Ara : el gigante de los papagayos

Ara : el gigante de los papagayos. Estos pájaros pueden alcanzar un metro de longitud. A causa de su llamativo colorido los llaman en Brasil " flores del bosque ". Se ha evitado su extinción.

→ Mira también Psittaciformes

 

Traducción en español de Ana Patricia

 

 

 

 

 

En Venezuela, por sus colores vivos, los Guacamayos se llaman "Las flores del bosque". En Panamá se narra que los habitantes de una aldea en el Caribe se salvaron de una incursión de los españoles, gracias al fuerte grito de estas aves , entusiasmadas por las armaduras usadas por los agresores.

Realidad o ficción americana del legendario ganso del Capitolio, el hecho es que los Guacamayos tienen una voz torpe y ensordecedora y en los bosques donde viven, resuena continuamente su "... Haa RAA", "Haa .. . RAA ", como su nombre onomatopéyico lo sugiere.

Estas aves pueden llegar a medir un metro incluyendo la cola. Están provistos de un gran pico en forma de gancho, lo que recuerda un ave de presa, y lo utilizan como un "tercer pie", durante sus desplazamientos por los árboles.

Los Guacamayos viven en parejas muy estables, unidas de por vida. Al amanecer, se reúnen en ruidosos grupos siempre en el mismo lugar.

Después de haber calentado bajo los primeros rayos de sol y de haber decidido sobre las zonas a visitar, despegan todos juntos en espectaculares vuelos entre los árboles.

Ellos van en busca de frutos, semillas y frutos de cáscara muy dura, que con paciencia liman con su pico, con el fin de extraer el contenido. Parece que también se alimentan de insectos, especialmente larvas.

Si descubren un árbol bien abastecido de alimentos, de pronto se quedan en silencio, tal vez, para no revelar su presencia a otros animales, y sólo se hacen notar debido a la incesante lluvia de proyectiles y las nueces que caen al suelo.

Alrededor del mediodía, cuando el calor se convierte en intolerable, se van a las ramas más bajas, lejos de la peligrosa Águila arpía, que, junto con otras aves rapaces, vuelan sobre las cimas de los árboles del bosque. Pasan así algunas horas, con su cabeza bajo el ala. Se reanuda la actividad sólo al caer la tarde, antes de irse a sus refugios nocturnos.

Todas estas aves se reproducen en la parte superior de los árboles, en troncos viejos y vacíos. Sin embargo, el Guacamayo Jacinto de color azul (Anodorhynchus hyacinthinus), anida en galerías excavadas bajo las orillas de los ríos. Todos los años los Guacamayos vuelven siempre al mismo nido, y los indígenas, que desde siglos están utilizando sus plumas para decorar armas y ornamentos, todavía consideran que esos árboles que les sirven a las aves como refugio, son preciosos patrimonios familiares para transmitir de una generación a otra.

Los huevos, normalmente son de 2 ó 3, incubados por la hembra entre 25-28 días cuando nacerán las crías. Los pequeños son alimentados por la madre con alimento regurgitado. Crecen muy lentamente. Durante varios días son ciegos y el primer brote de plumas en la cola, se da por el segundo mes de vida. El Guacamayo es muy longevo, en cautividad fácilmente excede los 40 años.

La mejor de las especies conocidas, además de la ya citada Guacamaya jacinto de color azul, típico de los bosques de Brasil al sur del Amazonas, son la Guacamaya roja (Ara macao), distribuida de México a Bolivia, el Guacamayo Verde (Ara chloroptera), presente desde Panamá a Bolivia , y el Guacamayo azul y amarillo (Ara ararauna), común desde Panamá hasta la Argentina. Los machos de esta especie, son reconocibles a la vista porque son tímidos, ruborizándose con bastante facilidad. Cuando están emocionados, gruñen, agitan la cabeza, y la piel de su mejilla que normalmente es de color blanco, asume un intenso color rosa.

El Ara militaris (Ara militaris), presente en la parte occidental del continente americano desde Mexico a Argentina, se llama así debido a la vestimenta típica verde, coronado por mechones de color rojo. Es elegante y tiene una voz muy desagradable, que recuerda los cuarteles militares. Se puede encontrar en los Andes, incluso a 2500 metros de altitud, y puede adaptarse a todos los hábitats, desde las regiones semiáridas a los bosques húmedos del Amazonas.

Perseguidos por los nativos para la carne y las plumas, y llevados a Europa como objetos de diversión para los ricos y poderosos, algunos Guacamayos desgraciadamente se extinguieron desde el siglo XVIII. Los Guacamayos Rojo de Jamaica y Guadalupe, la Verde y amarillo Guacamayo de Santo Domingo, y el famoso Ara tricolor, todos han desaparecido.

En 1934, debido a la propagación de la creencia de que los loros transmitian la psitacosis, una enfermedad grave y contagiosa para el hombre, algunas leyes redujeron drásticamente la importación de esta especie, por lo tanto, se evitó en algo su extinción.

Hoy en día, hablamos de "Ornitosis", y se ha descubierto que el virus responsable de esta enfermedad pulmonar está presente en al menos un centenar de aves, entre ellas palomas, gallinas, patos, gorriones y canarios, que actúan como portadores pero se sabe a partir de los informes que el hombre fue adquiriendo de estas aves, que la plaga no depende demasiado del tipo de animales. Por lo tanto, gran parte de sus restricciones por salud han acabado, pero , gracias a la creciente difusión de ideas sobre la protección de la naturaleza, es que ha aparecido entre las personas, la convicción de que estas aves deben dejarse en libertad.

El Convenio de Washington sobre el comercio internacional de animales y la creación de parques nacionales en los países de origen, parecen proteger adecuadamente las especies supervivientes.

© Giuseppe Mazza

La reproduccion, tambien parcial del texto y de las fotografias sin el permiso escrito del Autor està prohibida.

Pappagalli, Perroquets, Parrots, Papageien, Papagayos, オウム, Aras,

Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants