte septentrional del canal de Mozambique.

El Lemur catta está entre los lemures, la especie más conocida por el público, porque se encuentra frecuentemente en los jardines zoológicos y también suele se actor principal en las películas de dibujos animados de gran suceso americano.

Zoogeografia

Es una especie natural de Madagascar, principalmente de las áreas sub occidentales: región biogeográfica Etiopica.

Ecologia-Habitat

Se diferencia de los otros lemurides porque lleva una vida prevalentemente diurna y no solo arbórea. Se encuentra, en efecto, frecuentemente sobre el terreno y entre las rocas, en regiones áridas y privadas de vegetación ya sea esta primaria o secundaria.

Morfofisiologia

Mide entre 35 a 40 cm de largo, al que se debe agregar una cola de por lo menos 50 cm, evidentemente más larga que todo el resto del cuerpo.

JPEG - 144.7 KB
Largo 35 a 40 cm, más 50 cm de cola, tienen un manto inconfundible © G. Mazza

Las características anatómicas más importantes del Lemur catta , son las mismas típicas de los primates arcaicos.

El cerebro es bastante desarrollado respecto de las formas más primitivas, pero es todavía del tipo «macrosmático», con lóbulos olfativos muy pronunciados.

En la evolución progresiva de los primates, se hace siempre más evidente la reducción de la porción rinencefálica (aquella parte del cerebro ligada al olfato), en favor del desarrollo creciente de las áreas neopalliali (el neocortex o la neocorteza); este fenómeno en el género Lemur está apenas esbozado.

El cráneo está inclinado hacia adelante, con huesos nasales mas bien largos y cuatro endoturbinados (vías nasales superiores) Las cuencas de los ojos, son grandes y giradas hacia adelante.

Los arcos maxilar y mandibular llevan en total 36 dientes. Se cuentan nueve en cada semi arco, subdivididos de éste modo: dos incisivos, pequeños y ligeramente distanciados, un canino protuberante y bastante afilado, sobre todo en el arco superior, tres premolares y tres molares.

Un carácter anatómico muy interesante para los biólogos, desde el punto de visto filogenético está constituido por la disposición del anillo y de la burbuja timpánica.

Mientras en los insectívoros, que son mamíferos primitivos respecto de los primates, el anillo del tímpano está libre de los huesos craneanos, en el Lemur catta como en todos los Lemuridae , el anillo está incluído en la burbuja timpánica, señal ésta de un primer paso evolutivo que, continuando en los lorisiformes es un cambio que hacer prever la fusión entre el anillo y la burbuja timpánica y que llegará progresivamente a la formación de un verdadero y propio «meato auditivo» en las simias Catarrine ( Catarrhini ).

En el lemur katta, que es un plantígrado, las patas son pentadáctilos, con los miembros posteriores más largos que los anteriores.

Además en el género Lemur, como en todos los Lemuridae, el pulgar y el dedo gordo son opuestos con respecto a los otros dedos, esto, como forma de adaptación a la vida arbórea; pero en el caso del Lemur catta, el que ama trasladarse también sobre la tierra, la planta del pié es particularmente larga, con el dedo gordo reducido para permitir una sólida pinza sobre las rocas.

JPEG - 150.3 KB
Las hembras de los catta dan a luz 1 o 2 pequeños una vez al año © Giuseppe Mazza

Las características cromáticas del manto hacen al catta inconfundible entre todos los lemurides.

La piel es densa, espesa, corta y da la sensación de lana.

La cabeza es gris oscuro, una particular característica son dos círculos negros que rodean los ojos.

La región que comprende la nariz y los labios, es también negra, mientras el resto del hocico y el vientre son claros casi blancos.

También los pabellones de las orejas, que son muy desarrollados y dirigidos hacia arriba, están cubiertos de una piel clara.

El resto del cuerpo y las patas son de color gris ceniza y sobre el dorso, se evidencia un descolorido color amarronado.

La cola, está formada por una alternancia de anillos blancos y negros, en un número aproximado de 14 por color.

El Lemur catta no presenta un claro dimorfismo sexual ni transitorio ni estacional contrariamente al Lemur macaco ( Lemur macaco ), otra especie muy atractiva del genero Lemur.

Se alimenta casi exclusivamente de frutas (frugívoro) pero no deja de lado las hojas y cualquier insecto o larva.

Etologia-Biologia Riproductiva

El lemur hembra se reproduce generalmente una sola vez al año y la gestación dura entre 4 y 5 meses.

La placenta es de tipo difuso e indecidua, es decir los villi coriali o coriónici, se desarrollan sobre toda la superficie del huevo fecundado y adhieren a la mucosa uterina (endometrio), dejándola intacta.

Pasado el estado de gravidez nace generalmente un pequeño y muy extrañamente dos, este/os durante el período de lactancia, se queda/n tomado/s a la piel de la madre.

La IUCN establece un estatus NT, muy semejante a la amenaza de extinción de la especie.

 

→ Para informaciones generales sobre PRIMATES ver aquí

→ Para apreciar la biodiversidad en el orden de los PRIMATES y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_L-112-4_Lemur_catta
_L-112-1_Lemur_catta
_L-112-2_Lemur_catta
_L-112-3_Lemur_catta
_L-112-5_Lemur_catta
_L-112-6_Lemur_catta
_L-112-7_Lemur_catta
_L-112-8_Lemur_catta
_L-112-9_Lemur_catta
_L-112-10_Lemur_catta
_L-112-11_Lemur_catta
_L-112-12_Lemur_catta
_L-112-13_Lemur_catta
_L-112-14_Lemur_catta
_L-112-15_Lemur_catta
_L-112-16_Lemur_catta
_L-112-17_Lemur_catta
_L-112-18_Lemur_catta
_L-112-19_Lemur_catta
_L-112-20_Lemur_catta
_L-112-21_Lemur_catta
_L-112-22_Lemur_catta
_L-112-23_Lemur_catta
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants