Lophaetus occipitalis

Familia : Accipitridae

 

GIF - 6.1 KB

 

Texto © Dr. Gianfranco Colombo

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 69.6 KB
Lophaetus occipitalis es una rapaz de mediano tamaño que puede alcanzar los 120 cm de envergadura © Gianfranco Colombo

Según la tradición ornitológica inglesa, tanto el águila crestilarga, como la famosa águila volatinera ( Terathopius ecaudatus ) son las dos especies de águila africanas consideradas atípicas. Ambas pertenecen al orden Accipitriformes y a la familia Accipitridae pero por algunas características morfológicas y comportamentales han sido tradicionalmente, aunque sin un total apoyo científico, mantenidas separadas de las águilas verdaderas.

El águila crestilarga es la única especie incluida en el género Lophaetus (Kaup 1847) y, según recientes estudios genéticos, es cercana a las águilas moteada y pomerana ( Aquila pomarina y Aquila clanga ) así como a la india ( Aquila hastata ).

Mientras que el águila volatinera presenta características morfológicas particulares que podrían dar apoyo a esta distinción, el águila crestilarga muestra, por el contrario, todas las peculiaridades de un águila, a pesar de presentar un tamaño más reducido y comportamientos más similares a los de un busardo.

Por este motivo muchos la consideran perteneciente al género Aquila y con cierta probabilidad en un futuro su clasificación taxonómica será revisada de nuevo.

Especialmente en el vuelo muestra una agilidad superior a la de las águilas con un batido de alas más rápido y ligero y menos profundo, comportándose también como los busardos en lo que respecta a la caza de aguardo. No practica cazas aéreas, sino que prefiere posarse sobre ramas en posición dominante sobre las pequeñas áreas abiertas en las que concentra su atención, esperando pacientemente a sus presas terrestres.

Generalmente se para algún que otro minuto absolutamente inmóvil para después emprender un corto vuelo en busca de un nuevo posadero. Prácticamente se pasa el día posada, y solo de vez en cuando se concede vuelos a cotas altas más que nada debidos a la necesidad de mantener bajo control su territorio.

JPEG - 48.8 KB
En vuelo supera a las águilas con un batido alar más rápido y ligero, menos profundo, comportándose además como los busardos en lo que a la caza de aguardo respecta © Gianfranco Colombo

La etimología del nombre científico es extremadamente clara y repetitiva, haciendo referencia a la cresta que porta esta ave. Lophaetus del griego “lophos” = cresta y “aetos” = águila, mientras que occipitalis nos indica en latín la colocación de la dicha cresta, siendo el occipucio (“occipite” en latín) la parte posterior de la cabeza.

JPEG - 61.5 KB
Habitante del África subsahariana, se mueve solo para abalanzarse sobre una presa o vigilar el territorio © Gianfranco Colombo

También los nombres vulgares recalcan esta características: en inglés se habla de Long-crested Eagle; en francés de Aigle huppé o Aigle huppard; en italiano se la denomina Aquila cristata; en alemán Schopfadler; en holandés Afrikaanse zwarte kuifarend; en la lengua zulu es isiPhungumanghathi; y en Xhosa Isiphungu-phungu.

Zoogeografía

Se trata de una especie únicamente africana que ocupa por completo el área subsahariana. Ampliamente difundida, resulta solo algo escasa en la parte oriental de Sudáfrica.

Es una de las rapaces más frecuentes en África oriental dada la fuerte presencia de sabanas herbosas poco abundantes en la parte occidental del continente.

Es un ave generalmente residente, aunque ocasionalmente lleva a cabo breves movimientos estacionales ligados más a la búsqueda de alimento que a una verdadera necesidad migratoria.

También la alternancia de la estación seca con la lluviosa puede en ocasiones inducir, sobre todo entre los jóvenes, a cortas excursiones hacia otras áreas, pero parece que estos movimientos están más bien vinculados con la búsqueda de nuevos territorios.

Ecología-Hábitat

JPEG - 57.4 KB
Pasa los días posado sobre su árboles preferidos, con vista dominante, o en postes del tendido eléctrico a la espera de un roedor, una culebra o un insecto grande © Colombo

Vive desde el nivel del mar hasta los 3000 m de altitud, prefiriendo zonas cálidas, en el matorral estepario, pero siempre en las cercanías de cursos de agua, sin dejar de lado en absoluto las zonas densamente arboladas intercaladas con claros.

Es un ave que suele ser vista posada sobre los postes del tendido eléctrico, sobre árboles sin hojas y a menudo incluso sobre los tejados de cabañas, a la espera de algún roedor, una culebra o algún insecto grande.

Esta águila no tiene temor alguno del ser humano y puede ser aproximada con extrema facilidad. Su promiscuidad con el ambiente humano le permite con frecuencia cazar en las áreas cultivadas, aún las muy frecuentadas, capturando incluso pollitos y otras aves de corral.

Tradicionalmente la población local atribuye, a veces injustamente, solo al milano negro (Milvus migrans) estas fechorías, ya que comparte el mismo hábitat, a pesar de que, como se ha dicho, esta águila frecuenta los pueblos precisamente por la mayor disponibilidad de presas.

Al igual que todas las rapaces que aprovechan las oportunidades antrópicas, el águila crestilarga ha comenzado a frecuentar el entramado viario tanto para hacer uso de los destacables espacios abiertos y fácilmente controlables creados por estos trazados como por la facilidad de encontrar animalillos atropellados por el tráfico, limitado en cualquier caso.

Morfofisiología

El águila crestilarga es un ave de mediano tamaño que alcanza los 55 cm de longitud y los 120 cm de envergadura. La hembra puede llegar a los 1500 g de peso, superando sensiblemente el del macho que, como en todas las rapaces, tiene dimensiones más modestas.

La librea del adulto es constante durante todo el año y es de un marrón muy oscuro a menudo tendiente al negro en los ejemplares más viejos. No hay un dimorfismo destacable entre los sexos a excepción de una pequeña diferencia en la longitud de la cresta, sensiblemente reducida en la hembra.

JPEG - 85.4 KB
La característica cresta emplumada, ausente en los jóvenes, puede superar los 10 cm de longitud © Giuseppe Mazza

El águila crestilarga es un ave de mediano tamaño que alcanza los 55 cm de longitud y los 120 cm de envergadura.

La hembra puede llegar a los 1500 g de peso, superando sensiblemente el del macho que, como en todas las rapaces, tiene dimensiones más modestas.

La librea del adulto es constante durante todo el año y es de un marrón muy oscuro a menudo tendiente al negro en los ejemplares más viejos. No hay un dimorfismo destacable entre los sexos a excepción de una pequeña diferencia en la longitud de la cresta, sensiblemente reducida en la hembra.

El dilema rápidamente desaparece cuando emprende el vuelo y muestra las anchas bandas blancas que tiene en las alas y el barrado considerablemente vistoso en la cola.

De ave totalmente oscura y negruzca pasa en vuelo a mostrar un impensable contraste con la banda blanca superior y la parte inferior de las alas. Los jóvenes presentan una coloración ligeramente más clara y tienen una cresta, como queda dicho, de reducido tamaño, especialmente la hembra. El adulto tiene los ojos brillantes, de un amarillo vívido fácilmente visible incluso a distancia por el contraste que crea con la librea muy oscura, mientras que los de los jóvenes son de color grisáceo y poco perceptibles. La coloración amarillenta es adquirida progresivamente en el curso de la maduración.

JPEG - 118 KB
La reproducción depende de la disponibilidad de alimento. El nido es colocado sobre árboles, hasta a 40 m de altura © Gianfranco Colombo

Las patas son amarillas con tarsos emplumados blancos. El pico es amarillento con punta negra.

Junto a dos rapaces análogas, el elanio común ( Elanus caeruleus ) y el halconcito africano ( Polihierax semitorquatus ), esta pequeña águila comparte un triste récord en suelo africano.

Son las rapaces más afectadas por las garrapatas, especialmente en la parte anterior de la cabeza: un ataque que provoca un lento debilitamiento, ceguera y, por último, la muerte del sujeto afectado.

Etología-Biología reproductiva

El águila crestilarga no tiene un periodo de nidificación específico.

Pone cuando la disponibilidad de alimento y las condiciones atmosféricas son favorables y en diversos periodos del año en función del área en que se encuentre a lo largo y ancho del continente africano.

Construye un nido bien oculto en árboles preferiblemente muy altos, situados en el perímetro externo de bosques o selvas. No es raro que lo haga también en grandes jardines en medio de centros de población.

El nido es bastante grande y resistente vista la costumbre de colocarlo sobre las ramas más altas del árbol. Se han encontrado nidos colocados a más de 40 m sobre el suelo. Puede ser de más de 80 cm de anchura y de hasta 30 cm de profundidad.

JPEG - 111.6 KB
Es construido entrelazando ramas para formar un cesto de en torno a 80 cm, hasta 30 cm de profundidad, forrado tras esto también con hojas suaves. Hospedará a un máximo de 2 polluelos durante alrededor de 2 meses © Gianfranco Colombo

Es un nido preparado minuciosamente sobre una base de ramas robustas, bien entrelazados, y forrado en el interior con hojas blandas que son aportadas continuamente al nido durante la incubación.

Esta águila pone 1 o 2 huevos que son incubados durante alrededor de 40 o 45 días.

Es un águila un tanto gárrula durante este periodo, y la pareja emite continuamente potentes llamadas de alarma cada vez que trata de defender su territorio de ataques o sobrevuelos por parte de otras aves.

Los jóvenes permanecen en el nido durante alrededor de 2 meses, en particular el segundogénito, que nace habitualmente con dos semanas de retraso con respecto al primero. No se ha observado el típico y acentuado fratricidio que suele darse en las águilas, quizás debido al hecho de que al contar con el año entero para poner esta águila escogerá el mejor periodo para hacerlo, durante el cual abunden las presas.

Se estima que la población total de águila crestilarga suma un total de en torno a 100.000 individuos. Por lo tanto, no está considerada una especie en peligro, aunque es mantenida bajo estricto control al haberse notado que la reducción de su hábitat ha comportado con el paso del tiempo ligeros descensos en el conjunto de la población.

Sinónimos

Falco occipitalis – Daudin, 1800; Spizaetus occipitalis – Daudin, 1800.

 

→ Para apreciar la biodiversidad de las aves de presa y encontrar otras especies clicar aquí.

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/a-128-12_lophaetus_occipitalis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants