Liriodendron tulipifera

Familia : Magnoliaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 241.7 KB
El Liriodendron tulipifera crece velozmente y supera los 50 m de altura con un tronco de 2 m © G. Mazza

La especie es originaria de Canadá (Ontario) y U.S.A. (Alabama, Arkansas, Connecticut, Delaware, District of Columbia, Illinois, Florida, Georgia, Indiana, Kentucky, Louisiana, Maryland, Massachusetts, Michigan, Mis- sissippi, Missouri, New Jersey, New York, North Carolina, Ohio, Pennsylvania, Rhode Island, South Carolina, Tennessee, Vermont, Virginia y West Virginia), donde crece en las forestas, siendo a menudo la especie dominante, a lo largo de los cursos de agua y pendientes montañosas con suelos profundos y húmedos.

El nombre del género deriva de la combinación de los términos griegos “lirion” = lirio y “dendron” = árbol; el nombre de la especie es la combinación del género Tulipa y del verbo en latín “fero” = llevar, con referencia al aspecto de las flores.

Nombres comunes: yellow-poplar, tulip poplar, tulip tree, tuliptree, whitewood (inglés); albero dei tulipani, liriodendro (italiano); tulipier, tulipier de Virginie (francés); arbol de los tulipanes, arbol de las tulipas, tulipanero, tulipero de Virginia, tulipifero americano (español); Tulpenbaum (alemán).

El Liriodendron tulipifera L. (1753) es un árbol deciduo erecto que puede superar los 50 m de altura con tronco cilíndrico, de corteza gris oscura profundamente fisurada, que en los ejemplares más viejos puede superar los 2 m de diámetro.

Las hojas, sobre un pecíolo largo 5-12 cm, largas y anchas 10-18 cm, inicialmente protegidas por dos estípulas, son simples, alternas, de forma variable y característica, truncadas o ligeramente resquebrajadas en el ápice, generalmente con 2 lóbulos laterales prácticamente triangulares, de color verde oscuro brillantes en el haz, verde opaco más claro en el envés, que cambian al amarillo oro en otoño antes de la caída. Las flores, sobre un robusto pedúnculo largo cerca 3,5 cm, son terminales, solitarias, hermafroditas, con forma de copa que recuerda a un tulipán, de allí el nombre específico, de cerca 5-7 cm de largo y 4-6 cm de diámetro. Las flores presentan 9 tépalos, tres externos similares a sépalos, generalmente retroflexos, deciduos, ovado-lanceolados, de color blanco verdoso y seis internos similares a pétalos, erectos, ovados o redondeados, largos 5 cm y anchos 2-3 cm, de color amarillo verdoso con mancha irregular de color naranja en la base, ya sea interna que externamente, y numerosos estambres amarillos y carpelos (estructura floral similar a una hoja en donde están presentes ovario, estilo y estigma) dispuestos en espiral sobre un receptáculo alargado.

JPEG - 77.7 KB
Las flores hermafroditas develan el parentesco con las magnolias y evoca la forma de un tulipán © Mazza

Infrutescencia cónica larga 5-10 cm formada por los carpelos imbricados largos 3-5 cm leñosos, indehiscentes, comprimidos lateralmente, similares a sámaras, con estilo persistente alado que le favorece la dispersión a través del viento durante el otoño y el invierno

Se reproduce por semilla en otoño en sustrato arenoso, con la primera floración que ocurre generalmente a partir del décimo año de edad; es necesaria particular atención en los trasplantes por el aparato radical delicado.

Especie de crecimiento veloz, imponente, de gran valor ornamental, en particular por el follaje dado que las flores, producidas en la extremidad de las ramas más altas, resultan poco visibles, cultivable en pleno sol o ligera sombra en una amplia variedad de climas, del subtropical húmedo al continental, donde puede resistir hasta cerca -28 ºC, pero evitando los largos períodos de sequía, a menos de no efectuar regulares riegos, especialmente en la fase juvenil.

Por las dimensiones que alcanza en breve tiempo es apta para grandes parques y jardines, como árbol de sombra o ejemplar aislado, lejos de las construcciones para ser apreciada mejor, pero también por el aparato radical bastante agresivo.

Puede ser cultivada en una amplia variedad de suelos, de preferencia ligeramente ácidos, profundos y ricos en humus, perfectamente drenantes y mantenidos húmedos.

Las ramas son bastante frágiles y pueden ser dañadas por el viento o por el peso de la nieve. Además de sus características ornamentales es un árbol apreciado por la producción de madera, gracias también a la particular velocidad de crecimiento, que se presenta ligera, blanda, de color casi blanco, fácilmente elaborable, utilizable en las construcciones, para muebles, partes de embarcaciones, compensados y en la elaboración de papel. Todas las partes de la planta son ligeramente tóxicas; la corteza del tronco y de las raíces es utilizada desde tiempos remotos en la medicina tradicional. En cultivación están presentes algunas variedades, entre las más apreciada la ’Aureomarginata’, con hojas variegadas de amarillo crema en los márgenes y la ’Fastigiata’, con porte estrecho y delgado y dimensiones más contenidas.

Sinónimos: Tulipifera liriodendrum Mill. (1768); Liriodendron procerum Salisb. (1796); Liriodendron fastigiatum Dippel (1893); Liriodendron truncatifolium Stokes (1912).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MAGNOLIACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_L-42-12_Liriodendron_tulipifera
_L-42-8_Liriodendron_tulipifera
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants