Leucospermum cordifolium

Familia : Proteaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 120.7 KB
El Leucospermum cordifolium es un arbusto de 1,5 m con inflorescencias de 10-12 cm © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Sudáfrica, donde crecen sobre declives rocosos en un área limitada del extremo sur de la provincia del Cabo Occidental caracterizada por un clima de tipo mediterráneo con inviernos suaves y húmedos y veranos cálidos y secos.

El nombre del género es la combinación de los términos griegos “leukos”= blanco y “sperma” = semilla, con referencia a la película carnosa que recubre las semillas; el nombre de la especie es la combinación de los términos latinos “cor, cordis” = corazón y “folium” = hoja, con obvia referencia. Nombres comunes: red pincushion-protea (inglés); luisiesboom, luisiesbos (afrikaans).

El Leucospermum cordifolium Fourc. (1932) es un arbusto siempre verde, alto hasta 1,5 m, con ramas mas o menos horizontales y hojas simples dispuestas en espiral, coriáceas, ovales, con base a veces cordada y ápice provisto de 1-6 dientes, largos 2-8 cm, de color gris verdoso.

Inflorescencias terminales solitarias o en grupos de 2-3, de 10-12 cm de diámetro, sostenidas por un involucro de brácteas imbricadas, llevando una multitud de flores de colores del naranja al escarlata, con perianto constituido por 4 tépalos petaloides, de los cuales uno es libre y los otros tres fusionados, y estilo, largo 5-6 cm, encurvado, ricos en néctar que atrae insectos y pájaros que transportan el polen de una planta a la otra.

Los frutos son aquenios recubiertos por una película carnosa (elaiosoma) particularmente agradable a las hormigas que favorecen la dispersión. Se reproduce por semilla, preventivamente puestas en agua por 3-4 días para remover el estrato superficial, en sustrato arenoso particularmente drenante, esterilizado, mantenido húmedo, a 18-20 ºC de temperatura, con la primera floración al tercer año de edad, y pos esqueje semileñoso.

JPEG - 107.3 KB
Son normalmente naranja-escarlata, pero existe también una variedad amarilla © Giuseppe Mazza

Es la especie más conocida y cultivada del género, junto a sus numerosos híbridos y variedades que han sido seleccionados, pero de vida bastante breve, en general se aconseja renovarlas luego de 8-10 años, cultivable en pleno sol en las zonas de clima templado de tipo mediterráneo, no apta para zonas de veranos cálidos y húmedos donde es fácilmente sujeta a podredumbre; plan- tas adultas pueden soportar esporádicos valores mínimos de temperaturas de hasta -3 °C y períodos de sequía.

Requiere suelos perfectamente drenan- tes, arenosos o pedregosos, ligeramente ácidos, pobres, en particular de fósforo, evitar por lo tanto los fertilizantes, resulta particularmente sensible a los encharcamientos que favorecen letales ataques fúngicos en el aparato radical, en particular por el Phytophthora cinnamomi.

De gran efecto ornamental y paisajístico, como ejemplar aislado, en grupo o en borduras mixtas en parques y jardines, se adapta también a la cultivación en tiestos, que debe ser grande, sobre un sustrato con las características arriba reportadas, evitando cualquier material que pueda retener por mucho tiempo la humedad.

Las inflorescencias son de larga duración ya sea sobre la planta que cortadas y por tal motivo ampliamente utilizadas en las composiciones florales, extensos cultivos para su producción están presentes también fuera del lugar de origen, en localidades de clima de tipo mediterráneo, y exportadas a varias partes del mundo.

Sinónimos: Leucospermum nutans R. Br. (1810); Leucospermum mixtum E. Phillips (1910).

 

→ Ver también el artículo sobre el género Leucospermum.

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las PROTEACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_L-126-46_Leucospermum_cordifolium
_L-126-47_Leucospermum_cordifolium
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants