Macadamia integrifolia

Familia : Proteaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 195.1 KB
Particular de Macadamia integrifolia con una inflorescencia, frutos en crecimiento y maduros © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Australia (New South Wales nororiental y Queensland sudoriental) donde crece a lo largo de las costas en las forestas pluviales subtropicales.

El género está dedicado al médico, químico y hombre político australiano (escocés de nacimiento) John Macadam (1827-1865); el nombre de la especie es la combinación del adjetivo en latín “integer, -gra, -grum” = entero y del sustantivo “fulium” = hoja, con referencia a los márgenes enteros.

Nombres comunes: bopplenut, bush- nut, macadamia nut, Queenslandnut, smooth-shelled macadamia, smooth-shelled Queensland-nut (inglés); ao zhou jian guo (chino); macadamia à coque lisse, macadamier, noisetier d’Australie, noix de macadamia, noix du Queensland, noyer du Queensland (francés); macadamia, noce del Queensland, noce di macadamia (italian); macadâmia, nogueira-do-havaí, nogueira-macadâmia, noz de macadâmia (portugués); avellano de Australia, macadamia, nuez austra- liana, nuez de macadamia (español); echte Macadamianuß, glattschalige Macadamia, Macadamianuß (ale- mán).

La Macadamia integrifolia Maiden & Betche (1896) es un árbol siempreverde muy ramificado, alto 5-18 m, con hojas simples coriáceas, sobre un pecíolo largo 0,5-1,5 cm, dispuestas generalmente en verticilos de tres, de oblongas a oblanceoladas, largas 8-20 cm y anchas 2-6 cm, con margen entero o irregularmente provisto de espinas y ápice acuminado u obtuso, de color verde oscuro brillante. Inflorescencias axilares simples, péndulas, largas 8-25 cm, llevando 100-300 flores hermafroditas perfumadas con perianto largo 0,5-1,2 cm de color blanco a crema, polinizadas por insectos.

Los frutos son drupas globosas de 2-3,5 cm de diámetro con mesocarpio carnoso y fibroso verde, que a menudo se abre en su madurez, y endocarpio leñoso particularmente duro, de color marrón brillante, conteniendo generalmente una sola semilla globosa, de 1,2-2,5 cm de diámetro, comúnmente llamado macadamia, que es la parte comestible.

Se reproduce por semilla, colocada en agua por 24 horas, luego en sustrato arenoso rico en sustancia orgánica mantenido húmedo a 22-25 ºC, que germina en 1-2 meses y emplea 7-12 años para entrar en producción pero la calidad no es previsible; para conservar una determinada variedad y acortar los tiempos de entrada en producción se recurre al injerto sobre plantas de cerca un año de edad, con la primera floración luego de 2-3 años, y por acodo. Se hibrida fácilmente con la Macadamia tetraphylla.

JPEG - 82.7 KB
Fruto maduro abierto con el endocarpio leñoso conteniendo una semilla comestible de 1,2-2,5 cm © G. Mazza

El clima ideal para su cultivación es el de subtropical a templado cálido con elevadas lluvias distribuidas durante todo el arco del año e intervalos óptimos de temperatura de 20-25 ºC, debajo de los 10 ºC y sobre los 35 ºC el crecimiento se bloquea; plantas adultas pueden soportan excepcionales descensos de temperatura por brevísimo período hasta cerca -3 ºC, con limitados daños al follaje, pero las flores se dañan irremediablemente ya a -2 ºC, mientras temperaturas inferiores a -1 ºC pueden ser letales para plantas jóvenes.

De adulta puede soportar períodos de sequía, pero a expensas de la calidad de las frutas, se debe regar regularmente en tales circunstancias. Requiere una posición en pleno sol, aireada, pero al reparo de fuertes vientos, siendo las ramas bastante frágiles, y no es particularmente exigente en cuanto al suelo, siempre que sea profundo, bien drenado y rico en sustancias orgánicas, ligeramente ácido o neutro.

Las flores son sujetas a ataques fúngicos, en particular por el Botrytis cinerea, en situaciones de elevada humedad y escasa ventilación, y el aparato radical a podredumbre por diverso patógenos, el más común: Phytophthora cinnamomi, en situaciones de escaso drenaje y prolongados encharcamientos. Los frutos son perfectamente maduros cuando caen del árbol, por lo tanto se recogen en general manualmente, que es uno de los motivos del alto costo del producto, y dentro de las 24 horas de la recolección se les quita mecánicamente el mesocarpio, que es reciclado en la plantación, luego se envían a las instalaciones de secado, procedimiento fundamental porque provoca el desprendimiento de la semilla de la cáscara, evitando el daño en el momento de la rotura, y mejora las características organolépticas; para romper la durísima cáscara se han realizado particulares dispositivos.

Las nueces de macadamia producidas comercialmente derivan en mayor parte de variedades seleccionadas de Macadamia integrifolia y de sus híbridos con la Macadamia tetraphylla, más resistente que la primera pero que da un producto de calidad ligeramente inferior. Las nueces contienen el 72-75% de aceite, de los cuales más del 77% está constituido por grasas monoinsaturadas, y cerca el 8% de proteínas, además de minerales y vitaminas, se consumen crudas o asadas, o usadas molidas para confeccionar varios platos y productos dulces, el aceite es usado para cocinar y en la industria de los jabones y de los cosméticos. No son finalmente de subestimar las características ornamentales del árbol, a menudo utilizado en parques y jardines en las zonas tropicales y subtropicales por el follaje y las decorativas, perfumadas inflorescencias.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las PROTEACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_M-198-1_Macadamia_integrifolia
_M-198-2_Macadamia_integrifolia
_M-198-3_Macadamia_integrifolia
_M-198-4_Macadamia_integrifolia
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants